​"Las mil y una noches" vol.1: el Inquieto

Autor: Joan Sala (Filmin) Fuente: Filmin

​"Las mil y una noches" vol.1: el Inquieto

¿De qué va?

Donde Sherezade habla de la inquietud que invadió al país: “Ha llegado a mis oídos, oh Rey bienaventurado, que en el más triste de los países, donde el pueblo sueña con sirenas y ballenas, el paro se extiende. En algunas regiones, los bosques arden de noche a pesar de la lluvia, y en otras, los hombres y las mujeres apenas contienen su impaciencia por zarpar en pleno invierno. En ocasiones hablan los animales, aunque parece improbable que se les escuche. En aquel país donde las cosas no son lo que aparentan, los poderosos se pasean a camello escondiendo una erección permanente y vergonzosa mientras esperan que llegue por fin el momento de la recaudación de impuestos para pagar al supuesto brujo que...” Al ver que despunta el alba, Sherezade se calla.

¿Quién está detrás?

Haciendo valer el concepto de aventura para el visionado de una obra cinematográfica, el cine de Miguel Gomes siempre ha provocado que terminemos en un lugar sorprendente. Fue el caso de sus magistrales “A cara que mereces”, "Aquele Querido Mes de Agosto" y "Tabú", así como lo es también el de su nuevo y monumental proyecto. También cabe destacar que para "Arabian Nights", Miguel Gomes ha contado con la colaboraciónde tres periodistas portugueses, quien es han proporcinado las historias reales sobre las que los guinistas han trabajado para revertirlas en fábulas actuales.

¿Qué es?

Las 1001 noches aplicadas a la actual crisis socioeconómica

¿Qué ofrece?

Una ejemplar fusión de transgresión formal, imaginaria y creativa con una denuncia social rigurosa, concienciada y profundamente reveladora. En “Las mil y una noches” conviven una inventiva y desatada ficción fabulesca junto a una singular y genuina revisión histórica y antropológica, así como una irónica y audaz forma de plasmar la realidad política de un país sumido en una permanente crisis socioeconómica. Y lo hace, tal y como el propio director a modo de demiurgo nos recuerda al comienzo de cada uno de sus tres geniales segmentos, inspirado por su espíritu libre y antológica estructura pero evitando pronunciarse como libre adaptación o sustentarse bajo su simple escenificación.

Su primer capítulo, que lleva de “El Inquieto” como encabezado, y en el que a forma de prólogo se presentan los motivos del proyecto con el propio Miguel Gomes apareciendo ante cámara, así como de forma hilarante pero ante todo significativa, huyendo de ella mientras es perseguido por su propio equipo de rodaje, sirve como una sugerente declaración de intenciones para el viaje en el que se nos invita a embarcar. Apoyándose en el metadiscurso, en la erosión de un relato multidireccional y de múltiples capas, en un humor tan cínico y sarcástico como definitivamente inventivo en el que tienen cabida banqueros con permanente síndrome de viagra (que la tienen dura y no se les baja, vamos), fugas oníricas que incluyen ballenas y sirenas, incendios forestales, problemáticas adolescentes, tradiciones rurales en crisis, la denuncia del sistema sanitaro y personajes que subsisten como pueden sumidos en el más absoluto paro. Este quizás sea su segmento más autoconsciente y cinemático, algo así como lo más parecido a la estructura transgresora y el tono desenfadado que presentaba la asombrosamente maravillosa “Aquele querido mes de agosto”. Su meta no es otra que llevarnos a la reflexión desde una crítica tan burlesca como aguda y definitivamente mágica a los altos mandos y corruptas ejecutivas que actualmente gobiernan el mundo. 

Publica un comentario

Sin valoraciones