Bienvenidos al maravilloso universo de Jacques Tati

Autor: Filmin Fuente: A Contracorriente

Bienvenidos al maravilloso universo de Jacques Tati

De la mano de A Contracorriente y el excelente pack en bluray que dedican a su obra íntegra (por primera vez en alta definición, toda su obra en una edición única y sin precedentes) estrenamos en Filmin la maravillosa e influyente obra de uno de los cómicos más grandes de la historia del cine. Genial y visionario, el arte de Jacques Tati mantiene toda su esencia 33 años después de su muerte. Sus películas siguen generando una admiración universal, prueba de ello es que en Francia, cerca de 20 millones de espectadores han visto sus películas en salas, lo que le convierte en uno de los autores más populares de la Historia del cine. Sus seis películas, todas ellas estrenadas hoy en Filmin, nos dan buena cuenta. A por ellas.

Jacques Tati (1907-1982) fue un autor puro que se especializó en el arte de la pantomima y el slapstick desde principios de los años 30 hasta mediados de los 70, época durante la cual transcurre su singular y fascinante filmografía. Ganador del Oscar a la Mejor Película Extranjera por “Mi tío” (1958), la filmografía de Jacques Tati es única e irrepetible, heredera del dominio del gag a partir de la huella dejada por maestros del cine mudo americano, sus referentes más directos. La suya fue una trayectoria corta en películas pero importantísima, definitiva y de una influencia crucial en la evolución del cine contemporáneo. Grandes cineastas como François Truffaut, Aki Kaurismäki, Wes Anderson, David Lynch o Paul Thomas Anderson, entre muchos otros, han reconocido su impacto y la repercusión del cine de Tati en sus respectivas obras.

Cuando se pide a cualquier director del mundo que cite a un cineasta francés que haya cambiado su relación con su arte y con el mundo, todos o casi todos mencionan, con una sonrisa, a Jacques Tati. En Francia, cerca de 20 millones de espectadores han visto sus películas en salas, lo que le convierte en uno de los autores más populares de la Historia del cine. Con siete cortometrajes y seis largometrajes, Tati ha impuesto su singularidad como actor y director encarnando a dos álter ego del cómico, François el cartero y el Señor Hulot, dignos de los personajes creados por Buster Keaton, Laurel y Hardy o Charles Chaplin.

Pero Tati también es un agudo observador de la evolución de Francia y de Europa, del período transcurrido entre la Segunda Guerra mundial hasta los años 70, un fantástico inventor de formas y un maestro en el arte de percibir la cotidianidad y la modernidad con distancia crítica, humor y generosidad.

DÍA DE FIESTA (1949)

Premio al Mejor Guión Original en el  Festival de Venecia 1949. Esta película marcaría un antes y un después en la historia de la comedia cinematográfica, convirtiendo a Tati en todo un referente en su género. 

El pueblo de Saint Sévère está de fiesta. Las calles se adornan con guirnaldas y banderas; la terraza del café se prepara para el gran baile popular; los feriantes llevan en sus carromatos caballitos de madera, tómbolas, cine ambulante, cucañas… François, el cartero, está deseoso de ayudar a los feriantes, pero pese a todos sus esfuerzos lo único que consigue provocar es una serie de desternillantes catástrofes.


LAS VACACIONES DEL SEÑOR HULOT (1953)

Considerada por la critica internacional como la comedia más célebre del prestigioso cineasta Jacques Tati. Una película protagonizada por el alter ego del realizador repleta de brillantez y frescura. Nominada al Oscar 1956 al Mejor Guión y a la Palma de Oro en el Festival de Cannes 1953. 

En un balneario de la costa atlántica, los veraneantes son incapaces de apartarse de sus rutinarias costumbres urbanas hasta que llega Monsieur Hulot al volante de su viejo cacharro y rompe la calma estival. Para gran alegría de los niños, Hulot ofrece a los huéspedes del hotel unas vacaciones inolvidables.


MI TÍO (1958)

Ganadora del Oscar 1959 a la Mejor Película de Habla No Inglesa y del Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes 1958. El genio de la comedia escribe, dirige y protagoniza una crítica de la sociedad moderna narrada con una lucidez y un encanto inconmensurables. 

Los señores Arpel viven en una casa notoriamente moderna en un barrio muy aséptico. En este universo, demasiado armónico, juego, azar y humor no tienen cabida y su hijo Gérard se aburre. Pero de pronto aparece su tío, el señor Hulot, el hermano de la Sra. Arpel, personaje fuera de lugar e inadaptado. A su entorno le cuesta aceptar su fantasía, sobre todo porque se convierte en un modelo para Gérard...


PLAYTIME (1967)

Una película sorprendentemente moderna, irónica y magistral. Puro éxtasis visual que logra mantener la atención de un hipnotizado espectador que pasa de la carcajada a la sorpresa una y otra vez.

Un grupo de turistas americanas viaja por Europa. Al llegar a París se dan cuenta de que el aeropuerto es exactamente igual al de Roma, las carreteras son idénticas a las de Hamburgo y las farolas guardan un curioso parecido con las de Nueva York. En resumidas cuentas: el escenario no cambia de una ciudad a otra. Ya que no pueden conocer París se conforman con pasar veinticuatro horas con parisinos de verdad, entre los que se encuentra el Monsieur Hulot. 


TRÁFICO (1971)

Última película en la que aparecería el señor Hulot, el famoso personaje creado por Jacques Tati, protagonista de algunos de sus más aclamados films. Toda una sátira del mundo automovilístico convertida en una obra desternillante y completamente atemporal. 

El Sr. Hulot ha diseñado una caravana experimental a la que acompaña por las autopistas de Francia y Bélgica en dirección al salón del automóvil de Ámsterdam, donde se expondrá el modelo. Pero entre las múltiples averías, los problemas mecánicos, el registro en la aduana y el accidente, el camino es largo y está lleno de zancadillas que hacen peligrar el éxito comercial de la operación, amenazando a Hulot y a su caravana con no llegar a tiempo a la inauguración del salón. 


ZAFARRANCHO EN EL CIRCO (1974)

A través de un espectáculo de circo participativo y disparatado, Jacques Tati vuelve a dar vida a sus pantominas y se ocupa de la transición entre los números de los músicos, los malabaristas, los magos y los acróbatas, convirtiéndose en el señor Loyal del Stockholm Cirkus. Tati pasa así el testigo a muchos jóvenes artistas, a los que les gustaba transmitir su experiencia. Esta última película de Jacques Tati resuena como un alegre homenaje al espectáculo en vivo y recuerda los comienzos en el musical-hall del gran artista. 

Publica un comentario

Sin comentarios