Festival Seminci 2018: Nuestras 10 favoritas

Autor: Filmin Fuente: Filmin

Festival Seminci 2018: Nuestras 10 favoritas

El Gran Premio del Jurado así como el Premio del Público en el último Festival de Sundance, la Mejor Película del reciente Festival de Locarno, la vencedora de Un Certain Regard en el último Festival de Cannes, el más que probable próximo Goya al Mejor Documental o lo nuevo de Matteo Garrone y Denys Arcand. Así de bien se presenta la 63 edición de Seminci que ya comienza. El Festival de Valladolid abre mañana, sábado 20 de octubre, sus puertas. Abrimos boca con nuestras 10 favoritas, lo vivimos a distancia con nuestro canal exclusivo dedicado al certamen pucelano. A ello.

1. BORDER de Ali Abbasi

Sección Oficial

El responsable de "Shelley" adapta una novela del autor de "Déjame Entrar", John Ajvide Lindqvist, bajo el guión de la directora de "Holiday", Isabella Ëklof. Resultado final, Mejor Película en Un Certain Regard del pasado Festival de Cannes. Es la irrebatible carta de presentación de la imponente "Border", un siniestro cuento de hadas que transita múltiples universos paralelos en los que de forma perturbadora confluyen crónica social, comedia grotesca, thriller criminal, terror, folklore e incluso una inclasificable love-story de la cual desemboca la que bien podría ser la mejor secuencia de sexo del año. Y lo más sorprendente de todo es que a pesar de tocar tantos y tan diferentes palos, logra la difícil misión de hacer que todo cuadre, que todo encaje. Mucho abarca, y mucho aprieta. Es la excepción que confirma la regla. Nada de lo que sucede en "Border" es caprichoso o gratuito por más que con tantos giros y fusión de diferentes temas y conceptos bien podría correr el peligro de acabar siéndolo. El suyo es un complejo engranaje cuyo destino no es otro que embarcar al espectador hasta los confines de lo humano, allá donde la monstruosidad colisiona frontalmente con la existencia. Poco más quiero revelar sobre una obra de la cual, cuanto menos información tener de la misma, mejor. La sorpresa será aun mayor.


2. THE MISEDUCATION OF CAMERON POST 
de Desiree Akhavan

Sección Oficial

En resumidas cuentas, la mejor película del último Festival de Sundance. Desiree Akhavan se puso en el mapa con su descarado debut "Appropiate Bahaviour", una comedia autobiográfica que versaba sobre la crisis de identidad y pivotaba sobre una joven irano-americana bisexual en un inconexo escenario hipster de Brooklyn. Un ácido y sexualmente sincero retrato de la desintegración de una relación que traía consigo los nombres Lena Dunham, Woody Allen, Noah Baumbach o Judd Apatow como sugerentes referentes y a la que ahora dará continuidad con "The Miseducation of Cameron Post", adaptación de la novela de Emily M. Danforth protagonizada por Chloë Grace Moretz que cuenta la historia de una joven que es obligada a asistir a un centro de terapia para convertir a los homosexuales. 


3. EL SILENCIO DE OTROS
de Almudena Carrecedo y Robert Bahar 

Tiempo de Historia

"El silencio de otros" recoge el primer intento en 77 años de procesar los crímenes de los 40 años de dictadura española bajo el régimen del general Franco (1939-1975). Un viaje en el tiempo propulsado por la obligada búsqueda de recuperar nuestra memoria histórica. Un pasado atroz marcado por la devastadora e inhumana dictadura de Franco, pero también por el esperanzador halo de luz que iluminó a quienes protagonizaron esa etapa supuestamente clave para la democracia de nuestro país que supuso la Transición. Y decimos 'supuestamente' porque la luz con la que esta etapa histórica nos alumbró sigue estando teñida de sombras. La memoria frente al olvido. Medio siglo después, este sigue siendo el gran conflicto social de un país, el nuestro, cuyas profundas heridas lejos están de cicatrizar por mucho que éstas se traten de omitir e ignorar. 

La ley de amnistía instaurada en la España de 1977 incluía el perdón de los presos políticos, así como un amplio espectro de delitos que englobaban actos políticos, rebelión, sedición y denegación de auxilio cometidos antes del día 15 de diciembre de 1976. Puesta en vigor en plena transición a la democracia, su objetivo no pretendía ser otro que abrir camino para la regeneración. Craso error. 35 años después, tal y como es perfectamente de entender, los familiares de las víctimas cuyos restos nunca se llegaron a encontrar, las madres cuyos hijos fueron robados por el régimen nada más nacer o, las víctimas directas que fueron privadas de su libertad para sufrir toda clase de torturas y vejaciones, lejos están de ser capaces de olvidar. Básicamente porque sus verdugos siguen libres e impunes, porque muchas de la calles que transitan (o incluso en las que viven) siguen homenajeando los nombres propios de esos viles asesinos y malhechores. Lo mismo pasa con gran parte de monumentos que encontramos a lo largo y ancho de España, teniendo en el Valle de los Caídos su inefable cumbre.

Y es precisamente en este proceso de tardía búsqueda de justicia que se embarca este documental conmovedor a su vez que doloroso, que se centra en el pleito internacional interpuesto por los supervivientes de los crímenes franquistas a través de un concienzudo ensamblaje de imágenes de archivo y las sobrecogedoras entrevistas de varios de sus involuntarios protagonistas, en este caso víctimas cuyo trauma lejos están de reconciliar merced de los ambages de un país cuya idiosincrasia conservadora y fascista sigue en plena vigencia, por muy taimada que ésta pretenda ser. Cierto es que nada nuevo nos descubre "The Silence of Others" para quienes vivimos en España. No es el caso ,sin embargo, si miramos al resto de Europa, porque lo que Almudena Carrecedo y Robert Bahar decididamente destapan es la verdadera cara de un país que lejos está de ser esa nación progresista con la que se pretende mostrar al resto del mundo. Es la España sin careta, la España que esconde la cabeza bajo el ala lejos de afrontar el problema. Básicamente porque no interesa. Que toda Europa lo vea y sobre todo, que lo sepa.

Crónica Berlinale 2018:

4. A LAND IMAGINED de Siew Hua Yeo

Sección Oficial

Entre áreas industriales de Singapur, Lok, un detective de la policía, tiene la misión de encontrar a Wang, un trabajador inmigrante desaparecido que ha sufrido un accidente laboral y vive preocupado por su repatriación. Ganadora del Leopardo de Oro en el pasado Festival de Locarno, "A Land Imagined" viene definida como una exótica muestra de noir asiático, un excelente thriller detectivesco sobre la existencia de realidades e identidades paralelas que adquiere forma de pesadilla lynchiana y que en cierta forma evoca al cine de Nicolas Winding Refn. 


5. THE GUILTY

Sección Oficial

Fenómeno a la vista. Ganadora del Premio del Público en el último Festival de Sundance y seleccionada por Dinamarca como representante en la carrera de los Oscar, "The Guilty" ha sido comparada con "Buried" de Rodrigo Cortés, y se ha convertido además en la película revelación del verano en la cartelera francesa, consiguiendo mantenerse durante toda la temporada estival en los puestos más altos del Box office. Confinada prácticamente en un único espacio, la película de Gustav Möller sigue un turno nocturno de Asger Holm, un exoficial de policía que ha sido suspendido de sus funciones y relegado a operador del servicio de emergencias. Una llamada de una mujer que ha sido secuestrada le lleva a enfrentarse no sólo a la precipitación de los acontecimientos relacionados con el crimen, sino también a sus propios demonios personales.


6. DOGMAN

Sección Oficial

Es la película que supone la vuelta a los orígenes de Matteo Garrone, a "El Taxidermista" (2002) y "Primo Amore". "Dogman” nos lleva a la periferia de Roma a finales de los años 80, allá donde la ley de la selva prevalece, donde el honor y el dinero son las únicas cosas que cuentan y donde las drogas y la violencia son los únicos problemas. Y lo hace para trasladarnos el caso real de Pietro De Negri un peluquero de perros que asesinó a un ex-boxeador amateur llamado Giancarlo Ricci, un delincuente de poca monta. Bajo los efectos de la cocaína, De Negri torturó durante siete horas a Ricci hasta arrebatarle la vida, convirtiéndose en uno de los asesinatos más atroces de la historia de Italia tras la guerra. Un hecho real que Matteo Garrone lo lleva a su personalísimo terreno, al áspero hiperrealismo, al sobresaliente trabajo fotográfico y escénico por el que se distingue su lúgubre cine primigenio. "Dogman" bien podríamos interpretarla como una crónica social negra de Italia, un cuento moral, suerte de western suburbial que entre otras cosas nos habla de la pérdida de la inocencia o más bien, de la imposibilidad de mantenerla. Una fábula real que viene a sugerirnos que la Italia de hoy no es un país para leales. De hecho, es la figura del perro, la incondicional lealtad que éste profesa hacia su amo y dueño, la esencia metafórica por la que se rige la tóxica relación entre Marcello y Simone. Muy a pesar de los contantes problemas y conflictos que Simone le causa a Marcello, éste le sigue y le protege. Hay algo que le empuja a mantenerse siempre a su lado por más que le perjudique. Un extraño vínculo de atracción y amistad que acaba por estallar en una venganza brutal, aunque el empleo de la violencia en este caso es más contenida y sugerida que explícita como cabría esperar. La nobleza es quebrada, la fidelidad dilapidada. Precisamente como sucede con el nexo común que debería unir a la política con la sociedad. Así nos va.

Crónica Cannes 2018:

7. LA MUJER DE LA MONTAÑA (WOMAN AT WAR) de Benedikt Erlingsson

Sección Oficial

El islandés Benedikt Erlingsson se hizo con el Premio Nuevos Directores en San Sebastián con "De Caballos y Hombres", un western incalsificablemente marciano, tan absurdo como singular y único, cuyo lugar no debería ser una sección paralela tanto como Sección Oficial. Hablamos de una comedia delirantemente coral, de carácter tan autóctono como cinematográficamente particular, que nos dibuja un paisaje tan descabellado como poblado de caballos, retratando a su desbocada e irreverente manera la relación entre trotones y humanos. Y lo hace galopando a ritmo de un hilarante humor deadpan, de abruptos golpes de violencia, de un bizarro romanticismo y envuelta en un imponente y sensorial dispositivo forma. En definitiva, una de esas miradas que de por si solas razonan nuestra presencia en un festival. Con su segunda película, "A woman at war",  nos cuenta la historia de Halla, que a sus cerca de cincuenta años, declara la guerra a la industria local del aluminio, que está desfigurando su país. Una guerra quea nos acerca temas de rabiosa actualidad, como el ecologismo, y otros universales y atemporales, como pueden ser la maternidad o el poder de las grandes corporaciones. "La mujer de la montaña (Woman At War)" es una película vibrante en un entorno natural espectacular, llena de acción y con un personaje principal fuerte y carismático. 


8. LA CAÍDA DEL IMPERIO AMERICANO de Denys Arcand

Sección Oficial

Sucesora temática de las películas de sus predecesoras "El declive del imperio americano" y "Las invasiones bárbaras", "La caída del imperio americano" se centra en un joven cuya vida cambia cuando encuentra dos bolsas de dinero en efectivo después de un robo a mano armada. La nueva película de Denys Arcand adquiere una mirada ingeniosa y a la vez conmovedora, como solo él es capaz de hacer, en una sociedad donde el dinero es lo más importante y donde el resto de valores parecen haberse desmoronado.


9. GÈNESE
de Philippe Lèsage

Sección Oficial

Quienes hacemos Filmin quedamos rendidos al realizador canadiense Philippe Lesage desde que en el Festival de San Sebastián 2015 irrumpiera con "Los Demonios", una de las películas más perturbadoras de los últimos tiempos. Estudio valiente y exquisito sobre la psicología infantil y los demonios que le acechan que no deja títere con cabeza. En el caso de "Gènese", Lesage vuelve a incurrir en una historia autobiográfica que atañe a la juventud, en la cual Guillaume, su hermanastra Charlotte y Félix experimentan las turbulencias del primer amor. Emocionante y desgarradora a partes igual, fue uno de los títulos estrella del pasado Festival de Locarno.


10. UTOYA, 22 DE JULIO 
de Erik Poppe

Sección Oficial

Después de su nominación al Oscar 2017 por "La decisión del rey", el director noruego Erik Poppe aborda con "Utoya, 22 de julio" uno de los episodios más funestos de la historia reciente de Europa: la masacre perpetrada a manos del joven de extrema derecha Anders Behring Breivik en la isla de Utøya el 22 de julio de 2011 que causó 77 víctimas y más de un centenar de heridos, tanto a nivel psicológico como físico. Viajamos al fondo de una masacre. "Utoya, 22 de julio" está rodada en un único plano secuencia y en tiempo real. La cámara sigue minuto a minuto a la joven Kaja en su afán por sobrevivir, embarcada asimismo en la búsqueda de su hermana a la vez que se cruza con otros jóvenes con diferentes estrategias para sobrevivir. Algunos lo hacen, otros no. La presencia del perpetrador la percibimos por el constante sonido de los disparos, lejanos en un principio, pero luego cada vez más cercanos, mientras que los ataques que provocan las muertes nunca ocupan el plano. Es decir, la presencia del responsable de la matanza se mantiene constantemente fuera de campo y tan solo atisbamos su aparición en el fondo del cuadro en alguna escena contada. Decisiones loables y acertadas que claramente nos reflejan lo que a Poppe verdaderamente le interesa. Su leitmotiv no es tanto penetrar en los motivos que llevaron a un joven de 34 años a perpetrar esta masacre, como hacernos partícipes del pánico y confusión al que se vieron expuestos estos jóvenes durante los críticos 72 minutos que duró el ataque terrorista. Un estado de shock y una situación de extrema vulnerabilidad  excesivamente aletargada debido a la inoperancia policial y gubernamental de un país que en ese momento estaba maniatado y bloqueado por los atentados que acontecieron horas antes en los edificios del gobierno. Y es precisamente aquí donde el director de "La decisión del Rey" mete el dedo en la llaga.

La que "Utoya, 22 de julio"  nos traslada es una escenificación tan arriesgada como coherente cinematográficamente hablando, moral y éticamente pertinente, que sin embargo, sintomatiza también alguna estría que bien podría estar abierta al debate. Como lo es el caso de asistir en primerísimo primer plano a la agonizante muerte de una adolescente. ¿Necesario o evitable? Un posible lunar que no evita que estemos ante una propuesta tan arriesgada como necesaria que embarca al espectador en una experiencia acongojante a todos los niveles. El pasado vuelve. Que nadie lo olvide.

Crónica Berlinale 2018: 



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es