Viaje interior por la América Profunda

Fuente: filmin

Viaje interior por la América Profunda

América, la tierra de las oportunidades y de los sueños, del capitalismo y la hamburguesa. América, pura contradicción y fascinación. Si un país ha conseguido a través de su cine que imaginemos sus paisajes y deseamos trasladarnos a ellos, ese es Estados Unidos. ¿Quién no ha querido recorrer la ruta 66 en un descapotable? ¿Quién no ha deseado vivir el sueño americano? Con todas sus fallos, y aciertos, Estados Unidos es un país que la gente ama y odia a partes iguales. Hoy de la mano de Altaïr Magazine, os proponemos un recorrido a través del cine para explorar un poco más a esa gran conocida que es América. 

Empezamos por lo local para expandirnos a lo nacional. Otro crisol de culturas, probablemente la ciudad más efervescente, caleidoscópica y variada del mundo, Nueva York encierra entre sus altos edificios historias de triunfo y fracaso, pasiones amorosas e intrigas policiales, y un sentimiento contracultural muchas veces domado por las tendencias del mercado pero que acaba surgiendo en muchas películas extrañas, atípicas, sorprendentes, como el espíritu de esta ciudad que es a la vez cuna de pensamiento occidental y bastión del consumismo más desaforado. En el microcosmos que conforma Nueva York, podemos analizar las contradicciones, y aciertos, que describen al pueblo americano. A través de estas cinco películas, exploramos todas sus caras. 

 

SYNECDOCHE NEW YORK

Charlie Kaufman conoce muy bien el corazón que late bajo la Gran Manzana. La ciudad que le vió nacer, en el seno de una familia judía, le ha proporcionado una visión única y enfermiza de ese torrente sanguínio que son las calles de Nueva York. A lo largo de su carrera, Kaufman ha sabido impregnar su cine de toda esa efervescencia, y porque no, esquizofrenia, que desprende la ciudad que nunca duerme.

"Synecdoche New York" es su particular "Manhattan". Como si de un bizarro Woody Allen se tratara, el guionista más metalingüístico y especial del cine americano reciente, se zambulle en las sinergias de la ciudad para ofrecernos su delirante e iconoclasta mirada. Con un estilo que se aleja del ágil humor de Allen y se adentra en las entrañas de su contraparte más negra, Kaufman ofrece una macabra e inabarcable matrioska fílmica a la que muchos tacharán de verborreica y otros tantos caerán rendidos a sus pies. Cine que divide, pero ante todo, que reta. La obra cumbre del maestro norteamericano no es perfecta en ejecución como "Adaptation (El Ladrón de Orquideas), pero si exquisita y conscientemente errática. No podemos olvidar tampoco que es una de las últimas y grandes actuaciones del fallecido, y adorado por el equipo de filmin, Philip Seymour Hoffamn. Una manera inmejorable de celebrar su memoria. 

 

TRANSAMÉRICA

Un puente entre las dos grandes ciudades de América: Los Ángeles y Nueva York. La vida de Bree, una transexual que lucha por conseguir un cambio de sexo completo, da un drástico giro cuando esporádica relación heterosexual del pasado le confiesa que tuvo un hijo suyo. "Transamérica" es un dulce retrato de la pluralidad sexual y la aceptación propia y ajena. Si por algo se caracteriza NYC dentro de la maraña de estados y leyes que es Estados Unidos es su carácter progresita en cuanto a legislación de las minorías sexuales. Un espíritu que recoge a la perfección la película dirigida por Duncan Tucker y protagonizada por la pletórica Felicity Huffman. 

 

PADRE NUESTRO

Primero hemos visto cara demente, después la amable, y ahora toca la oscura. Si Estados Unidos es un país de gran herencia cultural por lo colonial de su origen, en Nueva York es donde fluctuan y se reúnen todas las naciones que fueron a buscar un futuro mejor en el Nuevo Mundo. Esta riqueza cultural, que hemos visto muchas veces retratada en el cine ("Gangs of New York"), y su convivencia y choque de poderes dentro de las tres islas que conforman la ciudad, ha dejado ver lo peor y más bajo en una ciudad donde quien no se impone es pisado. La pobreza a la que se ven arrojados los inmigrantes, mejicanos en este caso, y las promesas rotas del sueño americano, quedan en evidencia en este impactante thriller latinoamericano que nos ofrece el recorrido por la ciudad que los turistas no ven. 

 

A LA CAZA

Seguimos nuestro periplo por las zonas más oscuras de la ciudad, esta vez de la mano de un Al Pacino transformado en un policía desquiciado que se infiltra en los bares de cruising para cazar a un asesino de homosexuales. Rozando la obsesión por el caso, su personaje se verá arrastrado a una vorágine de desenfreno, drogas, y frustraciones sexuales. La búsqueda del psicópata acabará arrebatándole la poca cordura que le queda. Es una de las grandes películas de William Friendkin, así como una de las más controvertidas de su época. Un viaje intoxicante. 

 

END OF THE CENTURY: THE STORY OF THE RAMONES

Nacidos y reunidos en el barrio de Queens, uno de los cinco Boroughs que componen la ciudad así como el más grande, los Ramones, sin quererlo ni beberlo, se han convertido en el grupo de punk más aclamado de su época, aunque su éxito haya sido tardío. Ahora, vemos como quinceañeras visten orgullosas camisetas con un símbolo del que ni tan siquiera conoceran su significado y es que es casi imposible imaginar hoy el impacto que tuvieron los Ramones en todos aquellos que les vieron, el shock que representó para aquellas primeras audiencias del Bowery neoyorquino, pero como premio de consolación para los que no lo vivimos tenemos  el apabullante documental de Jim Fields y Michael Gramalia, un recorrido único por la historia de uno de los grupos más característicos de la ciudad de Nueva York. 

 

NEW YORK DOLL

Influenciaron a Los Ramones, pero no pudieron saborear las mieles del éxito. Su reconocimiento ha llegado mucho después, y con solo dos discos en su haber, se han convertido en un grupo de absoluto culto. De su alocada historia destaca la vida y obra del bajista del grupo, Arthur "Killer" Kane.  Fue el único de sus supervivientes que abandonó por completo el negocio musical. "New York Doll" indaga en lo que fue de su vida, visita al ciudadano Arthur Kane en plena cotidianidad en los Ángeles (trabajando en una institución mormónica) y se topa con una serie de sorpresas que convierten este documental en una pequeña joya del género. Otra de las paradas fundamentales para entender la Nueva York que se vivió durante los 70. 

 

Y acabamos nuestro viaje en la quintaesencia del sistema capitalista contemporáneo, la geografía del hombre hecho a sí mismo, de que con libertad todo es posible... ¿Seguro? Lamentablemente, la realidad está bastante alejada de las consignas universales, y en el puro corazón de Norteamérica yacen desigualdades profundas, choques culturales diversos y opiniones muy variadas sobre qué quiere decir en realidad la libertad. Para escenificar todo esto, qué mejor que un buen puñado de filmes independientes, pertenecientes a esa corriente subterránea norteamericana lejos de los blockbusters.

 

CSNY DEJA VU

Hacemos la transición de la gran ciudad a la América profunda con música y acompañando los legendarios músicos Crosby, Stills, Nash y Young en su gira Freedom of Speech, basada en las canciones del controvertido Living with War de Neil Young. El documental se posiciona como un detallado análisis del Estados Unidos de 2006, aquel que liderado por Bush inició una descabellada guerra contra Irak y Oriente Medio. 

 

KANSAS CITY

De conciertos que saben a road movies por América a un viaje en el tiempo a la Kansas City de los años 30, una ciudad que vibraba al ritmo del jazz a pesar de encontrarse en el epicentro de la Gran Depresión. Situada en el estado de Misuri, Kansas City vio nacer a uno de los estilos de jazz más característicos, el bebop. Pero el jazz tan solo es el telón de fondo en la historia de nuestra película. En ella se dan cita gángsters, chantajes y trajes caros bajo la óptica del maestro Robert Altman. 

 

BAGDAD CAFÉ

Un buen reflejo de la realidad inmigrante americana. Desde los inicios de los tiempos, las tierras americanas se han llenado con habitantes venidos de todas partes del mundo, siempre con la promesa de un mundo mejor. Desde el Nuevo Mundo al sueño americano, América ha sido uno de los paises más plurales y multiculturales de nuestra Tierra, y a pesar de esto, han sabido desarrollar un orgullo propio muy marcado sin renunciar a sus raíces. Una característica que solo encontramos en America. En "Bagdad Café" seguimos la historia de una misteriosa mujer alemana, Jazmin, que llega a un renqueante motel (sí, si, esos que estamos hartos de ver en el cine), a partir de ahí se desata una una dulce historia sobre los lazos comunes que conectan gente disparatada y Adlon, su director, logra crear una joya cinematográfica al mismo tiempo hilarante y sensible. 

 

AMERRIKA

Otro relato de adaptación en la tierra de los sueños. Muna es una madre soltera que abandona Cisjordania junto a su hijo adolescente, Fadi, soñando con un excitante futuro en la tierra prometida de una pequeña ciudad de Illinois En America, mientras su hijo deambula por los pasillos de la escuela secundaria de la misma manera en que solía hacerlo a través de los puestos de control militar, la indomable Muna combina su vida cocinando “falafel” con las hamburguesas en el White Castle. Premio FIPRESCI en el Festival de Cannes, "Amerrika" es un conmovedor canto a la tolerancia. 

 

CARRETERA ASFALTADA EN DOS DIRECCIONES

Fue la sucesora natural de "Easy Rider", la semilla que hizo brotar nombres como Martin Scorsese, Brian de Palma, Peter Bogdanovich o Francis Ford Coppola. Antes de producir los "Reservoir Dogs" de Tarantino y tras ser 'iniciado' por Roger Corman, Monte Hellman desconcertaba y fascinaba a partes iguales con "Carretera asfaltada en dos direcciones". Para unos, la american-road-movie que rodaría Bresson, para otros, un drive-in digno de nouvelle-vague, un "A todo gas" en las épocas de 'haz el amor y no la guerra' para el público palomitero, o la semilla natural de "Rubber" para todo fan de Sitges. En definitiva, una icónica cult-movie que también es la mejor road-movie de todos los tiempos. Aquella que marcaba tanto el final de la errática década de los 60, así como el comienzo de aquellos gloriosos 70 para el cine independiente de Hollywood. 

 

OTROS VIAJES

1. Del Japón clásico al Tokio poliédrico. 

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es