"Llega de noche" la verdad está ahí dentro

Autor: Filmin Fuente: Filmin

"Llega de noche" la verdad está ahí dentro

Tras la sorprendente "Krisha", Trey Edward Shults ahonda en el género con este film postapocalíptico con contundente reflexión política. "Llega de noche", llega a nuestras salas de la mano de Diamond Films. 

¿De qué va?

Tras una terrible y muy contagiosa pandemia que parece haber arrasado con la especie humana, Paul y su familia se refugian del exterior confinados en una cabaña en el bosque. De repente, alguien del exterior logra entrar en la vivienda...

¿Quién está detrás?

El estadounidense Trey Edward Shults, en el que es su segundo largo tras "Krisha" (2014), algo así como dirigida por Iván Zulueta con la que concursó en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes.

¿Quién sale?

El siempre notable e infravalorado Joel Edgerton, al que le sisaron la nominación al Oscar por su excelente papel en "Loving". Le acompañan Carmen Ejogo Riley Keough (una de las “novias” de "Mad Max: Furia en la carretera"), el joven Kevin Harrison Jr. ("El nacimiento de una nación") y -regalo para los seguidores de "Girls"-, Christopher Abbott, el primer novio de Marnie en la serie de Lena Dunham.

¿Qué es?

Algo así como "Hidden: Terror en Kingsville" (Duffer Brothers, 2015) o "Calle Cloverfield 10" (Dan Trachtenberg, 2016) dirigida por el M. Night Shyamalan más metafórico, el de "El bosque" o "El incidente".

¿Qué ofrece?

Desde los tiempos de "La Noche de los Muertos Vivientes" (George A. Romero, 1968), e incluso antes, el encierro ha sido uno de los motivos más recurrentes del cine de género. El hogar como último enclave seguro, como muro de contención frente a las más terribles amenazas externas (virus, zombis, catástrofes nucleares, pájaros asesinos…), juega aquí el papel inverso al subgénero de las casas encantadas, en las que uno no puede sentirse seguro ni en su propia parcela, en la que la amenaza es intrínseca, la tenemos dentro de casa. En "Llega de noche", en realidad, se aúnan las dos naturalezas del hogar en el cine de terror: por un lado, la casa es un refugio, pero con la concesión del permiso de residencia a un agente exterior, la casa se convierte en constante amenaza. La reflexión es más profunda de lo que a priori podría parecer porque, en realidad, la película está hablándonos de algo más que de una familia y una pandemia. La convicción de que la amenaza siempre viene del exterior cuando, en realidad, podríamos tenerla en casa, alude a ese nuevo estado de ánimo instaurado en Estados Unidos desde que Trump accedió al poder. El farfullador del tupé dorado señala con el dedo índice a los extramuros advirtiendo a sus compatriotas de que el mal viene de fuera, cuando en realidad, con los otros tres dedos se está señalando a sí mismo. Shults demuestra de nuevo que es un excelente creador de atmósferas enrarecidas por la subjetividad del punto de vista narrativo, en esta ocasión ligado al personaje de Kevin Harrison Jr., cuyas terribles pesadillas nocturnas presagian el desenlace del film. Con mínimos recursos, el director pone en pie una contundente pieza de cámara sobre el miedo al Otro que se convierte en odio y que justifica los llamados “ataques preventivos”. El cine de terror vuelve de nuevo, con ‘Llega de noche’, a ser el mejor termómetro de nuestro presente.


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es