Recupera tu infancia con "Una historia de niños y cine"

Autor: Filmin Fuente: Filmin

Recupera tu infancia con "Una historia de niños y cine"

El padre de "The Story of Film" nos trae un nuevo capítulo perdido de su particular visión del mundo y el séptimo arte con "The Story of Children and Film (Una historia de niños y cine)", un viaje conmovedor al corazón de tu infancia a través de las películas más emblemáticas de Steven Spielberg, Wes Anderson, Víctor Erice, Andrei Tarkosvki, Jane Campion, Ingmar Begman, Ken Loach, François Truffaut, Jean Vigo, Yasujiro Ozu, Hirokazu Kore-eda o Luis Buñuel, entre muchos otros (53 grandes directores en total). Un estreno apasionante que celebramos por todo lo alto con este genial vídeo exclusivo que en cuerpo y alma dedicamos a Mark Cousins.

"El arte nos enseña que si nos fijamos en las cosas pequeñas podremos ver muchas cosas. Aquí hay algo pequeño". Mark Cousins.

¿Cuánto podemos ver en una misma imagen? Partiendo de una reflexión sobre Van Gogh y la multiplicidad de su mirada, Mark Cousins salta a una home movie con sus sobrinos para empezar su particular viaje por la historia de la infancia en el cine. A través de bloques temáticos que incluyen la timidez, los berrinches o la teatralidad sin ir más lejos. Cousins no solo construye una inmejorable línea cronológica por el séptimo arte si no que nos permite reflexionar sobre la plasticidad de la infancia, su innata capacidad para pasar de una emoción a otra en el lapso de un segundo, tal y como nos mostraba este año la inmensa película de Pixar “Inside Out (Del Revés)”.


TÍMIDEZ

Cualquier persona que pase tiempo con niños reconocerá la mirada de la timidez. Cabeza baja, media sonrisa, un leve sonrojo. Uno de los objetivos de Mark Cousins con este documental no es mostrar películas donde los niños son vistos a través del prisma de los adultos, si no recoger aquellas joyas perdidas de la cinematografía donde la esencia de la infancia deslumbra como si no hubiera pantalla ni artificio. Su primera parada es la película de Chen Kaige, "Planeta Amarillo". Allí, una niña absorta en su mundo baja la mirada cuando percibe la presencia de su padre. Viven en la pobreza, en lo más árido de la estepa. ¿Quién otro que Mark Cousins para dar el salto de la cinematografía china al "E.T" de Steven Spielberg? El primer encuentro entre el pequeño E.T y Elliot rebosa ternura, un entendimiento alejado de cualquier adulto, que mutilado de la inocencia de los niños lo cuestiona todo con miedo y rechazo. El descubrimiento de la desnudez o el primer día de escuela también son tratados en este bloque temático.



BERRINCHES

Cualquier padre o madre del mundo ha visto estos roces, estas disputas. Todo niño las ha sentido y las mejores películas sobre niños nos lo muestran y nos dicen por qué ocurre. Películas como "La bota", del director iraní Mohammad-Ali Talebi nos muestran de manera magistral como un niño puede pasar de un berrinche al sueño. De la misma manera que una película pasa de una cosa a la otra. La pataleta es un volcán y el sueño un volcán inactivo. Según Cousins, si las películas japonesas son las que mejor tratan la timidez, las iranis hacen lo propio con la ira, quizá debido a su sinceridad. El centro iraní para el desarrollo intelectual de niños y jóvenes adultos siempre se ha propuesto filmar las emociones de los niños y la relación de estas con el pensamiento y los berrinches o las pataletas forman una parte indivisible de la infancia. Otro director iraní que trato este aspecto de forma magistral fue Jafar Panahi y su "Globo Blanco", donde una niña se encapricha con que sus padres deben comprar otros peces dorados para celebrar el Año Nuevo, pues los suyos son escuálidos y feos. Las pataletas de la infancia vienen de un querer y no poder y no entender por qué no se consiguen lo que quieren. Deseo más impotencia, la receta de la pataleta.


TEATRALIDAD

Cuando los niños se acostumbran a la presencia de la cámara, entra el juego de la teatralidad, el show off que dirían los americanos. Se exhiben, como si estuvieran en un escenario. Nadie supo entender mejor esta teatralidad que el icónico cineasta sueco Ingmar Bergman y su "Fanny and Alexander". La vida del espectáculo para Alexander es un espacio teatral que trata sobre una caja. Los norteamericanos también han sabido retratar esta teatralidad en los niños, aunque visto en perspectiva de una forma mucho más grotesca, adultizándolos y convirtiéndoles en pequeñas personas mayores (¿recordamos todos "Pequeña Miss Sunshine" y su concurso de misses? Allí la única niña era nuestra protagonista y su disfuncional familia). Ese fue el caso de la adorada Shirley Temple, actriz infantil por excelencia del Hollywood clásico, que cantaba sobre la edad adulta, la fantasía de serlo. Este bloque sirve a Mark Cousins para teorizar sobre los niños actores a través del globo, de Norteamerica, la cumbre del cine comercial a la Europa del Este o la Europa de la posguerra.

RECUPERA TU INFANCIA A TRAVÉS DEL CINE AQUÍ

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es