"Apuntes para una película de atracos" manos arriba

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

"Apuntes para una película de atracos" manos arriba

6 años de después de ese gran fenómeno llamado "Mapa" nos llega el nuevo trabajo de León Siminiani. Un genuino documental de creación que parte de un caso real y que "nos acerca una historia de amistad, llena de amor cine y con el anhelo de la reinserción asomando al final de túnel". Así se presenta "Apuntes para una película de atracos". Ella ha sido la elegida para inaugurar Nuevos Directores, nuestra sección predilecta. Y no, la cosa no podía empezar mejor.

¿De qué va?

Elías es un director de cine. Flako fue el ladrón de bancos más buscado durante la crisis económica en España. Flako estaba en la cárcel. Elías, en la calle. Este documental es la crónica de una amistad entre dos personas con un objetivo común: hacer una película de atracos.

¿Quién está detrás?

Todos los caminos llevan al Goya.  Tras agasajar reconocimientos internacionales varios con sus primeros cortos de ficción, fue en 2012 con "El Premio" que León Siminiani resultó finalmente nominado al Goya. Pues bien, de la nominación a Mejor Cortometraje a la nominación a Mejor Documental. Tan solo dos años después, Simianini volvió a estar entre los favoritos de la Academia con "Mapa", un híbrido entre documental y ficción acerca de un joven cineasta que viaja a la India para encontrar el sentido de la vida y terminar el rodaje de una película. Hablamos de una obra intrínsecamente personal que logró llegar al gran público gracias en parte, a gente del mundo del cine -como Daniel Sánchez Arévalo- y de la televisión –como Jordi Évole , que mostraron un gran interés en él. Destacar asimismo que tal y como ya sucediera con "Mapa", "Apuntes para una película de atracos" es una producción de Avalon con María Zamora a la cabeza. Una gestación la suya que les ha llevado más de 4 años hasta finalmente poder realizarla. Ya se sabe, lo bueno se hace esperar.

¿Quién sale?

Más allá del propio Siminiani, de su mujer o su recién nacida hija, quién se hace con el protagonismo de "Apuntes para una película de atracos" es un enmascarado Robin Hood de Vallecas. A los 29 años, El Flako (así decide apodarle Siminiani para evitar decir su nombre real por más que ya se sepa) se convirtió en el líder de la ‘banda de la alcantarilla’ en 2008 cuando falleció su padre del que tomó el relevo. Él fue quien le enseñó y de él heredó las habilidades para recorrer casi a ciegas el subsuelo de Madrid. La suya fue una vida de película de acción que duró quince años. La banda accedía desde 1999 a los bancos a través del sistema de alcantarillado, cavaban un butrón y entraban directamente a las oficinas para llevarse su botín. Una vida de película de acción que duró 15 años, hasta que en 2013 resultó detenido y condenado a 7 años de prisión.

¿Qué es?

Algo así como el retrato más inmediato e impulsivo posible de lo que supone 'dejarse llevar' a la hora de capturar el proceso creativo en el cine. 

¿Qué ofrece?

En la presentación previa a su proyección, el realizador León Siminiani ha incidido en el hecho de que su nuevo documental creativo (que es ante todo cómico) se basa mucho más en aprender a hacer una película de atracos que en atracar. Pues bien, me voy a permitir el descaro de objetar las propias palabras del realizador. Cierto es que en su primera parte sí profundiza en ello, en las mecánicas del butrón, en la minuciosa recreación de este original proceso para poder nutrirse así del conocimiento necesario que pueda llevarle a sumergirse de lleno en el universo del cine negro y en concreto, en el imaginario del cine de atracos.

En su segunda parte sin embargo, la película pega un imprevisible volantazo y deriva hacia el estudio de un personaje, hacia el descubrimiento del mismo. Y es así como lo que empieza como una película sobre atracos protagonizada por el propio director, desemboca en un retrato personal que se envuelve del espectro familiar y social del Flako. Y es precisamente este imprevisible factor, el de la alteración de un orden preestablecido que saca a Siminiani de su zona de confort, la gran virtud que atesora esta dinámica y genuina obra. Y es que tal y como ya sucediera con "Mapa", "Apuntes para una película de atracos" no deja de ser en ningún momento una suerte de work in progress que se va construyendo sobre si misma sin deberse a seguir hoja de ruta alguna. Con la pequeña gran diferencia que en este caso, el protagonista no termina por ser el propio director, sino el Flako, provocando así que la alteración del orden de los factores sí altere completamente el producto final. Su contexto familiar, sus orígenes, los motivos que le han llevado a atracar con ese estilo tan particular, se adueñan finalmente del carácter profundamente metacinematográfico al que parecía abocarnos su analítico primer acto. Un retrato que ante todo resulta ser un juego permanentemente entretenido y tremendamente divertido. Manos arriba.


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es