"Daguerrotipo" la Cumbre Escarlata de Kiyoshi Kurosawa

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

"Daguerrotipo" la Cumbre Escarlata de Kiyoshi Kurosawa

Presentada en la Sección Oficial de Sitges del pasado año, llega a Filmin "Daguerrotipo", la versión más romántica y melodramática, aunque igualmente fantástica, de Kiyoshi Kurosawa. La primera película que el director de "Pulse" realiza fuera de Japón es una producción francesa protagonizada ni más ni menos que por Tahar Rahim, Mathieu Amalric y Olivier Gourmet, que se verán envueltos en un drama gótico de tintes fantasmagóricos alrededor de la técnica fotográfica del daguerrotipo.

¿De qué va?

Stéphane, ex fotógrafo de moda, trabaja obsesivamente en una antigua técnica fotográfica del siglo XIX que, según cuentan, ha dado vida eterna después de la muerte a las almas de las personas cuya imagen ha capturado. Jean, un joven desesperado por hallar inspiración en su vida, se convierte en asistente de Stéphane. Rápidamente se siente cautivado por Marie, hija única de Stéphane y también modelo. Pero después de que cierta noche Marie sufra una misteriosa caída, la diferencia entre imagen y realidad se volverá mucho más difícil de descifrar.

¿Quién está detrás?

La primera película que Kiyoshi Kurosawa realiza fuera de Japón mezcla romanticismo e intriga, prolongando con naturalidad la concepción que el cineasta tiene de lo fantasmagórico.

¿Quién sale?

Para su debut en el cine francés Kiyoshi Kurosawa cuenta con estrellas de primer nivel: es el caso de Tahar Rahim, Mathieu Amalric y Olivier Gourmet. Mención aparte merece la aportación de Constance Rousseau, descubierta cuando aun era una adolescente por Mia Hansen-Love en "Tout est pardonné". Por descontado que el tiempo le ha dado la razón.

¿Qué es?

"La Cumbre Escarlata" según Kiyoshi Kurosawa.

¿Qué ofrece?

Kiyoshi Kurosawa sale por vez primera de Japón para realizar su primera película europea, concretamente francesa. Un dato relevante en cuanto sistema de producción se refiere que, sin embargo, no lo es tanto en lo que a su inconfundible temática atañe, ya que el director de "Pulse" sigue incurriendo, o mejor dicho subvirtiendo, el leit-motiv fantasmagórico por el que inconfundiblemente se distingue su cine. Lo cual no quiere decir que la hipnótica y exquisita "Daguerrotipo" no presente novedades sorprendentes que van más allá de su europeización. Tal y como ya ha hecho en sus anteriores "Journey to the Shore" y "Creepy", el emblemático realizador japonés vuelve a romper las barreras que separan lo fantasmagórico de lo real, aunque en este caso lo hace, y es aquí donde yacen las sorpresas más remarcables, desde un registro eminentemente romántico y melodramático, desde un planteamiento anacrónico que fusiona lo gótico con lo moderno, lo vetusto con lo contemporáneo.

Porque su penúltima película es ante todo gótica, una obra frágil y delicada que transita los lugares comunes de uno de los subgéneros más ilustres del terror: como si de una particularísima versión de "La Cumbre Escarlata" se tratara, en "Daguerrotipo" hay una mansión que respira, sangra y hasta recuerda, también una enfermiza y sentida historia de amor, así como una sensación funesta que constantemente atenaza. Una obra genuinamente atmosférica y absolutamente magnética que ante todo medita sobre la obsesión y el amor, que no presenta grandes alardes (los golpes de efecto vienen dados muy sutilmente) aunque si estimulantes y sofisticados contrastes (como es el caso de la fascinación que emana por las arcaicas técnicas fotográficas a día de hoy o el empleo de un a banda sonora eminentemente melosa que acompaña el devenir de una acción turbadora). Virtudes apasionantes que llevan a un servidor a caer rendido ante la sublime "Daguerrotipo". Ante todo, clase.


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es