8,3

Tres Colores: Azul

· 98min.

Edición remasterizada 20º aniversario de la Trilogía de Kieslowski.
No disponible en tu país

Sobre la película

Tras la muerte de su esposo y de su hija, Julie intenta suicidarse. Después de su convalecencia intenta librarse de todas las ataduras de su pasado mudándose a un apartamento y deshaciéndose de todas sus anteriores pertenencias.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Francés
Versión en Catalán
Audio: Catalán

Más información

Título original:
Trois couleurs: Bleu
Géneros:
Drama, Clásicos
País:
Francia
Estreno en cines:
05/11/93
Recaudación: 1.822.429,22 €
Espectadores: 599.372
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

Una gran película: interpretación, fotografía... Quizá resulta un poco previsible el guión pero emplea el lenguaje cinematográfico con una poética propia. Para mi gusto a veces un poco obvia, aunque con algunas metáforas muy logradas (el paralelismo del hijo y la partitura, por ejemplo).

Inteligente reflexión sobre cómo elaborar un duelo y sobre cómo las decisiones que creemos tomar como las más acertadas para acarrear una pérdida no siempre lo son. Visualmente es hipnótica y la producción de sonido brillante. Binoche está que se sale y la reflexión subyacente sobre la Europa post-89 que se mantiene en el resto de la trilogía es especialmente estimulante a pesar de la sutileza con la que es integrada.

Cometí el error de leer comentarios pasados sobre la pelicula.
No porque sea legendaria se le debe dar la mejor calificación, pero no se entienden críticas a una música de Preisner impecable, con amplios matices excelentemente aplicados durante el film, una actuación increíble de la Binoche, y una fotografía perfecta.
Es un film a un ritmo que muchos no están acostumbrados. Cuanto daño han hecho las peliculas de acción de hoy día. Hay que entender la combinación de estados psicologicos, espirituales, emocionales del personaje con las secuencias, y las variaciones de los temas musicales, y el porque los personajes de forma deliverada están mas o menos presentes.
Es una pelicula para pensar porque ocurre, y porque transmite, partiendo de la obra, no del yo, y se está muy acostumbrado a mirar primero el yo reflejado en la obra. Solo por ello, se puede calificar ya como una obra de arte

Muy sobrevalorada. Siendo una película en la que la música tiene un papel fundamental, es paupérrima en todo lo que se refiere a esta. Para empezar, la banda sonora en sí es de lo más detestable. Histriónicamente trágica y pomposa, con pésimas melodías y peores orquestaciones. Para continuar, el asesoramiento musical es igual de detestable. Las partituras que se muestren no coinciden con lo que suena, cuando alguien toca un instrumento la imagen tampoco va acorde con el sonido...

Por lo demás me ha parecido lenta y su protagonista no ha despertado en mí ni un ápice de empatía.

9

""Trois Couleurs: Bleu," the first installment in Krzysztof Kieslowski's trilogy inspired by the French tricolor, falls short of the mystical perfection that characterized "The Decalogue," but boasts a riveting central performance by a carefully controlled, lovingly lit Juliette Binoche. Dramatic tale of a woman who streamlines her life after surviving the accident that kills her young daughter and composer husband retains traces of the puzzle-piece serendipity that distinguishes helmer's most captivating work. But in this outing (as, to a lesser extent, in "The Double Life of Veronique") Kieslowski's French characters are watered-down icons compared to their Polish counterparts. Like Wim Wenders with "Far Away, So Close," Kieslowski (along with co-scripter Krzysztof Piesiewicz and other credited hands including Agnieszka Holland) seems to be grappling witha diluted variation on his own greatest moments and insights, suggesting, as does Wenders, that all you need is love. Post-accident, bereaved but businesslike Julie (Binoche) is determined to live anonymously and do "absolutely nothing," but when someone touches an emotional nerve in her, the screen literally goes blank and snippets of powerful music surge forth. It's a risky but effective device for blowing Julie's facade of indifference. "

Lisa Nesselson de Variety

8

"There is a kind of movie in which the characters are not thinking about anything. They are simply the instruments of the plot. And another kind of movie in which we lean forward in our seats, trying to penetrate the mystery of characters who are obviously thinking a great deal. "Blue" is the second kind of film: The story of a woman whose husband dies, and who deals with that fact in unpredictable ways."

Roger Ebert de Chicago Sun Times