Crónica Donosti 2014: "The Drop" el cine negro que suena a James Gray

Fuente: Joan Sala (filmin)

Crónica Donosti 2014: "The Drop" el cine negro que suena a James Gray

El adiós a Gandolfini, entre Dennis Lehane y James Gray. En su salto a Hollywood, Michael R. Röskam adapta al escritor de "Mystic River" de la mano de Tom Hardy, Noomi Rapace, nuestro añorado James Gandolfini y nuevamente el propio Matthias Schonaerts. "The Drop" analiza a fondo el empleo por parte del crimen organizado de bares de barrio de Nueva York como “buzones” para el blanqueo de dinero. En resumidas cuentas, una categórica muestra de cine intrínsicamente negro que nos lleva al primigenio James Gray.

¿De qué va?

Un camarero de Boston rescata a un cachorro abandonado en un cubo de basura, momento a partir del cual comenzará a verse perseguido por el anterior dueño del animal, un hombre mentalmente transtornado que le sumergirá en una truculenta trama criminal relacionada con la banda mafiosa propietaria del bar en el que trabaja.

¿Quién está detrás?

Además de contar con Michael R. Röskam como director (tras abandonar el proyecto Neil Burger en favor de los dólares que aseguraba "Divergent"), tiene al autor de "Mystic River", "Adiós pequeña, adiós" y "Shutter Island", como padre biológico. "The Drop" responde a un  relato corto escrito por Dennis Lehane.

¿Quién sale?

La Concha de Plata al Mejor Actor ya podría tener dueño. Y es que, no podía ser otro el 'elegido'. Tom Hardy, cuyo pronunciado amor por los animales, y concretamente los perros, provoca que estemos ante una decisión de casting inmejorable. Más aún, si nos atenemos al portentoso resultado que nos brinda su excelente caracterización, alejándose de todo posible recurso gestual y decantándose por un registro lleno de sutiles matices, tan acertadamente frío y distante como arrolladoramente corpóreo. Noomi Rapace, Matthias Schönaerts o la posibilidad de despedirnos de todo un James Gandolfini en uno de sus papeles estrella, ponen el colofón.

¿Qué es?

El "Mátalos Suavemente" que rodaría James Gray.

¿Qué ofrece?

La ópera prima del belga Michael R. Röskam, precisamente aquella que supuso su trampolín a Hollywood, es uno de los grandes thrillers europeos de la década. Nominada al Oscar, "Bullhead" es a la mafia lo que Hamlet es a la familia real danesa. Historia de ganaderos corruptos y asesinos sin escrúpulos que encuentra en "The Drop" su inmejorable vástago. No en vano, su segundo film es un implacable ejemplo del mejor cine negro que aunque probablemente le bastara, no se limita a sustentarse en sus poderosas interpretaciones, también en el categórico pulso con la cámara que una vez más, demuestra tener su director, así como un elaboradísimo guión, mucho más centrado en profundizar por capas en los arquetipos de sus principales personajes, que en hilvanar un trama sustentada en la acción deliverada. Y es que, estamos ante un contundente thriller suburbial que se cuece a fuego lento, que revela una estimulante ambiguedad moral, que incluso incurre en los lazos familiares desde un poso particularmente existencial y que cuando toca, sacude abruptamente de forma brutal y visceral. Cine de género intrínsicamente autorial que tiene en el primigenio James Gray, precisamente el de "Little Odessa" y "La otra cara del crimen", su principal y estimulante referente. Un logro que se antoja aún mayor si nos atenemos al desolador currículo de todos aquellos grandes autores europeos que han naufragado a su desembarco en Hollywood. No ha sido el caso de Michael R. Röskam, a quien ya podemos señalar como el alumno aventajado del maestro Gray. "The Drop" es la inmejorable prueba de ello.

Publica un comentario

Sin valoraciones