"Out of Nature" el homo sapiens al desnudo y natural

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

"Out of Nature" el homo sapiens al desnudo y natural

Destacado su director por Variety entre los 10 europeos a seguir, el noruego Ole Giæver competía en Panorama de la Berlinale tras su exitoso paso por el Festival de Toronto, donde resultó ser uno de los grandes (e inesperados) fenómenos del certamen gracias a la genuina "Out of Nature", lo que vendría a ser si el Kevin Spacey de "American Beauty" se perdiera en la montaña con la mala baba de Chuck Palahniuk. Una peculiar y desatada comedia sobre un comercial gris y aburrido, un "Padre de Familia" 100% europeo, suerte de "Captain Fantastic" pero a la inversa, que busca refugio en la naturaleza con la intención de dar un nuevo rumbo a su rutinaria vida.

¿De qué va?

Un viaje al interior de Martin, un comercial gris y aburrido que decide realizar una excursión a la montaña, donde seremos testigo de sus pensamientos: esenciales, existenciales, estúpidos e incluso absurdos, sobre sus sentimientos, anhelos y fantasías.

¿Quién está detrás?

El director noruego Ole Giæver fue, gracias a "Out of Nature", uno de los 10 europeos a seguir de Variety en 2015 junto a Yann Demange ("71") y Carlos Marquet-Macet ("10.000 km"). Razones para ello, le sobran.

¿Quién sale?

Solo, o más bien prácticamente solo, en la montaña, el propio Ole Giæver lleva todo el peso de la película ante cámara, aunque no tras ella, donde cuenta con la complicidad en la co-dirección de Marte Vold.

¿Qué es?

Como si el Kevin Spacey de "American Beauty" se perdiera en la montaña con la mala baba de Chuck Palahniuk. Un "Padre de Familia" 100% europeo, suerte de "Captain Fantastic" pero a la inversa,

¿Qué ofrece?

Una audaz, jocosa y muy irónica, prácticamente negra, comedia dramática que nos dibuja, con todo tipo de matices subjetivos, el homo sapiens al crudo y natural, la crisis existencial de la masculinidad (supuestamente) adulta y madura como tal. El director noruego da continuidad a su anterior “The Mountain”, con la que ya participó en Panorama 2011, aunque en este, el paisaje natural no tenga mucho que ofrecer a su prototipo de hombre moderno, alguien que pese a evadirse de la sociedad, sigue arrastrando sus traumas familiares, conflictos sentimentales y frustraciones sexuales con él. Y lo hace apoyándose sobre una voz en off viperina y enrabietada, que desata tanto sus deseos más retorcidos y perversos como sus necesidades más básicas y elementales de forma tan introspectiva como provocativa. Aquellas que por desgracia para él, aunque por suerte para nosotros, no es capaz de satisfacer. Lo que le lleva a perderse en la inmensidad de la naturaleza más remota y esplendorosa acompañado únicamente de su fustigada conciencia, embarcándose en un encadenamiento de situaciones. física y emocionalmente hablando, de los más comprometidas, surrealistas, incluso a ratos entrañables y definitivamente divertidas. Probablemente estemos ante uno de los retratos más completos, fieles, honestos y ante todo, innovadores, creativos y entretenidos, del padre de familia contemporáneo. Imagínense lo que pasaría si acompañáramos al Kevin Spacey de “American Beauty” un fin de semana solo en la montaña. Pues eso.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es