Romy Schneider y su última entrevista en "3 días en Quiberón", joya del canal Vidas de Cine de Filmin

Autor: Filmin

Romy Schneider y su última entrevista en "3 días en Quiberón", joya del canal Vidas de Cine de Filmin

Filmin estrena hoy, 30 de abril, “3 días en Quiberón”, el retrato definitivo de la última entrevista y aparición pública que ofreció la eterna Romy Schneider, leyenda cinematográfica tras encarnar a Sissi en tres películas: "Sissi" (1955), "Sissi emperatriz" (1956) y "El destino de Sissi" (1957). Este biopic encabeza la colección de Filmin “Vidas De Cine”, que recoge más de 70 títulos que plasman la historia del séptimo arte a través de las vidas de sus (no siempre tan) glamurosos protagonistas.

Ingrid Bergman, Hedy Lamarr, Jayne Mansfield, Carrie Fisher… Todas ellas tenían algo en común más allá de su profesión: una vida tumultuosa marcada por sus tórridas relaciones. Tampoco se salvan ellos: Roman Polanski, Ingmar Bergman o Alfred Hitchcock. Es innegable que los entresijos del cine despiertan gran fascinación entre el público. “Vidas De Cine” pone las cartas sobre la mesa y refleja fidedignamente las intimidades de unas estrellas, en muchas ocasiones, caídas.


3 DÍAS EN QUIBERÓN, EL FINAL DE UN MITO

Durante tres días, dos periodistas de la revista alemana Stern visitaron a la actriz austríaca-francesa Romy Schneider en su hotel –en realidad, un centro de desintoxicación– para retratar la trágica vida y el fatal ocaso de la que fue durante décadas una de las actrices más queridas de Europa. Una vida llena de excesos y una fuente constante de escándalos públicos que eclipsó a la estrella que todo el mundo había venerado como Sissi emperatriz: No soy Sissi. Jamás lo he sido. Soy una mujer rota de 42 años y me llamo Romy Schneider.

Tras divorciarse de Alain Delon, la actriz se casó con el actor Harry Meyen, quién se suicidó ahorcándose nueve años después de su boda. Habían tenido un hijo en común, David, quien falleció con 14 años en un dramático accidente un año antes de que Romy decidiera poner fin a su vida en 1982. La tragedia fue protagonista en la vida de la actriz. Su desgarrador relato, acompañado de botellas de champán y frascos de medicamentos, saca a relucir las miserias de la fama e intenta arrojar luz sobre la relación entre la persona y el glamur del mito. A la vez, reflexiona sobre la ética periodística y la manipulación a la que se ven sometidas las estrellas del cine.

Marie Bäumer (“Los falsificadores”), uno de los rostros más reconocibles del cine alemán actual, encarna a Romy, con quien guarda un parecido espectacular. Su amiga de la infancia, Hilde Fristch, es interpretada por Birgit Minichmayr (“La cinta blanca”). La película, filmada en un cuidado blanco y negro, lleva la firma de la aclamada directora germano-franco-iraní Emily Atef.

“3 días en Quiberón” tuvo su estreno mundial en la Sección Oficial del Festival de Berlín, donde fue aclamada unánimemente por la crítica. También arrasó en los Premios del Cine Alemán, donde fue galardonada con ocho premios, incluidos Mejor Película y Mejor Dirección.

Títulos mencionados

Publica un comentario

1 comentario

Cuesta hacer un comentario profundo que le haga juego, mete el cine en la peli con inteligencia. ;) Me ha encantado el poeta.