"Mis escenas de lucha" nuevo estreno (en cines e internet) de filmin

Fuente: Joan Sala (filmin)

"Mis escenas de lucha" nuevo estreno (en cines e internet) de filmin

Hoy, 29 de mayo llega a nuestras salas "Mis escenas de lucha", escenas de lucha que probablemente también sean las de una inmensa mayoría, aunque  seguramente en su caso, no se plasmen de forma literalmente física, con vertiente sorprendéntemente jocosa, vacilonamente violenta y definitivamente divertida, como sí sucede en la genuina película de Jacques Doillon.

¿Dónde, cómo y cuando verla?

En Cines:

A partir del 5 de junio en:

 Zumzeig (Barcelona).

Cines Melies (Barcelona). 

Artistic Metropol (Madrid). 

En VOD: 

A partir del 12 de junio en filmin. 

En DVD:

A partir del 24 de junio, bajo el sello Cameo.

El cortejeo y el amor, las relaciones sentimentales y la supuesta pasión a la que éstas se deben, colidan en una pelea de barro (entre otras muchas escenas de lucha) que haciendo suyo el dicho de Samuel Füller ("el cine es un campo de batalla") se vuelcan directamente sobre los conflictos del corazón desde un inspirado sentido del humor. Nos subimos al ring.

¿De qué va?

Jacques Doillon nos cuenta la historia de ÉL y de ELLA, dos personajes sin nombre que discuten y chocan, pero nunca se echan atrás. Sus encuentros se van volviendo cada vez más físicos que acaban convirtiéndose en una batalla y esa batalla, finalmente, en una necesidad. Una necesidad lúdica cuyo límite es muy serio. Cada vez más atraídos el uno por el otro, quizás gracias a sus peleas cotidianas, entran en una espiral de la que les será complicado escapar.

¿Quién está detrás?

Su obra se caracteriza principalmente por las historias lineales y tenues, marcados por un gran afecto por personajes atenazados por la angustia. Sus películas, íntimas y personales, proponen una reflexión sobre la infancia, la frustración, el tormento, la complejidad de los sentimientos y la relación entre las diferentes clases. También resulta recurrente en su cine la elección de espacios confinados y decorados naturales, reducidos a un mínimo. Así es el cine de Jacques Doillon, uno de los directores más distintivos y personales del actual cine francés. 

¿Quién sale?

Entre sus múltiples distinciones, Jacques Doillon cuenta con la de darle los roles principales de sus películas a jóvenes e inexpertas actrices que en la mayoría de sus casos, han sido internacionalmente reconocidas. Fue el caso de Fanny Bastien, Sandrine Bonnaire, Judith Godrèche, Marianne Denicourt, Charlotte Gainsbourg o incluso de Juliette Binoche, aunque no así de Sara Forestier, protagonista de "Mis Escenas de Lucha", cuyo descubrimiento se lo puede apuntar el director de "La vida de Adele", Abdellatif Kechiche, en la genial y reveladora "La escurridiza, o cómo esquivar el amor". Al otro lado del ring,  encontramos a James Thierrée, nieto de Charles Chaplin. Hagan sus apuestas.

¿Qué es?

La trilogía romántica de Richard Linklater subida en el cuadrilátero, y es que son escenas de lucha para los secretos del corazón.

¿Qué ofrece?

Sería algo así como el reflejo más físico y carnal posible del amor en pareja disfrutado en la excelente trilogía romántica de Richard Linklater. Un bucólico terreno rural veraniego da pie al encuentro de una pareja cuyos nombres nunca llegamos a conocer. Ella vuelve a su pueblo natal por la muerte de un padre al que nunca quiso. Él se pasa el día labrando la tierra y escribiendo en un lugar que jamás quiso abandonar. Cada encuentro entre ambos desemboca en el deseo y la necesidad de confrontarse físicamente, aunque de una forma mucho más inofensiva y absurda que violenta o sexual. Así es, Jacques Doillon refleja el cortejeo en una particularísima guerra de sexos sí, pero con la ocurrente distinción que supone hacerlo en forma de una lucha libre que se articula sin pizca de maldad, agresividad u oscuridad, para obsequiarnos con una jocosa y desenfadada exploración de la atracción sexual, cuya sofisticación y valor emocional adquiere nuevas dimensiones según avanza la película. Un sorprendente ritual codificado, un juego de alto riesgo en el que la autorevelación física (tanto como psicológica) golpea cada vez más las pulsiones (y repulsiones) eróticas de sus particulares citas. 

¿Que esperar de ella?

Publica un comentario

Sin comentarios