8,4

Press

· Serie completa · 1 Temporada · 52min/ep.

Los retos ante los que se enfrenta la prensa escrita con el cambio de milenio y el nuevo paradigma digital se exponen en la nueva serie de BBC y Mike Bartlett (“Doctor Foster”).
Solo para suscriptores

Sobre la serie

Los retos ante los que se enfrenta la prensa escrita con el cambio de milenio y el nuevo paradigma digital se exponen en la nueva serie de Mike Bartlett, creador de “Doctor Foster”. Una nueva producción de lujo de BBC con Ben Chaplin, Charlotte Riley (“Peaky Blinders”) y David Suchet (“Poirot”) al frente del reparto.

En el mundo de la prensa escrita, se trabaja con un pasado marcado por escándalos de filtraciones, un presente a merced de la era digital y del ciclo informativo de 24 horas y un futuro incierto. En este contexto, dos periódicos, el progresista “The Herald” y el tabloide sensacionalista “The Post”, se disputan el favor de los lectores.

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español y Catalán
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Género:
Drama
País:
Reino Unido

Títulos similares

Muy interesante descripción del ambiente periodístico británico, mediante una hábil confrontación de lo mejor y lo peor, que no siempre está todo en el mismo lado.

Esta serie me ha gustado ,,, ya que nos deja claro que esta todo tan corrompido que la Decencia tiene que esconderse para poder sobrevivir. Cinematograficamente esta muy bien realizada ,,, buen guion,, buena dirección ,,, buenos actores ( especialmente Ben Chaplin ) muy bien la fotografía ,,,, el !0 es por el conjunto ,,,, nunca he puesto un 10 en esta ocasión es por el mensaje

(Editado)

Me enganchó desde el principio , muy buena. Acá termina o hay segunda temporada?

Muy buena. Bien narrada e hilada. Los ambientes y las situaciones bien explicados. Los personajes muy buenos. Los actores están muy bien: sólidos y con profundidad. Todos.

Me ha gustado mucho esta primera temporada. A Tom Vaughan parece que se le dan bien las series. Esta no llega a la buenísima Endeavour. Los personajes de Press no son tan ricos y la época presente no tiene el atractivo de la de Endeavour, pero resulta interesante esta lucha de poder entre dos formas de ver el periodismo. Quizá un poco esquemática y maniquea, pero efectiva. A veces, para contar una buena historia merece la pena recurrir a una construcción de personajes de factura clásica. Porque lleva siglos funcionando.