15 claves que quizá no conozcas sobre Boris Pahor

Autor: Filmin Fuente: El País y Ara

15 claves que quizá no conozcas sobre Boris Pahor

Su voz es la memoria viva de Europa. Con 102 años de historia a sus espaldas y sumando, ha vivido como protagonista el horror de la Europa de la primera mitad del siglo XX y ha llegado a coincidir en el mismo campo de concentración con Ana Frank. Superviviente del holocausto y miembro de la resistencia, filósofo y pensador totémico señalado por muchos como el humanista más importante de nuestro tiempo, autor de una de las cumbres de la literatura del Holocausto (Necrópolis), tenemos en Boris Pahor al invitado estrella de la inminente sexta edición del Atlántida Film Fest (27 de junio - 27 de julio)que este año tendrá su sede física en Palma de Mallorca, donde acogeremos de su ilustre voz y mano el estreno mundial de "Boris Pahor: retrato de un hombre" (también disponible online).

Un personaje que consideramos clave para entender las crisis por la que actualmente atraviesa el continente europeo y a quien anteriormente compañeros como Bru Rovira (Ara) y Miguel Mora (El País) han tenido el privilegio de entrevistar. De sus imperdibles conversaciones bebemos para revelarte 15 claves que quizás no conozcas sobre Boris Pahor.




1. Boris Pahor nació en 1913 en Trieste, donde ha vivido siempre, aunque sea con 5 nacionalidades diversas (tuvo pasaporte del Imperio Austrohúngaro, del Reino de Italia, de Yugoslavia, de la República italiana y hoy de Eslovenia) lo cual quiere decir que el próximo 26 de agosto cumplirá la nada desdeñable cifra de 103 años, y con salud de hierro. Su mente hierve, escribe todos los días y habla con una claridad envidiable.

2. Sus recuerdos de infancia se funden con los de la brutalidad en la I Guerra Mundial. Pahor iba para cura pero el fascismo italiano truncó sus estudios de teología cuando lo envió a la guerra de colonización de Libia en 1938. Siendo un adolescente de 13 años vivió de primera mano como los fascistas italianos ocupaban su natal Trieste. Pahor y su hermana, de 7 años, observaron como los fascistas quemaban la casa de la cultura eslovena, la Narodni Dom. Un recuerdo imborrable en su memoria que le ha marcado de por vida.

3. Durante la II Guerra Mundial colaboró con la resistencia antifascista eslovena y fue también partisano de las patrullas de resistencia en la región de Venecia para acabar siendo deportado por la Gestapo a los campos de concentración nazis tras ser detenido en Trieste, experiencia que también le ha marcado de por vida y cuya huella podemos encontrar en gran parte de su riquísima producción literaria.



4. Sobrevivió al campo de exterminio de Dachau y coincidió en el de concentración de Bergen-Belsen con Ana Frank. La autora del famoso Diario de las persecuciones de judíos en Ámsterdam murió allí, a los 15 años, un mes antes de la liberación por las tropas británicas en 1945. Boris Pahor, que tenía 33 años entonces, escapó a Francia con otros tres deportados franceses.

5. Se salvó de morir gracias a un médico francés y a otro noruego. Fue su intérprete en el hospital y allí vio apagarse a decenas de prisioneros; luego pasó al campo de Dachau como enfermero, y de allí al de Dora y al de Bergen Belsen. Su periplo acabó en Buchenwald, cuando ya había sido liberado, y más tarde en un sanatorio francés, donde pasó año y medio reponiéndose de una tuberculosis.

6. Irónicamente, en el campo fue tratado como prisionero italiano y no esloveno, aunque pasó años combatiendo contra la Italia que trataba de destruir la identidad eslovena.

7. Fue profesor de literatura en Trieste hasta los años 70 y desde entonces ha escrito las mayoría de sus 30 libros de narrativa y ensayo, traducidos a nueve idiomas. Escritos en esloveno, han sido traducidos al italiano, francés, inglés, alemán, catalán, finés, e incluso al esperanto.

8. Necrópolis, que durante casi 25 años no logró salir del minoritario circuito esloveno, finalmente resultó ser editado en España por Anagrama. Obra excepcional, cumbre del Holocausto a la altura de los de Primo Levi o Imre Kertész, que logra combinar el absoluto del horror con las complejidades de la historia, la relatividad de las situaciones y los límites de la inteligencia y la comprensión humana.



9. Necrópolis va cosiendo las memorias del espanto con las reflexiones del Pahor que mira hacia atrás 20 años después: el sentido de culpa por haber sobrevivido, el placer de estar vivo frente al sentimiento de haber muerto en el campo; la imposibilidad de transmitir el horror junto a la perplejidad. La novela arranca con el regreso de Pahor, metido sin querer entre un grupo de turistas franceses, a las ruinas-museo del campo nazi de Natzweiler-Struthof, situado en Alsacia.

10. La historia editorial del libro daría para otro libro. Y compendia la vida del autor. Pahor escribió en 1965 ese soliloquio que no concede al lector ni la exigua tregua de los puntos y aparte. Lo hizo en esloveno, su lengua madre, prohibida por Mussolini tras la anexión de un país troceado, austrohúngaro durante 12 siglos, y que Pahor sigue reivindicando a día de hoy.

11. Ha sido propuesto en varias ocasiones a la Academia Suecia para el Nobel de Literatura. En 1992 su actividad literaria fue reconocida con el Premio Preseren, máximo galardón esloveno. En Francia fue nombrado Caballero de las Artes y las Letras por el Ministerio de Cultura, y en 2007 recibió la Legión de Honor de manos del presidente de la República francesa.



12. "Hay que acabar con los nuevos campos de concentración". Es uno de sus lemas en la actualidad, y con nuevos campos de concentración se refiere a "las bolsas de pobreza, miseria y violaciones de derechos fundamentales".

13. "Países como España e Italia no se han reconciliado con su Historia y quien no se reconcilia y da luz a su pasado no puede avanzar con garantías hacia el futuro". Es otro de sus valores clave, la importancia de la memoria histórica.

14. Rodeado de los libros y papeles que rebosan toda su casa, con pilas por tierra, sobre los armarios, sobre las camas o las sillas, hace ya 6 años que Boris Pahor vive solo, precisamente desde que se muriera su mujer Rada. Pese a su dificultad para leer, sigue escribiendo a diario con la voluntad de ser preciso y minucioso en la descripción del mal absoluto.

15. Por todo ello, Boris Pahor es el invitado estrella de esta sexta edición del Atlántida Film Fest que por vez primera, presentará su sede física en Palma de Mallorca. Va por él.

Para asistir a la proyección y conferencia GRATUITA de "Boris Pahor: un hombre libre" que tendrá lugar en los CinesCiutat de Palma de Mallorca el próximo lunes, 27 de junio a las 19H, incribirse aquí.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es