Zivan Makes a Punk Festival
Zivan Makes a Punk Festival

Zivan Makes a Punk Festival

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

País

Serbia

Año de producción

2013

Sobre la película

"¿Eres consciente de tu propia locura?”, le preguntan. Porque Zivan es poeta, punk y entusiasta, y quiere montar un festival punk en su remota aldea serbia. Sin dinero, ni fans, ni idea. Nadie le hace ni caso, pero Zivan continúa recortando flyers en su granja. La perseverancia y la pasión hechos (cómico) monumento. No tires la toalla, Zivan.

“¿Eres consciente de tu propia locura?” le preguntan a Zivan. Porque Zivan es poeta (más voluntarioso que otra cosa), fan del punk y entusiasta nato, y quiere montar un festival punk en su pequeña aldea serbia, Tomasevac. Esta es la odisea DIY de Zivan, que se desarrolla ante un ensordecedor ninguneo local y nacional. Zivan parece no tener medios, ni público, ni idea. Nadie le hace ni caso, pero Zivan continúa recortando flyers en su granja, junto a su anciana madre, canturreando para sí un balcánico “Sheena is a punk rocker”. Su nivel de previsión queda claro cuando le vemos buscar un equipo del sonido el día antes del festival. “A ver, dejemos esto claro: ¿Tienes 200 euros para pagarlo TODO?”, le preguntan. Ese es Zivan, inasequible al desaliento. Zivan, aislado en su villorrio, rebosante de ánimo, incluso cuando la amarga realidad impacta en su cabeza (“Admito que hemos cometido algún error en la organización, pero el váter funciona”). La perseverancia y la pasión se tornan monumento en un documental lleno de ternura y humor (“¡hostia, un cedé original!”; “es un festival internacional porque hay una banda de Eslovaquia”). Un canto a lo quijotesco, a la utopía, a perder la cabeza por algo válido y hermoso. No tires la toalla, Zivan.

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

Títulos similares

¿Cómo valoras esta película?

jsinger

El Quijote moderno?, un tonto?, loco? al final interesantes reflexiones sobre el perfil del protagonista. No hay final? pues si, hay final, y por eso hay que tener plazos. Zivan tiene la locura que necesita cualquier emprendedor, pero con un poco más de previsión y planificación podría conseguir más objetivos, pero entonces quizás podría traicionar los principios de su estilo musical preferido.

25 marzo 2017