Las 10 teorías del cine más pervertidas de Slavoj Žižek

Autor: Irene Marges Fuente: Filmin

Las 10 teorías del cine más pervertidas de Slavoj Žižek

De él han dicho que es "lo más cercano que un filósofo puede estar de ser una estrella," y le han llegado a llamar "el incontestable maestro de los estudios cinematográficos" o "el filósofo más hippie del mundo." ¿Exagerado? No según The Guardianque señala a Slavoj Žižek como "el último performer puro del mundo" . Pues bien, este jueves, 21 de junio, editorial Debate reedita una de las obras claves de nuestro ideólogo favorito. Gran conocedor del séptimo arte, de los medios de comunicación y su influencia en la sociedad, Žižek estudia en Lacrimae Rerum los grandes maestros del cine y sus motivaciones: Alfred Hitchcock, Tarkovsky, David Lynch, Krzystof Kieslowski, el fenómeno Matrix o las dos caras de la «perversión espacial» con la idea de ciberespacio como suspensión de la realidad. Referentes ilustres para una lectura obligada a la que damos la bienvenida con sus 10 teorías del cine más pervertidas.

Ya lo decía Calderón de la Barca, por allá en el siglo XVII, que la vida no eran más que sueños, ilusiones, sombras, ficciones. "Y es que los sueños, sueños son". Con sus pros y sus contras. Slavoj Žižek plantea, desde su demiurga posición de Dios, toda una historia del cine pasada por el tamiz del psicoanálisis; analizando las pulsiones internas que los directores se han dejado en los filmes, como si soñaran, como si todo fuera fruto de poner la cabeza encima de la almohada y apretar bien los ojos. 3, 2, 1... felices sueños....¿o pesadillas?

"Guía del cine para pervertidos" es, sin lugar a duda, cine sobre cine. Una telaraña de referencias y ejemplos cinematográficos que Zizek, a modo de araña gigante, teje e hilvana para conformar una auténtica red psicoanalítica. Porque te atrapa. Seguramente hasta ahora no habías pasado por el diván a Hitchcock, ni a Lynch, ni mucho menos a la niña de “El Exorcista”. Žižek los sienta y les mira fijamente a los ojos, se adentra en sus mundos, penetra en sus sueños, y no solo te sorprende con teorías tan subversivas como que "Los pájaros" de Hitchcock son el terror uterino de la madre tratando de prevenir la relación sexual de su hijo, si no que te das cuenta que es así. 


Flirteando entre la crítica y el ensayo, Zizek reúne en su guía de cine la idea de que la historia del cine está sujeta a las luces y las sombras del sueño, de la evasión. Si entendemos el sueño como evasión de la realidad, encontramos ahí toda una dimensión que ha propulsado imaginarios como los de Lynch, Hitchcock, Tarkovsky“Escapamos hacia el sueño para evitar un callejón sin salida en nuestra vida real. Pero luego, lo que encontramos en el sueño es incluso más horrible, así que al final, literalmente escapamos del sueño y volvemos a la realidad.“ 

Paradójicamente, algunos de estos sueños cinematográficos se tornan sombras y de ahí surgen las peores pesadillas. Como ocurre en “Mulholland Drive”, la vida real de Diane (Naomi Watts) es tan fatídica que necesita una fuga psicogénica (imaginarse que es otra persona). En esta imaginación, este sueño, las mismas frustraciones de Diane van saliendo a la luz hasta que se desvanece el sueño y se choca de bruces con la realidad. Žižek relaciona este mundo onírico con el subconsciente. Como si una vez dormidos, se despertaran todas las bestias. Con etimología de Freud, Žižek establece alegorías del Yo, el Ello y el Superyó en películas como “Psicosis” o “La Pianista”, con ejemplos como la atribución de cada una de estas dimensiones a las diferentes plantas de la residencia de Norman Bates.

 Así que cómo vas a contar una historia sobre pesadillas si no es contándotelas desde dentro. Habilidosamente, Žižek se adentra (literalmente) en los espacios de los que habla y vivifica el sueño. Lo hace completamente real, recrea las escenas analizadas provocando un choque al espectador que hace -como un jarrón de agua fría- que te despiertes del mismo sueño del que te estaba hablando segundos antes. No hay nada más feroz que romper con los sueños, que llevarlos al terreno de lo mundano, y destriparlos como el alien que sale de dentro de las entrañas.

La película te deja con una desasosegante afirmación: estamos llenos de fantasmas. Las invasiones alienígenas no son culpa de fuerzas extraterrestres, somos nosotros mismos siendo alienígenas de nuestro propio cuerpo. Y las voces, a la vez, agentes intrusos verbalizan lo que no nos atrevemos a decir. Diremos que, si fuera un libro, “Guía de cine para pervertidos” sería el perfecto compañero para la mesita de noche. Para, una vez despiertos, hojearlo y analizar lo que hemos soñado la noche anterior.


Para los más pragmáticos, Žižek establece -a lo largo de toda la película- pequeñas síntesis psicoanalíticas en las que escarba y husmea en el subconsciente más profundo de los filmes. Aquí va el decálogo con las mejores:

1. "Los pájaros", Alfred Hitchcock. "El típico embrollo edípico de tensión incestuosa. Los pájaros son el terror uterino de la madre tratando de prevenir la relación sexual de su hijo."

2. "Psicosis", Alfred Hitchcock. La casa de Norman Bates está dividida con las mismas dimensiones que la teoría psicoanalítica de Freud. "La planta baja el Yo, donde Norman se comporta con normalidad. Arriba está el Superyó, la madre muerta. Y abajo en el sótano está el Ello, reservado a las pulsiones ilícitas."

3. De la misma manera, Los hermanos Marx también representan estas tres facetas con Groucho, hiperactivo, como el Superyó. Chico, el racional, como el Yo y Harpo, el tipo mudo (IFreud decía que las pulsiones son silenciosas) el Ello, por supuesto.

4. "Las zapatillas rojas", Emeric Pressburger. Las zapatillas son "como el horror de Stephen King", un objeto parcial, un muerto viviente. Algo que permanece vivo después de la muerte y es inmortal desde su propia imposibilidad de morir.

5. "Alien resurrection", Jean-Pierre Jeunet. El monstruo que sale de dentro del cuerpo es la entidad psíquica. "La humanidad son alienígenas controlando nuestros cuerpos animales."

6. "Blue Velvet", David Lynch. El apartamento de Dorothy es un espacio creado por el Ello. "Es uno de esos lugares infernales. Donde toda las inhibiciones morales o sociales parecen estar suspendidas, donde todo es posible."

7. "Matrix", Hermanas Wachowski. La energía que chupan a Neo es como la líbido, "necesita alimentar el miedo virtual de fantasmas".

8. "Solaris", Andrei Tarkovsky. La mujer fallecida de Kelvin existe porque es su sueño el que la hace real. "Las mujeres existen porque el deseo del hombre se ha vuelto impuro. Si el hombre purifica su deseo y se deshace de sus sucias fantasías materiales, la mujer deja de existir."

9. "La pianista", Michael Haneke. El acto sexual más triste de la historia entre un joven que interpreta una fantasía y una mujer a quien se la destrozan. "Cuando la fantasía se desintegra, no obtenemos la realidad, obtenemos una pesadilla real demasiado traumática para ser experimentada como la realidad común."

10. "Vértigo", Alfred Hitchcock. De lo que de verdad tiene vértigo Scottie es de los ojos de Madeleine. "El mayor de los abismos no es un abismo físico. sino el abismo ante la profundidad de otra persona."


Publica un comentario

Sin valoraciones