17 claves que quizás no conozcas sobre "Apocalypse Now"

Autor: Filmin Fuente: Mental Floss

17 claves que quizás no conozcas sobre "Apocalypse Now"

Con su 40 aniversario a la vuelta de la esquina, celebramos la llegada de uno de los clásicos modernos más alabados de la historia del cine y también una de las películas más icónicas de su director. "Apocalypse Now" y Francis Ford Coppola aterrizan por fin en Filmin. Una locura cinematográfica que trajo de cabeza a todos los que participaron en ella y convirtió el set de rodaje en un auténtico infierno en la Tierra. Y cómo los rodajes polémicos siempre dejan sus jugosas anécdotas, aprovechamos el fantástico artículo que publicó Mentalfloss, para compartiros 17 curiosidades que probablemente no sabíais acerca de esta famosa adaptación del texto original de Joseph Conrad. Y si os quedáis con ganas de más, el premiado documental "Corazones en tinieblas"es una magnífica revisión gráfica con material inédito de Eleanor Coppola, esposa del director.

1.- EL GUIONISTA JOHN MILIUS ENCONTRÓ LA INSPIRACIÓN GRACIAS A SU PROFESOR DE INGLÉS EN LA UNIVERSIDAD

Milius afirma que su obsesión por la guerra proviene de nunca haber participado en una. En 1968, se ofreció como voluntario para alistarse en los marines e ir a Vietnam, pero fue rechazado por sufrir asma. Tras su fracaso militar, decidió estudiar cine en la Universidad de California, en la que compartió clase con el creador de "Star Wars", George Lucas. Durante una clase, un profesor llamado Irwin Blacker, convenció a toda la clase de que ningún guionista había conseguido perfeccionar la adaptación del texto de Joseph Conrad: "El corazón de las tinieblas". Su futura obsesión por la guerra y el reto que Blacker había implantado en su mente, terminaron combinándose y engendrando el guión que acabó en la gran pantalla bajo el nombre de "Apocalypse Now".

2.- EN UN INICIO, GEORGE LUCAS IBA A SER EL DIRECTOR

Tras dirigir "Llueve sobre mi corazón" se le ofreció a la productora de Francis Ford Coppola, American Zoetrope, un contrato con Warner Bros Pictures para producir películas con nuevos guiones. De todos los textos que los amigos de Coppola le dieron, el que más le gustó al director fue el de "Apocalypse Now" de Milius. Tras años de desarrollo, el plan era que George Lucas rodase la película en 16mm en blanco y negro, en Stockton (California) sin apenas presupuesto y en un estilo de pseudo-documental similar a la famosa película bélica "La batalla de Argel". El proyecto languideció con el paso del tiempo y Lucas se bajó del barco para dirigir el último guión que había escrito, una peliculita llamada "Star Wars". Continuando sus múltiples éxitos como "El padrino", "El padrino: parte II" y "La conversación", Coppola accedió a dirigir el proyecto.

3.- EL TÍTULO ERA UNA BURLA DE MILIUS HACIA LOS HIPPIES

Uno de los primeros títulos que se le ocurrieron a Milius, fue el de "El Soldado Psicodélico" ("The Psychedelic Soldier"), pero pronto cambió a la más que reconocida versión actual. Al guionista se le ocurrió al darle el sentido contario a "Nirvana now", un eslogan utilizado por los hippies de California que significaba colocarse y alcanzar un estado de conciencia pura. El título final de la película nunca se menciona en la misma, pero se ve un grafiti delante del recinto de Kurtz mientras Willard sube las escaleras de piedra en el que se puede leer: "Nuestro lema: Apocalypse Now". Este pequeño detalle fue añadido por Coppola debido a que, tanto el título como el copyright, legalmente debían aparecer en algún momento de la película por culpa de las regulaciones.

4.- LA SECUENCIA INICIAL FUE CREADA CON RESTOS DEL METRAJE

Coppola rodó unos sin precedentes 457,2 kilómetros de película y se topó con la escena inicial por casualidad mientras estaban editando en postproducción. En el estudio de edición, Coppola le preguntó al editor Richard Marks (uno de los cuatro encargados de editar la película) por los rollos de metraje que estaban en la basura. Marks le respondió que era material sobre un ángulo estático que no habían utilizado de una de las seis cámaras que habían empleado para rodar la escena del napalm. A Coppola le gustaba la misteriosa geometría de los árboles junto a los helicópteros sobrevolando la zona, por lo que acabó diciéndole a Marks que lo montase con una canción de The Doors llamada "The End" ya que pensó que sería gracioso empezar la película con una canción con un título como ese.

5.- HARVEY KEITEL IBA A INTERPRETAR A WILLARD

Coppola realizó exhaustivas sesiones de cásting para su elenco principal, pero el papel de Willard resultó ser bastante problemático para el director. Al principio le ofreció el papel a Steve McQueen, pero rechazó el rol al no querer rodar en la jungla. Al Pacino, James Caan y Jack Nicholson también rechazaron las sucesivas ofertas que les hizo Coppola hasta que consiguió darle el papel a Harvey Keitel. Pero la alegría no duró mucho, pues pasadas seis semanas de producción, el director lo despidió al creer que su interpretación no era lo suficientemente introspectiva para el personaje. Es así como llegó a escena Martin Sheen, actor que ya se había presentado para interpretar a Michael Corleone en "El Padrino" y no había probado suerte en "Apocalypse Now" al estar rodando "El puente de Cassandra".

6.- COPPOLA PUSO LITERALMENTE TODO LO QUE TENÍA EN LA PELÍCULA

El director invirtió 30 millones de dólares de su dinero en el proyecto para alcanzar el presupuesto que creía necesario para satisfacer su visión. Ese total incluía la tasación de su casa y su bodega que cedió al Chase Bank como aval. El tipo de interés empezó en el 7% pero, para cuando la producción llegó a su fin, había llegado al 29%. Si la película hubiese fracasado, Coppola se hubiera arruinado, por lo cual es comprensible que esa noción hiciese del rodaje una experiencia endiabladamente estresante. El director sufrió un ataque epiléptico mientras rodaba, tuvo una crisis nerviosa y se dice que amenazó con suicidarse al menos en tres ocasiones.

7.- LA PELÍCULA SE PASÓ DE PRESUPUESTO Y DE CALENDARIO

Coppola planeó inicialmente unas catorce semanas de rodaje en Filipinas durante la primavera de 1976. Un plan que parecía estar cumpliéndose hasta que llegó el Tifón Olga y destrozó prácticamente todos los sets y equipo, forzando que la producción se aplazara ocho semanas. Parece que Marlon Brando desató tempestades a lo largo de toda su vida y más literalmente en todas sus producciones tardías, y es que Richard Stanley se topó con contratiempos climáticos similares cuando rodó "La Isla del Dr. Moreau" como bien nos explican en "Lost Soul", el maravilloso documental sobre su también intempestivo rodaje. Coppola retomó el proyecto con un desenfreno temerario y el rodaje no se terminó hasta mayo de 1977. La postproducción duró dos años más y la película pudo ver finalmente la luz en 1979.

8.- HARRISON FORD APARECE EN UN (TÉCNICAMENTE) ROL PREVIO AL DE STAR WARS

Coppola contrató a un joven actor llamado Harrison Ford para aparecer como el coronel Lucas (guiño hacia George), uno de los oficiales militares que le da a Willard las órdenes de asesinar a Kurtz. Ford había aparecido previamente en "American Graffiti" de George Lucas y "La conversación" de Coppola, pero seguía siendo relativamente desconocido para el gran público cuando empezó a rodarse en 1976 "Apocalypse Now". Más tarde terminaría convirtiéndose en una estrella al aparecer como Han Solo cuando se estrenó "Star Wars" en 1977, antes de que saliese la película de Coppola. Aparentemente, Ford se ponía tan nervioso cuando filmaba las escenas con el director, que Coppola terminó añadiendo un punto en la historia en el que a su personaje se le caía un dossier sobre Kurtz para así poder incorporar toda esa ansiedad del actor en escena.

9.- SE FILMÓ EN UNA LOCALIZACIÓN CERCA DE VIETNAM

Inspirado por la película de Haskell Wexler "Perspectivas" (1969), que había filmado imágenes durante los disturbios de la Convención Nacional Demócrata en Chicago y las había incorporado en la historia, Milius quería filmar la película en una localización en Vietnam mientras la guerra se seguía librando. Coppola rechazó la idea y acabó rodándose en Filipinas al comprometerse el presidente Ferdinand Marcos a prestarles todos los helicópteros y ametralladoras que fueran necesarias. El Departamento de Defensa de los Estados Unidos, liderado entonces por Donald Rumsfeld, le había negado a la película cualquier tipo de asistencia por su mensaje anti-Vietnam.

10.- COPPOLA TIENE UN CAMEO

Coppola, junto con el diseñador de producción Dean Tavoularis y el director de fotografía Vittorio Storaro, aparece en un cameo como director de un informativo diciéndole a Willard y a su tripulación que no mirasen a la cámara durante la escena del encuentro con el coronel Kilgore.

11.- EL AUTOR MICHAEL HERR ESCRIBIÓ LA NARRACIÓN

Parte del extendido proceso de postproducción, incluyó la adición de una pista de voz en off para Willard. En 1978, Coppola contrató al escritor y corresponsal en Vietnam Michael Herr, para escribir opciones de posibles partes de voz en off entre las que poder escoger para darle al personaje. Coppola inicialmente se puso en contacto con Herr para la narración porque le encantó su libro "Despachos de guerra", una colección de las experiencias de guerra que Herr tuvo.

12.- COPPOLA TENÍA UNA RELACIÓN DE AMISTAD CON THE DOORS

Coppola fue a la Universidad de cine de Los Ángeles (UCLA) con todos los miembros de The Doors, incluído Jim Morrison, que accedió a que el director utilizase las grabaciones originales de su música para la película. La primera versión de cinco horas y media de película que se montó, tenía una banda sonora compuesta única y exclusivamente de canciones de The Doors antes de que la banda sonora final estuviese si quiera creada.

13.- EL GRAN PESO DE MARLON BRANDO

Brando, que previamente había ganado un Oscar como Vito Corleone en "El padrino" de Coppola, hizo acto de presencia en Filipinas pesando unos 136 kilos. Todo el vestuario que había sido diseñado para él tuvo que desecharse porque Coppola esperaba encontrárselo como un astuto y hábil Boina Verde. Esto forzó al director a encontrar una manera de adaptarse a rodar con el peso de Brando, por lo que Coppola y Vitorio Sotraro empezaron a pensar en ponerle en escena entre sombras y siluetas, haciendo así su personaje más misterioso. 

14.- BRANDO FUE A PASAR POR CAJA

En el contrato de Brando estaba estipulado que se le iban a pagar 3 millones de dólares por cuatro semanas de trabajo, solo en días laborales y en los que no se requeriría que trabajase más tarde de las 5:30pm. En sus primeros cuatro días de rodaje, el actor no se presentó en el set sino que discutía de cualquier tema con Coppola en su tráiler para, ostentiblemente, retrasar la película hasta cobrar su parte. Cuando el director finalmente consiguió que hablasen sobre cómo intepretar a Kurtz, el actor rechazó todas sus ideas, incluyendo la sugerencia de que fuese calvo como en el libro. Al conseguir que Brando accediese a considerar estas proposiciones, hizo finalmente acto de presencia en el set con la cabeza afeitada y le dijo a Coppola que se había terminado  "El corazón de las tinieblas"  la noche anterior y que había tomado la decisión de intepretarlo como en el libro.

15.- EL PERSONAJE DE DENNIS HOPPER FUE IMPROVISADO

Originalmente, se suponía que Hopper debía interpretar a Colby, el capitán de las Fuerzas Especiales (más tarde interpretado por el actor Scott Glen) que abandona su misión para unirse a los primitivos seguidores de Kurtz al ser enviado a asesinarle antes que Willard. Pero a Coppola no le gustó en ese papel al verlo llegar al set. En su lugar, el director creó en el momento al fotógrafo corresponsal de prensa drogadicto, dándole a Hopper una camiseta de campesino, collares y un puñado de cámaras para que le colgasen del cuello. Coppola modeló el personaje a partir de uno en el libro de Conrad en el que es simplemente referido como El Ruso. Prácticamente todos los diálogos de Hopper, incluyendo las citas a T.S. Eliot, fueron improvisados.

16.- COPPOLA SE INVENTÓ EL FINAL SOBRE LA MARCHA

El final original del guión de Milius, mostraba a las fuerzas norvietnamitas atacando a Kurtz y sus seguidores en una enorme batalla climática, pero Coppola lo descartó porque no sentía que encajase con el resto de la película que estaba haciendo. En su lugar, siguió el consejo de su amigo de UCLA Dennis Jakob y del actor Dennis Hopper de crear un final más místico sobre los conceptos de la muerte y volver a nacer. Usando la historia de "Fisher King" encontrada en libros como "La rama dorada", "Del ritual al romance" y la poesía de T.S. Eliot (como se puede apreciar en la película con la posesión de Kurtz), Coppola ideó un nuevo final en el que Willard mataría a Kurtz y se convertiría en el nuevo rey de sus seguidores.

17.- COPPOLA NO QUERÍA QUE LA PELÍCULA TUVIESE CRÉDITOS, PERO EXISTE UNA

Las presentaciones originales de la película vinieron con un programa especialmente diseñado que incluía una lista completa del cásting y equipo completo implicado con el film, la cual Coppola dejó fuera deliberadamente. Pero el estudio le obligó a crear una secuencia de créditos para seguir la pista en las siguientes proyecciones de la película. Coppola finalmente creó una en la que aparecían los créditos sobre imágenes del campamento de Kurtz siendo bombardeado. Al sentir que las anárquicas implicaciones de aniquilar a los seguidores restantes de Kurtz iba en contra de su pisoteado pero antibelicista mensaje, Coppola optó por no incluir su escena de créditos.


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es