Mapplethorpe, blanco y negro rebelde

Autor: Camila Hidalgo Labarca

Mapplethorpe, blanco y negro rebelde

Polémica y censura vuelven a acompañar al irreverente fotógrafo norteamericano Robert Mapplethorpe, cuando ya casi se cumplen 30 años de su muerte. Hace un par de semanas el artista volvió a ser censurado en el Museo Serralves de Oporto. Veinte fotografías fueron sacadas de la muestra por ser consideradas pornográficas, de la misma forma que habían sido censuradas 40 años atrás en Nueva York, provocando cierre de galerías, huida de patrocinadores y una acusación en el Senado. Las instantáneas, algunas de corte sadomasoquistas, fueron retiradas en contra de la voluntad del director del museo, Joao Ribas, que había seleccionado personalmente las casi 200 fotografías, lo que costó finalmente su dimisión. Para colmo, la Fundación Serralves optó por recluir otro grupo de obras en una sala presidida por un cartel de advertencia: «Prohibido el acceso a menores de 18 años», pegado a la pared con un improvisado celo. ¿Por qué la obra de Mapplethorpe sigue siendo polémica en nuestros días? Quizás la respuesta la tiene el documental "Black, White + Gray", título que estrenamos en exclusiva esta misma semana. 


MAPPLETHORPE, BLANCO Y NEGRO

"Black White + Gray" funciona como un retrato de la relación entre Robert Mapplethorpe y Sam Wagstaff, cuya devoción mutua por la fotografía fue creciendo al mismo tiempo que el amor que se profesaban. "Black White + Gray" es un documental que profundiza en la reinvidicación de la fotografía como arte , según Wagstaff tan necesaria para la existencia como la comida llegando a afirmar que se conoció a si mismo a través de ella."Si bien puede darte la misma sensación de éxtasis que una pintura, la fotografía es más misteriosa, a través de un oscuro y y alquímico proceso se da la semblanza de la realidad, es como el arte, se parece al arte en muchas instancias, pero gracias a Dios hay algo más. Yo tuve una conversión con la fotografía", según sus propias palabras. 

Wagstaff y Mapplethorpe descubrieron y coleccionaron juntos fotografía anti estética, lo cual consideraban un pozo de placer. ¿Será la realidad, el placer y la conciencia lo que aún sigue dando miedo? Wagstaff, educado en Yale, nació en cuna de oro y sacó a Mapplethorpe de los suburbios de Queens, dos hombres cuyos orígenes estaban profundamente contrastados. Wagstaff le dio una cámara, le compró el estudio-vivienda que necesitaba para trabajar y lo introdujo al mundo del arte, un mundo que, al parecer, lo estaba esperando, creando al hombre que hasta hoy sigue provocando controversia. Wagstaff estuvo detrás de la inicial entrada de Mapplethorpe en el mundo del arte en Nueva York, en el que no tardó en ascender muy rápidamente.


Lo que distingue a "Black White + Gray", documental que lleva el mismo nombre que una exposición de Wagstaff, es precisamente el retrato de esta relación sentimental entre ellos, siendo el primero que trata la figura de su pareja y la influencia que supuso en su vida. Aunque la realidad a veces es traicionera y el nombre que más ha trascendido en la historia ha sido el de Mapplethorpe, la memoria de Wagstaff ha sido totalmente olvidada. Como afirma el director chileno Patricio Guzmán, en el formato documental lo más esencial es encontrar un buen personaje que guíe la historia que se quiere contar. Algo que el escritor estadounidense Dominick Dunne ya anticipó: "siempre pensé que Wagstaff sería un buen personaje para un libro".

"Black White + Gray" también explora la relación que ambos hombres mantuvieron con la poeta y música Patti Smith. Como Smith describe, los tres se conocieron en un periodo amplificado de la existencia donde el tiempo sangraba, durante los 70, cuando los tres iban juntos a todas partes. La poeta y el fotógrafo habían sido pareja anteriormente, y a pesar de su ruptura, su conexión perduró en el tiempo, incluso  después de la muerte del fotógrafo, tal y como analizamos después a partir del documental sobre la vida de Patti Smith. Y es que Mapplethorne influyó intensamente en la vida de la legendaria artista como muestra en su libro "Just Kids", que narra las vicisitudes de su relación y que pronto estrenará una nueva versión ilustrada anticipando los 30 años de muerte del fotógrafo.  



DREAM OF LIFE
Para conocer mejor a la poeta y cantante Patti Smith es indispensable sumergirse en el documental “Dream of life”, filmado a lo largo de doce años de su vida. En sus casi dos horas de duración, repasamos la intensa vida de la cantante, desde su fuga a Nueva York y encuentro con un joven Mapplethorne a su establecimiento en el Hotel Chelsea, donde se reunían los artistas más influyentes de la época y donde ejerció de modelo para el fotógrafo. Tras el éxito del disco "Horses", la carrera de Smith despunta a la vez que la vida de Mapplethrone empieza a apagarse. En el 89, el fotógrafo moriría de SIDA, convirtiendo a las fotos que ilustran el disco "Dream of life" como su última colaboración juntos.  

Además de su poesía y música, en lo que más profundiza Patti Smith en este documental es en sus pérdidas: la muerte de Mapplethorpe, la de su marido: el guitarrista Fred Sonic Smith y un mes después el inesperado fallecimiento su adorado hermano Todd Smith. Habla de esos tiempos, donde aún sus amigos seguían vivos, Smith es casi la única sobreviviente de su generación y como ella bien relata en el documental, somos la voz de una generación. La poeta pensaba que estas personas no estaban muertas, no dormían, habían despertado del sueño de la vida. Patti Smith expresa que: “todos llevamos un muerto en la muñeca”. Ya en “Just Kids” la poeta escribía “¿Por qué no puedo escribir algo que resucite a los muertos? Ese es mi afán más hondo”. La poeta visita la muerte en este filme, como todo lo que hace, a su manera, a su ritmo, muestra distintos objetos curiosos que le regaló el fotógrafo y con toda naturalidad toma en sus manos un cofre que posee los restos de Mapplethorpe: “me gusta tenerlos, puedo viajar y llevarlos conmigo” y mostrándolos a la cámara, acota: “la gente piensa que los restos de alguien son como cenizas, pero no, son como conchas de mar”. Habla de cómo su marido, el guitarrista Fred Sonic Smith vive en sus hijos, con cualidades que ella no tiene, a pesar de que no los crio. En otros planos se abraza a la tumba de Arthur Rimbaud, poeta a quien tanto admiró y recuerda el apoyo que recibió de William Burroughs y Bob Dylan.



Rememora no solo su carrera sino distintas etapas de su vida, su infancia en la modesta casa de sus padres en una cocina rodeada de vacas pero donde nunca faltó un libro, al hablar de ese periodo comenta: "cuando se es niño uno se mueve sin esfuerzo hacia lo desconocido. En la juventud uno derrota el sentimiento de permanecer a otro lugar", es ahí cuando Patti se muda a Nueva York, lugar que inspira su oración a NY: “Nueva York es lo que me sedujo. Nueva York es lo que me formó. Nueva York es lo que me deformó. Nueva York es lo que me pervirtió. Nueva York es lo que me convirtió. Y Nueva York es lo que amo también”. Allí conoce a Mapplethorpe, en una etapa que define como plano dorado. Patti Smith cuenta que desde que tiene uso de razón intentó ser libre y que siempre quiso ser artista y poeta, en esa búsqueda descubrió su ritmo y las raíces de su voz y termino siendo vocalista de una banda de rock and roll, algo que jamás imaginó. La poeta, leyenda del punk, icono feminista, que siempre ha estado a favor de preservar nuestro planeta, en contra de la guerra, trasladó la responsabilidad de ejercitar y usar la voz, acusó al ex presidente de los Estados Unidos, George Bush, abiertamente en sus recitales, incitando a los jóvenes a apropiarse de las calles, en búsqueda de libertad, para la poeta: “People have the power”. El fascinante documental funciona como un diario íntimo, al más puro estilo de Patti Smith. 



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es