Cuando la animación no es solo cosa de niños

Autor: Filmin Fuente: Filmin

Cuando la animación no es solo cosa de niños

Históricamente, la animación ha ido indisolublemente asociada a lo infantil. Disney y otras compañías han sido los principales culpables de que tracemos un paralelismo inevitable ante cualquier película animada. Por fortuna, y como ya pasara con los cómics cuando dieron el salto de historieta a novela gráfica, cada vez más en el cine vemos ejemplos de animación para adultos que pueden mirar de tú a tú a sus hermanos de imagen real. Este es el caso de la extraordinaria "Un día más con vida", que llega hoy a nuestras salas. También el de todas las películas que componen nuestra colección Animación para adultos. A ellas.

Hablamos de una auténtica obra de referencia que, siguiendo las líneas maestras de clásicos checos como "Trenes rigurosamente vigilados" pero inspirado por la "Europa" de Lars von Trier o el "Sin City" de Robert Rodríguez, sigue al empleado de una estación de trenes en las postrimerías de la Guerra Fría. Una obra mayor, Mejor Película de Animación Europea 2011, donde animación rotoscópica y un blanco y negro contrastado se ponen al servicio de una historia sobre la memoria. Ella es nuestra inmejorable excusa para obsequiaros con este especial dedicado a los autores de la animación más adulta y transgresora.

Y es que un género en el que se ha adoptado como en ningún otro el uso de la animación ha sido en el documental. Uno de los mayores retos del documentalista reside en el momento en que debe decidir cómo narrará su película. Tiene la historia, los personajes, los sucesos, pero le falta la pieza clave: las imágenes. Muchos optan por la vía clásica: material de archivo entrelazado con entrevistas; otros, como Errol Morris, prefieren volver a representar los hechos para así filmarlos; si te llamas Clio Barnard, optarás por realizar un híbrido de altísima calidad como acaba siendo “The Arbor”, y si en cambio, tu nombre es Claude Lanzmann o Rithy Panh te centrarás en la palabra y no la imagen. O quizá sí, siempre y cuando emplees muñecos de plastilina, y no material real.

En cambio, existe una corriente en auge de documentalistas que han decidido que las imágenes reales no tienen por que ser el único sinónimo de verdad absoluta, y que la animación también puede convertirse en una poderosa herramienta para representar la realidad. Ante la imposibilidad de encontrar material de archivo o de recrear una historia, la rehacen a través del único medio que no conoce límites. La animación puede liberar a los documentalistas de esta dependencia total de la imagen real preexistente, y a pesar de seguir viéndose con ojos reticentes por una parte de documentalistas más clásicos, es una corriente que ha llegado para quedarse y que, posiblemente, como le pasó a los cómics cuando empezaron a llamarse novelas gráficas, vaya adquiriendo más prestigio a medida que pase el tiempo y se realicen más obras de prestigio bajo su bandera. Realizadores como Ari Folman y su "Vals con Bashir" o la magnífica "The Green Wave" son ejemplos de películas que la han dotado de este buscado prestigio que hace diez años se antojaba impensable. Uno de los últimos reputados realizadores que se ha sumado a él ha sido el francés Michel Gondry, con un documental sobre la figura de Noam Chomsky y que supone una evolución natural en su cine debido al gusto que siempre ha profesado por las artes plásticas. 

Y no es algo exclusivo del cine documental, la ficción con alta carga política también se ha servido de mundos animados para ilustrar de una manera mucho más libre y expandida otras realidades posibles a través de la animación, Con este motivo, y con el estreno de "Alois Nebel" en el retrovisor, rescatamos en Filmin ocho de las películas de animación más prestigiosas de los últimos años y los motivos de sus directores para dejarse llevar por el extenso e infinito mundo del dibujo.

ALOIS NEBEL

¿Por qué animación?

"Planeamos hacer una versión animada. En ese momento, daban en televisión una muy buena adaptación de "Sin City" y fue con eso en mente con lo que empezamos a trabajar. Ya que la película estaba hecha codo con codo con los autores de la novela gráfica, quisimos mantener el mismo estilo. La principal razón por la que nos decidimos por el rotoscopio fue porque intentamos encontrar la manera perfecta de adaptar el cómic al formato cinemático. Sin embargo, también significó volver a aprenderlo todo de cero".


EL CONGRESO

¿Por qué animación? 

"Creo que quizá la imagen real está ahí para retratar las malas acciones y temas oscuros. Pasó con "Vals con Bashir" y aquí otra vez, las criaturas más bellas son las del mundo animado, porque estamos expuestos a un mundo muy duro y hostil. La animación te da muchísimas más capas como director, y estoy hablando de la animación para adultos, lo cual es algo muy raro, por desgracia". 


LA IMAGEN PERDIDA

¿Por qué animación?

"Durante muchos años he buscado una imagen perdida: una fotografía tomada entre 1975 y 1979 por los Jemeres Rojos cuando gobernaban en Camboya. Por supuesto que una imagen por sí sola no puede ser la prueba de un genocidio, pero nos hace pensar, nos fuerza a meditar, a registrar la Historia. La he buscado en vano en archivos, en viejos papeles, en las aldeas de Camboya. Hoy lo sé: esta imagen debe estar perdida. Así que la he creado".


EL NIÑO Y EL MUNDO

¿Por qué animación?

"Creo que la animación es un gran universo que es infinito. No tiene un final, es un universo tan rico como bello. Lo que está pasando con las películas animadas es que están sufriendo una estandarización, como todas las películas que salen de compañías como Pixar. Creo que es muy pobre, porque si están todas estandarizadas, no están aprovechando de todas las posibilidades de este estilo: la animación puede ser mucho más que eso, puede ser mucho más que técnica". 


APPROVED FOR ADOPTION

¿Por qué animación?

"Partimos de la base de que "Couleur de peau: miel" es una novela gráfica, antes de ser una película. Al principio queríamos rodar un documental para televisión, pero más tarde vimos que funcionaba mejor como largometraje. La única referencia que teníamos era "Vals con Bashir", pero nunca lo propusimos de esa manera. Nos pareció que teníamos una historia para contar, lo que buscábamos era cómo contarlo y la mejor manera posible para hacerlo".


VALS CON BASHIR

¿Por qué animación?

“Todo lo que he hecho en la vida ha estado siempre en el límite entre la realidad y los sueños. Nunca pensé que la animación iba a ser el medio perfecto para mi hasta que lo hice. Utilicé la animación por la libertad que me ofrecía. Nunca traté “Vals con Bashir” como una historia de guerra. Lo es, pero no en mi cabeza. En mi cabeza, es una búsqueda de la memoria, y para la memoria la animación es perfecta. Es una película sobre la guerra, pero no a mis ojos”.


PERSÉPOLIS

¿Por qué animación?

"Bueno, ya sabes, la gente piensa que la animación es un estilo. La animación solo es una técnica. Es como la gente que piensa que los cómics son un estilo, como si fueran una historia de superhéroes. Los cómics tan solo son un tipo de narración, y un medio, puedes contar todo tipo de historias en cómic al igual que puedes hacerlo con la animación".


ARRUGAS

¿Por qué animación?

"La animación y el cómic están creciendo, se están abriendo a formas narrativas diversas, y se están empezando a producir estos encuentros. Estamos leyendo cómic más "adulto", que cuenta historias que hace unos años estaban reservadas a la literatura, y por otro, la animación ha llegado a un punto técnico y de lenguaje cinematográfico que permite adaptar estas historias y aportarles algo. Mis mayores influencias vienen de Japón donde la conexión entre manga y animación existe casi desde el comienzo de ambas industrias. Es una conexión muy natural y, en el futuro, veremos muchas mas adaptaciones de la BD al cine de animación".


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es