Z de Costa Gavras

Z de Costa Gavras

Z

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión en Español

País

Francia

Año de producción

1969

Estreno en cines

02/08/69

Recaudación

690.332,24 €

Espectadores

966 757

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

En 1969, desde su exilio en Francia, el director griego Costa-Gavras decidió adaptar a la gran pantalla una novela del escritor y diplomático Vassilis Vassilikos en la que se denunciaba el asesinato en 1963 de Grigoris Lambrakis, diputado griego de izquierdas y pacifista. El responsable del guión fue Jorge Semprún. El resultado, una de las mejores películas sobre política rodadas jamás. En un país regido por una supuesta democracia, pero dominado por las fuerzas policiales y militares, un diputado de la oposición (Yves Montand) es asesinado en plena calle cuando acababa de presidir un mitin de carácter pacifista. El asesinato, supuestamente cometido por exaltados de un grupo de ultraderecha, es encubierto por el gobierno y los militares. Pero la investigación del caso será encomendada a un joven magistrado (Jean-Louis Trintignant) que indagará en el turbio asunto con la ayuda de un periodista gráfico (Jacques Perrin).

NR < 12 años

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de josep48

    josep48

    El miedo a la libertad crea monstruos

    10 10 hace 3 semanas
  • Avatar de duschamp

    duschamp

    Excelente película, a pesar de la visión excesivamente caricaturesca de los malos

    8 8 hace 1 mes
  • Avatar de bonhpage

    bonhpage

    Interesante reflexión sobre la política. Especialmente interesante es el discurso "antideológico" que articulan los sujetos de derechas. Son legitimadores del status quo, y eso ya es una ideología, aunque ni siquiera sean consciente de ello.

    Satírica, muy fina y completa en su guión, y crítica, muy crítica y actual.

    9 9 hace 1 mes
  • Avatar de ianthe

    ianthe

    Muy buena película, el tema muy actual - siempre es actual desafortunadamente. Pero es interesante ver cómo algunos estilos cinematográficos de décadas pasadas no encajan muy bien con el presente: algunos personajes son complejos y llenos de matices, como Trintignant, mientras que otros son personajes-caricaturas, que representan algo, son un símbolo, pero están vacíos, como la mujer del diputado asesinado: Irene Papas. Su personaje es planísimo y sólo aparece para que su imagen nos recuerde que el diputado asesinado tenía una familia a los que deja solos tras su muerte.
    Hoy en día sería más difícil aceptar personajes-mueble en una película, que por lo demás aspira a ser de gran calidad.

    hace 7 meses
  • Roger Ebert

    de Chicago Sun Times

    There are some things that refuse to be covered over. It would be more convenient, yes, and easier for everyone if the official version were believed. But then the facts begin to trip over one another, and contradictions emerge, and an "accident" is revealed as a crime.

    9.0 9.0
  • Bill Weber

    de Slant Magazine

    Conceived by the Greek-born filmmaker Costa-Gavras as a celluloid indictment of the right-wing junta that had seized power in his native country, Z was a surprise international hit fueled by a few choice suspense sequences, jagged editing, handsome color images lensed by the great Raoul Coutard, and the topicality niche it occupied as an entertainment spun out of a real-life political assassination. Forty years on, it's still an eye-catching, fast-paced watch, but the plaudits it won as an uncompromising thriller and landmark cinema seem as shaky as the film's villainous military officers' insistence that its central murder was an accident. Not a true thriller as much as an investigative procedural with a semblance of geopolitical cred, Z often relies on some slick camouflage of shopworn genre standbys, and perhaps because its pacifist-leaning dissidents made for less problematic heroes than the militant guerillas of The Battle of Algiers, Hollywood bestowed on it two Oscars and a Best Picture nomination. (A French-Algerian co-production dramatizing police beatings and government-sanctioned murder had the necessary distance from domestic strife to win Academy approval.)

    8.0 8.0