El demonio viste de Prada

Autor: Irene Marges Fuente: Filmin

El demonio viste de Prada

A finales del año pasado se estrenaba en salas uno de los acontecimientos más disputados entre crítica y espectadores. La sorprendente “The Neon Demon” hizo posicionar, a más de uno, entre el amor u odio ante ella. Las premisas son claras: una apuesta por la estética que apuñala y deja en carne viva a toda una industria de la moda que lejos queda de cumplir los sueños que promete. Bellezas fulgurantes y puras que tienen que huir del viejo depredador, si no quieren terminar tan escasas de personalidad como todas las que están cortadas por el mismo patrón. En Filmin recordamos algunas de las visiones más perturbadoras de la moda, de la belleza y otras historias tan espeluznantes como la de Jesse.


THE NEON DEMON

La belleza: Visual, postiza. Llamativos maquillajes y sangre densa que anticipa el precio que se tendrá que pagar por tener ese ‘algo’.

Qué tendrá la moda que, visualmente, da tanto de si en el cine. Si una cosa se le alabó a “The Neon Demon” fue la atractiva apuesta de Nicolas Winding Refn para cautivar a todos por los ojos. Ya lo hizo en sus anteriores películas en lo que se conoce como ”la triologia de neon”, por su alto voltaje en luces y leds más propias de un club de alterne.

Jesse es una chica jovencísima que desembarca en Los Ángeles sin alas, padres, ni supervisión más que sus recién cumplidos 16 años. Su sueño es convertirse en modelo y, como todos quienes son alguien en ese mundo le dicen, parece tener lo necesario. Su rápido ascenso suscita envidias y codicia entre sus compañeras, quienes no estarán dispuestas a rendirse ante tal belleza.



BOI NEON

La belleza: De tonos pardos, sencilla. Desde el oficio y la vocación y con lo que se tiene con ánimo de cohesionar la moda con una estancada civilización vaquera.

El neón parece que está de moda. Y nunca mejor dicho. Pero ni ciudad ni escenario comparten estos dos filmes. Mientras que el de Refn se ubica en la exploración de Los Ángeles bajo la mirada inocente de Jesse, Brasil es ahora el rodeo en que trabaja Iremar, protagonista de “Boi Neon”. Ésta es una película plagada de hallazgos narrativos, poéticos y visuales. Una verdadera delicia para los sentidos que reflexiona sobre la intersección entre el humano y la bestia; algo así como si los humanos fueran los cuerpos medio desnudos que esperan que la bestia, la indústria, les dé el visto bueno.

Iremar trabaja en las Vaquejadas, el tradicional rodeo del noreste de Brasil, cuidando y transportando el ganado de feria en feria. Comparte esa vida itinerante junto a sus compañeros: su compadre , Galega, una bailarina exótica y conductora de camiones, y su alegre hija Cacá. Pero el país está cambiando y la creciente industria textil de la región infunde nuevas ambiciones en Iremar, que empieza a soñar con el diseño de moda. Ahora el punto de vista cambia, Iremar no es bestia sino un vaquero con gustos demasiado refinados para el rudo trabajo que desempeña.



RAGE

La belleza: Bestial, desnuda ante un croma. Una exposición tremendamente graciosa de los hilos que tejen una firma de alta costura.

La bestialidad se retoma en “Rage” con su foco en la grandeza del mundo de la moda, las aventuras y las relaciones entre un curioso grupo de catorce individuos. El atrevimiento, esta vez, viene de nuevo de la mano de una arriesgada puesta en escena. Un ejemplo que se ríe de la belleza y del éxito, de las decepciones y los fracasos, las muestras más bajas del ser humano en cualquier circunstancia social.

“Rage” fue una de las películas más polémicas de la historia del Festival de Berlín. Siete días, catorce personajes, un adolescente y su página web. Un accidente, un asesinato y una crisis en la industria de la moda de Nueva York. Sueños rotos, conflictos y confesiones secretas: una tragicomedia sobre los efectos de la globalización en la era de la información.



MODELS

La belleza: Desgastada, dependiente. Sin encarnar el más sentido de la palabra.

Es paradójico que en una película que lleva por nombre “Models”, no muestre a sus protagonistas en ninguna situación en que deberían ser modelos de nadie. No hay belleza aparente por ninguna parte. La mirada que Ulrich Seidl da sobre sus chicas es totalmente desesperanzadora. Drogas, enfermedades, alcoholismo, sexo y una superficialidad que, aún el oxímoron, no tiene nada de apariencia atractiva. Un pudrimiento de la industria que está ya en estado de descomposición.

“Models” es una incisiva mirada a las múltiples banalidades que pueblan el día a día de un oficio tan admirado y glamuroso como lo es el de las modelos: la conexión de sus vidas sexuales con sus carreras profesionales, los esfuerzos que han de realizar para alcanzar la cima en su profesión y además, complacerse a ellas mismas. En este grupo de modelos austríacas, destaca Vivian, cuyas máximas aspiraciones se dividien entre ser portada en las revistas más prestigiosas y encontrar una relación estable con alguien que no esté entre su alud de admiradores; Tanya, que vive obsesionada con el culto a la espiritualidad new age, las cartas del tarot y el yoga; y Lisa, cocainómana en ciernes, cuya afición al sexo se ciñe exclusivamente a los hombres de color y que ha decidido ponerse unos implantes de silicona.



ANNIE LEIBOVITZ, UNA VIDA A TRAVÉS DE LA CÁMARA

La belleza: Instantánea, pero capturada para la posteridad. Ahora sí, valorada y alabada.

Cuando se trata de una historia real nos es más difícil frivolizar sobre ciertos aspectos. “Annie Leibovitz, una vida a través de la cámara” se encarga de dar una visión de la moda como salvación. Como el gran sueño que a veces se cumple y hace que nombres como el de Anna-Lou sean dignos de admirar. Puesta siempre como el ojo que da la visión, esta vez es ella el foco de atención. Una curiosa manera de contraponer los desmitificados conceptos de moda presentados anteriormente.

Este documental realizado por Bárbara Leibovitz, hermana de Annie, muestra la evolución, desnuda el alma y relata la historia completa de la fotógrafa. Conocida como una perfeccionista en todo lo relacionado con su obra, esta película nos muestra también una Leibovitz humana y cercana, amante de su familia, eterna pareja de la célebre Susan Sontag y mujer preocupada por el bienestar de sus hijos. Todo ello aderezado por los testimonios de muchas de las personalidades a las que ha retratado.



THE SEPTEMBER ISSUE

La belleza: Megalómana, moviendo masas. De éxito. Cutler hace a la moda con "The September Issue" lo mismo que hizo a la política con “The War Room”.

La legendaria editora jefe de VOGUE es una visión válida como todas las demás, de la moda más inaccesible de Nueva York. La que todos tenemos en mente cuando se nos habla de este mundo. Pero aunque todos sepamos, o creamos saber, de qué va esta industria, la verdad es que todos nosotros tenemos un concepto muy lejano y superficial de lo que realmente se cuece en estas redacciones. Con “The September Issue” R. J. Cutler introduce al espectador en un mundo que hasta ese momento creía conocer.

La edición de VOGUE de septiembre de 2007 fue, y aún hoy sigue siendo, la más grande de la historia. Todas sus cifras eran de récord. Ese número movió 300 billones de dólares en la industria global de la moda y ahora, R. J. Cutler, descubre todo lo ocurrido durante su preparación. “The September Issue” nos muestra momentos íntimos, divertidos, inesperados y sorprendentes de Anna Wintour y su equipo. Se explora el intocable glamour de que se ha dado a conocer como La Bíblia de la moda.



FLOR DEL DESIERTO

La belleza: Inexperta, salvadora del conflicto. Fábula autobiográfica donde la moraleja es ‘que puedes salir de todo’ aunque el mundo sea más cruel de lo que te puedas imaginar.

Waris crece a golpes y parece que uno de ellos es de suerte. Basada en una novela homónima y autobiográfica, la película está más pendiente de criticar las costumbres religiosas del país que de dar una visión negativa de la moda. Nada podría ser tan negativo como de donde viene Waris, así que sólo queda ser salvada.

Como en un cuento de hadas, Waris Dirie, nacida en Somalia, se convirtió en una de las modelos más solicitadas de la época. Recorrió un camino fascinante hasta pisar las pasarelas más famosas y ser portada de las mejores revistas de moda. A los 13 huyó de una boda de conveniencia y anduvo días por el desierto antes de llegar a la capital de Somalia donde sus parientes la enviaron a trabajar a Londres. Con los años, Waris prefirió quedarse en Londres ganándose la vida como fuera que volver a su país. Es entonces, mientras trabaja en un restaurante de comida rápida, que es descubierta por el famoso fotógrafo Terry Donaldson.



Publica un comentario

Sin comentarios