Crónica D’A 2020: "A Stormy Night" breve encierro en Nueva York

Autor: Filmin Fuente: Filmin

Crónica D’A 2020: "A Stormy Night" breve encierro en Nueva York

Nueva York, una noche de tormenta, un vuelo cancelado. La felicidad, el amor, la vida. Del Woody Allen de los 70 al cine indie norteamericano. Orgullosos presentamos el estreno mundial de “A Stormy Night” en Filmin como película de clausura del D’A previo paso a su estreno en salas este mismo otoño. Una historia de amor y desencuentros especialmente adecuada para los días que corren que supone el debut en la dirección de la nueva joven promesa de nuestro cine, David Moragas. Y, atentos, porque estará solo disponible  durante un tiempo limitado. Será mañana, sábado 9 de Mayo, a partir de las 20:00 horas y solo disponible durante 24 horas.

¿De qué va?

Rodada en blanco y negro entre Barcelona y Nueva York, "A Stormy Night" narra la historia de Marcos (personaje interpretado por el propio Moragas), un director de documentales español que queda atrapado en Nueva York cuando el vuelo de escala que debía llevarle desde Barcelona a San Francisco es cancelado por culpa de una tormenta. Sin sitio a donde ir, Marcos acaba en el piso de Alan (Jacob Perkins), programador de aplicaciones y amigo de una compañera de universidad. Los dos jóvenes, que aparentemente no tienen nada en común, deberán pasar toda la noche juntos. Una noche en la que cuestionarán sus respectivas definiciones de la felicidad, el amor y la vida.

¿Quién está detrás?

David Moragas
, la nueva y flamante incorporación al ya selecto sello llamado Generación Pompeu, bajo el que han surgido algunos de los jóvenes directores más estimulantes de los últimos años, como Elena Martín o las jóvenes Ivet Castelo y Marta Lallana de "Ojos Negros". Tras marcharse a Nueva York con una beca NYU, poco dinero pero muchas ganas, empezó a labrarse camino a través del cortometraje, unos pasos que le llevaron hasta el desarrollo de su primer largo, “A Stormy Night”, que según cuenta en diversas entrevistas ha sido un proceso de reflexión vital de 27 años condensado en 15 días de escritura. Como apunte final, el montaje corre a cargo del nominado al Goya, Bernat Aragónes, responsable, entre otros, del montaje de “La hija de un Ladrón”. 

¿Quién sale?

El propio Moragas, calzado en el rol protagonista, un director de documentales que busca su lugar en el mundo, y su contrapunto, el desconocido Jordan Geiger, que se entrega a este juego de opuestos como el epítome del neoyorkino moderno, tan característico de series como "Girls". Atención al pequeño cameo teléfonico de Elena Martín, que presta su voz como la compañera de piso ausente.

¿Qué es?

Algo así como si el Woody Allen de los 70 rodara "Fin de Siglo".

¿Qué ofrece?

Vivimos en un momento excepcional para el talento más joven de nuestro país. No solo en los últimos años hemos asistido a una efervescencia de nuevos autores procedentes del tejido universitario y las escuelas de cine, sino que sus trabajos, gracias a la nueva complejidad del circuito comercial, han conseguido hacerse un hueco entre los espectadores y cada vez llegan más lejos en cuanto ambición y madurez. Es el caso también de "A Stormy Night", el debut en la dirección de David Moragas, estudiante formado en la UPF de Barcelona y más tarde en Nueva York, que ahora nos sorprende con una cercana e íntima comedia romántica presentada con ese elegante blanco y negro que tan bien le sienta siempre a la ciudad de Nueva York, como bien pudimos comprobar con "Frances Ha" o "Manhattan". Aunque en este caso el barrio de Brooklyn lo vivamos desde el fuera de campo, confinados en un apartamento. Nada nuevo en la oficina, vamos. Y decimos comedia romántica porque encontramos muchos de sus ingredientes pero no sus maniqueas fórmulas. Hay polos opuestos, dos personajes totalmente contrarios en cultura y en concepción del amor que se sentirán inexplicablemente atraídos al calor de un encuentro fortuito, también hay enredos, como esa especie de "triángulo amoroso" incómodo que acaba conformando una de las escenas más cómicas de la película. Pero lo que "A Stormy Night" ante todo traza es un retrato universal, sin complejos y veraz, sobre como las nuevas generaciones están destinados a vivir las relaciones sentimentales, a sentir el amor y el compromiso. O más bien, a divagar sobre si es posible vivir uno sin tener lo otro. Con un minimalismo propio de movimientos de cine indie norteamericano como el mumblecore, que tanta influencia ha tenido en esta edición del D'A, David Moragas triunfa en esta escapada neoyorkina que ya está llamada a ser uno de los grandes debuts que nuestro cine nos deparará este año. 


Publica un comentario

2 valoraciones