No tan lejos de Anna Magnani y "Mommy"

Autor: Irene Marges Fuente: Filmin

No tan lejos de Anna Magnani y "Mommy"

Desde lo alto de unos tacones, unas piernas caminan con seguridad siguiendo una línea recta. Irremediablemente -quizás por el blanco y negro, quizás por las connotaciones sexuales de cada pisada del zapato- este sugerente inicio me ha hecho vislumbrar aquella Anna Magnani que en "Mamma Roma" se paseaba por las calles italianas a paso firme y sin más deambular que una línea al frente. Pues bien, pese a que el carrousel de figurantes aquí queden en el olvido, hay una pregunta que te viene a la mente al mismo instante que desaparecen las letras de los títulos iniciales: ¿A dónde se dirigen estas sinuosas piernas? ¿A dónde iba Anna Magnani?

Sólo vemos una línea blanca pintada en el suelo que traza el camino por el que piernas y cámara pasan. Como un hijo que teje, la línea del suelo une el dispositivo cinematográfico con el acto puro de la coreografía. Y, es más, no sólo sirve de unión en ese modo. El hilo es, a la vez, la representación de la música que -como hilo musical- termina atando el lazo. Ya tenemos dirección, ahora falta destino.

Tras proclamarse ganadora del festival Choreoscope con el galardón a mejor cortometraje, "The Missing Part" es una pieza de danza -y de cine, de interpretación y de música- que pone en relieve al joven talento catalán Salvador Sunyer. El festival Choreoscope es una iniciativa con el objetivo de impulsar el vínculo con el arte en general y con el cine y la danza en particular. Así que la ganadora autóctona no sólo cuenta con el aval de la confirmación como ballet, sino que también hay un foco en el dispositivo cinematográfico. Un resultado exitoso gracias a la mezcla entre puesta en escena y decisiones arriesgadas de estilo fílmico, todas ellas ejemplificadas a lo largo y ancho de "The Missing Part".


Para empezar, no sólo es atrevido el cuadro en el que concentra la imagen, sino que el blanco y negro suma esta distinción en estilo. Esta apuesta formal subraya el onirismo, el factor surrealista del corto, así como lo asemeja a otras estéticas más videocliperas. Haciendo hincapié en el factor surrealista, no hay que obviar uno de los elementos que están presentes de forma perenne: el caballo. O, más bien, el caballo y su representación. Conformado como un caleidoscopio de imágenes, músicas, fragmentos de danza y de cine, "The Missing Part" cuenta un cuento sobre la familia, la libertad y sobre el sentido de la expresión personal y artística en cualquier ámbito en un universo extraño digno de ser visitado por Lynch.

Recuperando la referencia a la industria del videoclip, hay que ser cauto y poner unas formas al servicio de la película, no como mero acompañamiento musical o como una voluntad estética sin trasfondo. Aquí se consigue el equilibrio. La apuesta arriesgada de Sunyer sale triunfando cuando, sin apenas darte cuenta, hacia el final de la pieza te viene a la cabeza el momento cumbre de "Mommy" (Xavier Dolan, 2014). Casualidad o no, el momento de "Mommy" es tanto un símbolo de libertad (tanto que atraviesa literalmente los márgenes de la pantalla) como una intención videoclipera en que música y movimiento empujan la imagen desde la diégesis misma de la película.

Mientras que las palabras pueden engañar, el lenguaje corporal no. Y el de Sunyer es sincero.


Publica un comentario

Sin comentarios