"Nadie nos mira" un rostro en la multitud

Autor: Sergi Aragón Fuente: Filmin

"Nadie nos mira" un rostro en la multitud

Además de la nueva sensación del terror norteamericano "Hereditary" y la odisea de la maternidad que Charlize Theron vive en "Tully", este viernes se estrena en cines una película que nos habla de cómo dejar de ser uno mismo intentando ser alguien en Nueva York. Se titula "Nadie nos mira", fue una de las grandes sensaciones en el último Festival de Tribeca, clausuró el último Festival de Gijón y es un retrato tan honesto y humano que, al contrario de lo que el título sugiere, invita a ser visto y mirado por el público más amplio.

¿De qué va?

Insatisfecho con una relación complicada, Nico, un actor de Buenos Aires, se muda a la ciudad de Nueva York para empezar de nuevo y rodar una supuesta película. Cuando el proyecto se estanca, el muchacho se las apaña para trabajar de lo que sea con el fin de no renunciar a su sueño de actuar. Pese a su tez pálida y sus conexiones con cierta esfera privilegiada, Nico no tarda en encontrarse con los problemas que afligen al resto de inmigrantes indocumentados del país. Cuando pierda la confianza de una generosa amiga, Nico deberá enfrentarse de una vez por todas a la realidad: su vida es imperfecta y su futuro en Estados Unidos, incierto.

¿Quién está detrás?

8 años de después de “El último verano de la Boyita” (2010) - esa fascinante película que hacía magia con una casa de campo familiar y el despertar de la mirada de una niña protagonista - Julia Solomonoff, una de las directoras argentinas más aclamadas a nivel internacional, rueda su nueva película en Nueva York, ciudad donde lleva viviendo casi dos décadas. Tal y como ella misma afirma, "Nadie nos mira" habla también de su primera etapa en la Gran Manzana, donde experimentó el malestar por no encontrar su lugar en la ciudad. La que supone su tercera película cuenta además con la producción ejecutiva de Isabel Coixet, ganadora de los Premios Goya a Mejor Película, Dirección y Guión Adaptado por su último proyecto, "La Librería".

¿Quién sale?

Precisamente igual que el personaje al que aquí interpreta, Guillermo Pfening alcanzó la fama a partir de su participación en telenovelas. Una fama local que ahora se ha reconvertido en reconocimiento internacional. Suyo fue el premio a Mejor Actor en el Festival de Tribeca, un reconocimiento mayor y del todo merecido gracias a una portentosa caracterización en el que demuestra su sorprendente versatilidad, especialmente en una segunda parte en la que da cuerpo y rostro a una angustia existencial que parece no tener final.

¿Qué es?

Cine latino con forma y fondo de cine indie norteamericano.

¿Qué ofrece?

“Nadie nos mira” nos habla de cómo la emigración puede convertir las vidas personales en mentiras. Si con su anterior y rohmeriana "El último verano de la Boyita" Julia Solomonoff encandiló tanto a público como a crítica a través de una sutil y matizada pieza observacional, decididamente existencial, que centraba su mirada en la identidad sexual de una niña que abraza la adolescencia en un lánguido verano argentino, aquí la directora se lanza a la gran ciudad, siguiendo a su protagonista, en este caso adulto y homosexual, en busca de una vida mejor en toda una Nueva York. Hablamos de alguien a quien precisamente el dicho “If you make it in New York, you can make it anywhere”  le llevará a no ser capaz de vivir en ningún sitio: está en bancarrota sentimental, no encaja en el arquetipo de actor latino que las producciones norteamericanas buscan, vive en sofás de conocidos y su único trabajo relativamente estable es cuidar el bebé de una de sus amigas. Partiendo de una premisa que directamente nos lleva a los dramedies del cine independiente norteamericano - un joven protagonista a la deriva por una ciudad que lo devora -, Solomonoff consigue ofrecer un retrato complejo, humano y teñido de un entrañable sentido del humor, de lo que significa no ser nadie en una ciudad como Nueva York. 




Publica un comentario

Sin valoraciones