"Juego de Tronos" debería ser esto

Autor: Filmin Fuente: Filmin

"Juego de Tronos" debería ser esto

Tal y como nuestro compañero Daniel de Partearroyo indicara de la forma más acertada posible en Cinemanía, "Que Difícil es ser un Dios" "deja Juego de Tronos a la altura de Disney Channel". Y argumenta que la obra póstuma (además de maestra) de Aleksey German "lleva mucho más lejos y de forma completamente radical el supuesto retrato descarnado de la crueldad humana, las luchas de poder, el sexo crudo y la suciedad medieval". Nunca mejor dicho, nunca mejor visto. Siguiendo esta inspirada y reveladora comparativa, os brindamos una imperdible selección de 12 títulos medievos que son todo aquello que lo que la joya de la corona de HBO no se atreve a ser, a pesar de llevar ya siete temporadas en el ruedo. 

Y no será porque George R.R Martin no les haya dado material para ello, pues sus palabras se acercan mucho más a la húmeda y pegajosa inmundicia de "Qué difícil es ser un dios" que su homóloga seriéfila, rodeada muchas veces de cierta asepsia épica muy poco dada a ensuciarse excepto en contadas ocasiones. Ahora, con el inminente estreno de la séptima temporada, los showrunners nos demostrarán su valía con unos capítulos que ya lo único que tienen del texto original son los personajes y algo de su espíritu, un factor que puede alejarlos o acercarlos aún más a estos Otros Juegos de Tronos.

QUÉ DIFÍCIL ES SER UN DIOS

Estéticamente asombrosa, adaptada de la épica novela de ciencia-ficción de Arcadi y Boris Strugatski, autores también de ese Picnic junto al camino que inspiró “Stalker”, "Qué Difícil es ser un Dios" es, con sus inabarcables tres horas de metraje, una obra de culto instantáneo rodada y montada a lo largo de más de una década, un objeto fílmico no identificado que, a pesar de evocar múltiples y muy sugestivas referencias, crea un artefacto cuyo apabullante potencial cinemático, tanto como filosófico, resulta incomparable a cualquier otro. Una obra mayúscula que de forma perpetua se enmarca en una cruda y grotesca danza macabra al servicio de un visceral (pero igualmente calculadísimo) formalismo estético, de las turbadoras sensaciones que transmite, tanto como de una devastadora metáfora filosófica que, a través de la historia de un terrícola que observa, atado de pies a cabeza y sin poder incidir en ella, la barbarie social que impera en un planeta extraterrestre anclado en una perpetua Edad Media, tiene la hastiada intelectualidad de una totalitarista Rusia actual en el punto de mira.

EL CUENTO DE LOS CUENTOS

Ambientada en el Barroco, narra, con tintes fantásticos, la historia de tres reinos y sus respectivos monarcas. Los de la Reina de Longtrellis (Salma Hayek) y su marido (John C. Reilly), la de dos misteriosas hermanas que encienden la pasión del Rey de Strongcliff (Vincent Cassel), y la del Rey de Highhills, obsesionado con una Pulga gigante (Toby Jones), que le lleva a romper el corazón de su joven hija... Libre adaptación de “El cuento de los cuentos” del napolitano Giambattista Basile, célebre autor de relatos cortos del siglo XVII.

AGUIRRE, LA CÓLERA DE DIOS

"Aguirre, la cólera de Dios" es el film que dio a conocer internacionalmente a Werner Herzog y la primera de sus cuatro épicas colaboraciones con el actor Klaus Kinski. La aventura equinoccial de Lope de Aguirre, como tituló Ramón J. Sender a su estudio sobre el personaje, fue un consciente cimiento sobre el cual Herzog erigió su discurso sobre la desesperada búsqueda de una utopía que, al desafiar a las propias fuerzas y las de la naturaleza, finaliza en fracaso. Irónicamente Herzog lo sufrió en carne propia al tener que enfrentarse a las dificultades climáticas de la selva del Perú y a los arrebatos de genio de Kinski, con quien llegó a enfrentarse a punta de pistola. Su Lope de Aguirre es un megalómano que parte en busca del mítico El Dorado, pierde a sus hombres a medida que se adentra en la selva amazónica y, en su afán de superar a Dios, incluso planea una boda con su propia hija para asegurar la pureza de una nueva raza. La concepción visual de Herzog influyó en gran medida en diversos cineastas, como se puede apreciar en "Apocalipsis Now" de Francis Ford Coppola, pero también se inspiró en otros realizadores. la inolvidable secuencia final, es un claro homenaje al legendario travelling circular de "Os cafejestes", ópera prima del brasileño Ruy Guerra, co-protagonista del film.

FAUSTO

"Hay películas que te hacen reír, otras que te hacen llorar y después están las que te cambian para siempre, "Fausto" es una de ellas". Y no lo decimos nosotros, sino Darren Aronofsky. La película ganadora del León de Oro en la última edición de la Mostra de Venecia, con la que Sokurov cierra su tetralogía sobre la naturaleza del poder, no es una adaptación de la tragedia de Goethe en el sentido usual, sino de una lectura entre líneas. Sería algo así como un menage a trois entre Murnau, Gilliam y Cronenberg encabezado por un repulsivo personaje mefistofélico deudor de Nosferatu, un humor grotesco que coquetea con el Gilliam más extremo y una decadente fisicidad propia del director canadiense. Ilustres referencias que, junto al pilar Sokurov y a su inconfundible carácter filosófico-existencial, dan pie a una de las más memorables obras maestras de los últimos años.

BLACK DEATH

Christopher Smith se adentra por completo en la crudeza del medioevo con un extraordinario cruce entre Witchfinder General, The Wicker Man y Apocalypse Now. Un viaje a través del horror humano y divino que exhala un permanente olor a muerte. Aquí no hay buenos ni malos, ni mucho menos héroes. Todos sus personajes (empezando por Sean bean, es decir, Ned Stark) desprenden desesperanza, putrefacción, al igual que la peste que les amenaza. Una descorazonadora situación en la que únicamente pueden encontrar supuesto refugio en la fe y la religión. Es una lucha existencial en el que la reflexión religiosa y su turbio contenido espiritual, acapara de tal forma la esencia de "Black Death" que podríamos incluso llegar hablar de inconfundibles ecos bergmanianos.

SAGA TEMPLARIO

Un auténtico espectáculo medieval ideal con gloriosas escenas de acción y combates con espadas que cuenta además con la presencia de la mismísima Catelyn Stark, Michelle Fairley de la serie “Juego de Tronos”.Año 1215. Cuatro meses después de firmar la Carta Magna, el documento que defiende los derechos del pueblo inglés, el propio rey John reniega de su palabra reclutando un poderoso ejército de mercenarios para destruir a todos los que firmaron el tratado y hacerse con el control absoluto del país. Marshall, un caballero templario, reúne rápidamente un grupo de veteranos nobles listos para defender los derechos del pueblo y protegidos dentro de los muros del castillo de Rochester esperaran el paso del Rey y sus hombres.

CENTURION

Antes de Assassin's Creed, Michael Fassbender se ganaba su fama en sangrientos peplums dirigidos por Neil Marshall, responsable de alguno de los mejores capítulos de "Juego de Tronos", como el asalto a la Fortaleza Roja de Desembarco del Rey por parte de las tropas de los Tyrell. 

THE NAVIGATOR

The Navigator: una odisea en el tiempo (1988) narra el periplo de unos ingleses en la Edad Media que deciden huir de la peste… cavando hacia abajo. Guiados por un niño visionario, esta curiosa expedición atraviesa el centro de la tierra y sale por el otro lado, donde se encuentran con… mejor lo ven ustedes mismos. Esta cinta de culto supuso un auténtico bombazo que arrasó en Australia y llegó a la mismísima pasarela de Cannes. Si John Rambo les parece demasiado bruto, y lo de la Kon-Tiki les da pereza, siempre pueden armarse de unas provisiones exiguas y ponerse a cavar como locos. No en vano hablamos de una de las grandes películas de culto de los años 80. "The Navigator" es en parte una particularísima mirada hacia la vida moderna desde una vertiente tan extravagante como novedosa y fresca, así como una reveladora reflexión sobre lo que los ancestros de los modernos neozelandeses podrían hacer de ellos y su mundo.

TRONO DE SANGRE

Abrumadora adaptación de "Macbeth", el clásico de William Shakespeare, trasladando su acción al Japón devastado por las guerras feudales. El resultado es uno de los títulos más míticos de Akira Kurosawa (así como la película favorita del poeta y dramaturgo T.S. Elliot y del cineasta Wim Wenders), uno de los grandes clásicos del cine japonés que destaca por un admirable sentido de la violencia soterrada que estalla en la memorable secuencia final, protagonizada, entre otros, por dos de los actores que mejor sintonizaron con el maestro: Toshirô Mifune ("Los siete samuráis") y Takashi Shimura ("Vivir").


LOS SEÑORES DEL ACERO

Su título original, Flesh and Blood, lo deja claro. Paul Verhoeven aparca los insectos extraterrestres y los policías robotizados para trasladarse a la época medieval y embarcarse en una violenta y escabrosa aventura, ofreciendo así su particular festival de carne, sangre y sexo. Una película de culto protagonizada por Rutger Hauer, o dicho de otra forma, por aquel replicante que ha visto cosas que ni creeríamos, cuyas lágrimas acabaron perdiéndose entre la lluvia.

EL SEÑOR DE LA GUERRA

Un intento interesante y distintivo por romper con el estereotipo del cine épico. Charlton Heston interpreta al señor de la guerra en el siglo XXI, cuando se da cuenta que Normandía, la tierra que sobre la que reina y controla, tiene una gran tradición primitiva. Los rituales de la mitología pagana son excelentemente observados - ídolos cabalísticos, sacrificios - como es la desintegración de Heston ante una fuerza sobrehumana que no es capaz de aplacar. Sobriamente realizada por Schaffner (es sin duda, junto con El planeta de los simios y Patton, una de sus mejores películas), y robustamente fotografiada por Russell Metty, otra de las principales virtudes de "El Señor de la Guerra" es la creación de una atmósfera enrarecida y turbia, muy acorde con el ambiente medieval de la historia. Mal rollo.


LANCELOT DU LAC

Ganadora del Premio FIPRESCI en el Festival de Cannes, "Lancelot du Lac" narra el tedio al que se ven sometidos los caballeros de la mesa redonda una vez llegan, sin éxito, de su búsqueda del Grial. Sin un ápice de épica, Bresson disecciona la leyenda del Rey Arturo y sus caballeros llevándola a un mundo terrenal, vacío de fantasía y cuentos de hadas.

LA REINA MARGOT

Patrice Chéreau logra algo infrecuente en el cine histórico: un inusitado verismo que sobrevive a decorados y ropajes. Adaptación de la novela de Alejandro Dumas convertida en una de las superproducciones más espectaculares del cine europeo de los noventa gracias a su monumental puesta en escena. Las prodigiosas interpretaciones de su reparto fueron merecedoras de grandes reconocimientos, como el premio a la mejor actriz (Virna Lisi) del Festival de Cannes o sendos César a la mejor actriz (Isabelle Adjani), mejor actor de reparto (Jean-Hugues Anglade) y mejor actriz de reparto (Virna Lisi).

EL REINO DE DUNARK

Superproducción de capa y espada danesa, donde en un mundo de fantasía medieval semi-realista con dragones y brujería, Dina y su familia se lanzan en la aventura de su vida con el fin de poner a salvo el trono del Reino de Dunark.

EL ENGENDRO DEL DIABLO

Caballeros Teutónicos, apariciones monstruosas y diabólicas, alquimistas acusados de brujería, ¿pero que sucede en "El Engendro del Diablo"? ¿Y qué sucedió hace 850 años?. La peste y las matanzas, las torturas de la Edad Media, estaban juntas, sepultadas bajo una cruz inmensa. Pero hoy la Catedral vuelve a vivir. Ritos horribles se expanden fuera de sus puertas, por toda la ciudad. Es la Nueva Edad Media producida y escrita por el maestro del terror Dario Argento.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es