"The Story of Film": El nuevo cine americano

Fuente: filmin

"The Story of Film": El nuevo cine americano

Si los años 60 fueron como un día soleado para la vieja América, los 70 empezaban como la caída de la noche. Mientras la Guerra de Vietnam desangraba tanto a la población como al gobierno estadounidense, el sistema de los grandes estudios se desmoronaba estrepitosamente para convertirse en una vieja sombra del pasado. Las ruinas de la vieja Babilonia. Pero después de la oscuridad siempre llega el amanecer, y este vendría acompañado de nombres como los de Francis Ford Coppola, Martin Scorsese y Terrence Malick. 

El cine americano se divide en tres grandes tendencias: la satírica, disidente y asimilacionista, aglutinando a la mayoría de los directores de culto de esa época. En la primera brillaban Buck Henry y Milos Forman, con un estilo burlón respecto a la sociedad y su momento histórico, en la segunda, Charles Burnett se convertía en uno de los primeros directores afroamericanos de prestigio desfiando el estilo convencional establecido y arrojando luz sobre una comunidad que, hasta entonces, había permanecido en la sombra. En cambio, la tercera, revisaba los antiguos géneros e implementaba en ellos nuevos elementos. Destacan Robert Towne y Peter Bogdanovich. 

Es en la tendencia disidente donde se concentrarían las figuras más importantes de este nuevo cine americano. Dennis Hopper firmaría con "La última película" una atrevida y genial carga de odio al cine de su pais, en especial contra el western, y a la explotación cinematográfica. Fue un rotundo fracado en taquilla y Hopper nunca pudo recuperarse por ello. Pero no todo fueron fiascos financieros en el bando disidente, pues ahí estaban Robert Altman con "M.A.S.H", una ácida visión sobre la guerra, Francis Ford Coppola, revolucionario del cine con "El Padrino" o Martin Scorsese, que imprimiría su nombre en las páginas de la historia gracias a "Malas Calles", "Taxi Driver" o "Toro Salvaje", abriendo las formas cinematográficas de una manera nunca antes vista.  Altamente ligado a Scorsese gracias a sus guiones, se encuentra Paul Schrader, que impregnaba sus películas de personajes como Travis Bickle, seres vacios que necesitan un rescate. Quizá por ello homenajeó en dos ocasiones el clásico de Robert Bresson, "Pickpocket"

Dentro de la tendencia disidente también se concentraron todas las minorias étnicas que vivían en America. El cine afroamericano de Charles Burnett, pero también el cine judío de un primigenio Woody Allen o Felix Bressat, que defendían las realidades modernas, las gentes y sus lugares. 

En la última tendencia, la asimilacionista, no trataban tanto de abrir la forma si no de aplicarla a un contenido más mordaz y verosimil. Y aquí se engloba Peter Bogdanovich, que combinaba lo nuevo y lo viejo; o Terrence Malick. que con "Malas tierras" retrataría personajes más necesitados que el propio James Dean de "Rebelde sin causa", tan dependientes que casi rozan la enfermedad mental. Con un lenguaje altamente poético, de atmósferas intoxicantes, Malick se convertía también en uno de los primeros directores de la historia en utilizar la herramienta de la steady cam, dejando que sus imágenes flotaran en la luz crepuscular, como demuestra magistralmente en "Días del cielo". En el próximo capítulo, "El cine como arma para cambiar el mundo". 

1967-1979: El nuevo cine americano

Publica un comentario

Sin valoraciones