6,8

La dimensión poco conocida: Pioneras del cine

· Serie completa · 1 Temporada · 30min/ep.

Las ensayistas culturales Ingrid Guardiola y Marta Sureda nos descubren en cuatro capítulos a las grandes pioneras de la historia del cine.
Solo para suscriptores

Sobre la serie

El proyecto "La dimensión poco conocida: Pioneras del cine" nos acerca al trabajo que las mujeres han desarrollado en el ámbito cinematográfico a través de cuatro ensayos audiovisuales dedicados a cineastas, montadoras, guionistas y actrices. La historia del cine se filtra, tanto a través del objetivo de la cámara, como por el ojo opaco del historiador, como desde el bolsillo apretado del productor. De aquí que la historia de las mujeres montadoras, guionistas y cineastas, sea una versión poco reconocida de la versión oficial de la historia del cine; no es tanto así con las actrices: la carne y el voyeurismo propio de la práctica cinematográfica las salva de la invisibilidad. En una imagen de los orígenes del cine aparecen los hermanos Lumière cosiendo. En ella recuperan la anécdota que vincula el origen del cine a la práctica de la costura. Ciertamente, la historia es un recosido de historias y de la propia Historia y nosotros hemos rehecho las costuras, mostrando desde las primeras etnografías (Osa Johnson -mirada colonialista-), las pioneras cineastas (Alice Guy -proyecto burgués-, Lois Weber -proyecto social-...), a las primeras cómicas (Lea Giunchi), pasando por las montadoras (Elisaveta Svilova o Esfir Shub en Rusia, Margaret Booth o Barbara McLean en Hollywood, entre otros), las mentes que había detrás de las historias (guionistas como June Mathis o Anita Loos), hasta las musas (Jeanne de Alcy, Mary Pickford, Lilian Gish, Theda Bara, Pola Negri ...).

Sobre el vídeo-ensayo “Cineastas”

La consolidación del sistema de estudios (la división de trabajo, la profesionalización y la competitividad) excluyó a las mujeres cineastas de la industria cinematográfica, exceptuando a Dorothy Arzner. Figuras clave como las pioneras Alice Guy y Lois weber, entre otros, fueron olvidadas durante décadas. A pesar del ostracismo femenino, en la publicidad abundaban imágenes de mujeres con cámaras, filmando a su familia y a la naturaleza, relegándolas al cine no profesional. A pesar de desaparecer del cine narrativo, convencional y de ficción, algunas cineastas resistieron trabajando en géneros periféricos como el documental y el experimental.

Sobre el vídeo-ensayo “Guionistas”

La profesión de guionista se caracteriza habitualmente y, desgraciadamente, por cierto anonimato. En Estados Unidos, en el caso de las mujeres esta condición se intensifica a partir de los años treinta. En cambio, en las primeras décadas, había un gran número de mujeres guionistas que compartían proyectos y colaboraban con cineastas, montadoras y actrices, escribían manuales y aparecían en las revistas especializadas, en un ambiente de camaradería irrepetible. Se trata de un período marcado por la incertidumbre y la libertad, que propició el trabajo colaborativo, la dificultad para otorgar autoría y el intercambio de profesiones.

Sobre el vídeo-ensayo “Montadoras”

En los orígenes del cine el trabajo de montadora se equiparaba al de la costurera y por eso lo ocupaban las mujeres; la sala de montaje era un espacio matriz de cocción de la película, un espacio aislado, íntimo, apartado, donde el "frankenstein" de la película cobraba vida gracias al trabajo de montaje de muchas mujeres. Cuando llegó el sonoro y se concibió como un trabajo técnico se expulsaron a muchas de las profesionales. El cine de autor europeo de los años sesenta fue un terreno muy fértil para las montadoras que, a menudo, trabajaban de forma constante con uno o dos cineastas. La misma estructura productiva basada en alianzas directores-montadoras se repitió en las décadas siguientes en el "Nuevo Hollywood" (Penn, Coppola, Scorsese, Lucas, hasta Tarantino).

Sobre el vídeo-ensayo “Actrices”

Algunas de las primeras actrices como Florence Lawrence o Mary Pickford controlaban ellas mismas su caché y tenían más poder que el director. Algunas de ellas hicieron incursiones en la producción y dirección cinematográfica, pero son una excepción. La mirada cinematográfica a menudo ha sido la de un hombre mirando a una mujer, estableciendo una relación de poder y de deseo innegable. El hombre construía este deseo a partir de arquetipos como la mujer maternal postvictoriana, la vamp, la mujer misteriosa, la Popcorn Venus, las mujeres vengadoras de los setenta, la lista es larga. En el cine de la modernidad muchas de estas actrices tenían relaciones personales con los directores, poniendo sobre la mesa nuevas cuestiones sobre el fetichismo y control de la mirada, sobre la relación del cine con la vida. Finalmente, estos arquetipos se filtraban en la platea y servían como expectativas vitales para muchos espectadores y espectadoras la vida de las que estaba a años luz del aura, el hechizo y el happy ending de la pantalla.

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
La dimensió poc coneguda: Pioneres del cinema
Género:
Documental
País:
España

Títulos similares