Un lugar donde quedarse
Un lugar donde quedarse
Un lugar donde quedarse

Un lugar donde quedarse

This Must Be the Place

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Catalán

Versión en Catalán

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión en Español

Países

Italia, Francia, Irlanda

Año de producción

2011

Género

Drama

Estreno en cines

11/05/12

Recaudación

281.869,65 €

Espectadores

43 894

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Cheyenne es una antigua estrella de rock. Con 50 años, conserva una imagen gótica y vive de sus derechos de autor en Dublín. La muerte de su padre, con quien no se hablaba le llevará a Nueva York. Descubre que su padre tenía una obsesión, vengarse de una humillación de la que había sido víctima. Cheyenne decide continuar esa misión y realiza, a su propio ritmo, un viaje a través de América.

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

Las películas de Sorrentino tienen algo peculiar y casi, casi único: pueden crispar y fascinar a la vez, por el mismo precio. Un plano, o cierta escena le dejan a uno con el corazón en la mano, y acto seguido otro plano o escena pueden dejarle helado, o pidiendo la cuenta. El italiano es un esteta (incluso un poeta), un creador obsesionado por la composición, por el puro ejercicio de estilo. Yo mismo no entendí casi nada de este supuesto viaje interior de un Sean Penn enfundado en la piel de una especie de Robert Smith sonámbulo. Un viaje que nos lleva a ninguna parte, como el de Fernán Gómez. En todo caso, un placer viajar con Wild Oldham y David Byrne, el buen gusto es una virtud de Sorrentino.

Hipnótica visualmente por momentos, incluso intensa y emotiva, pero sin perder de vista esos otros momentos en los que resulta caótica, o incluso ridícula. Sorrentino es buen luchador, pero a veces le cuesta ganar a los puntos.

07 octubre 2018 (Editado)

Excelentes interpretaciones, historia sostenible, interesante road movie, pero a años luz de La Gran belleza y de Juventud.

Es fácil adivinar la evolución de este director. Me muero de ganas por ver su próxima película.

31 diciembre 2017 (Editado)

Surrealismo infantiloide recubierto de una sugerente estética. Como un bonito cuento donde no te crees nada, pero felizmente salpicado de sabias gotas que resumen de modo sencillo la verdad de la vida. Me quedo con eso, y con la manera en que Sean Penn se sopla un mechón de pelo para apartárselo de la cara.

06 agosto 2017 (Editado)

Ver esta peli (y en general las películas de Sorrentino) es como comerte un bollo de chocolate. Sabes que está lleno de grasaza, azucar, colores imposibles, mantequilla y que nutritivamente no te lleva a ningún lado. Pero cuando muerdes disfrutas como un enano. Y al acabarlo, sólo quieres más.

02 julio 2017 (Editado)
8.0

"Paolo Sorrentino sorprende a admiradores y detractores adoptando en This Must Be the Place una puesta en escena más pensada, en las antípodas de las piruetas de sus películas anteriores. Esta fluidez que se expande en los grandes espacios norteamericanos está captada magníficamente por la fotografía de Luca Bigazzi, colaborador del director, cuya permanente inventiva se convirtió en una marca de fábrica, a veces desbordante, pero siempre estimulante. La película divierte en ocasiones y no da ningún paso en falso al tratar el delicado tema del Holocausto, abordándolo sin dolor, con ángulos clásicos (raros extractos de cartas con voz en off, diapositivas...) y otros más iconoclastas (el cazador nazi en busca de los millones de dientes de oro y un final muy fuerte que es preferible mantener en secreto). Al lograr renovarse y al trazar su camino en los Estados Unidos con un Sean Penn en la cumbre de su arte para una producción europea en lengua inglesa, el audaz Paolo Sorrentino alcanza una nueva libertad creativa y ofrece al público una obra que gana progresivamente en profundidad al tiempo que se mantiene fiel al excéntrico espíritu del rock and roll."

Fabien Lemercier de Cineuropa

8.0

"Paolo Sorrentino's coolness credentials are well established, but he's earned the right to be considered "cool" in an entirely different way with "This Must Be the Place," a film that brims with warmth, humanity and respect in ways one doesn't often find in the work of coolmeisters like David Lynch and Quentin Tarantino. Quirky, hilarious and moving"

Jay Weissberg de Variety

7.0

"is a diverting if derivative American odyssey. (...) This Must Be the Place is not my favourite of Sorrentino's films, but it certainly deserved inclusion at Cannes, and deserves to be watched for the glorious Byrne moments alone."

Peter Bradshaw de The Guardian

7.0

"Given the Lars von Trier scandal, some might disapprove of the film's use of the holocaust as a motivational event in such a light context, but I did not find it distasteful. Indeed the film shows that Sorrentino - who first met Sean Penn on the jury here two years ago - can ply his trade to great effect wherever he likes."

Nick James de Daily Telegraph

6.5

". Paolo Sorrentino experimenta con cosas que le interesan sin preocuparse de la homogeneidad. Pero muchas de esas cosas brillan suficientemente: un personaje tan patético como tierno que parodia con tino a la estrella de rock como monstruo; una puesta en escena muy sugerente en lo estético, aunque pueda pecar de esteticista, con herencias viajeras de Wim Wenders; un gusto por la música en la banda sonora con canciones de David Byrne (más las versiones del tema-título de Talking Heads en manos de otros) y Will Oldham, y una habilidad para ir cambiando de registro a lo largo del film, aun a riesgo de desconcertar al espectador. Sean Penn, entre lo sarcástico y lo ridículo, asume con decisión el juego de excéntricas sensibilidades que propone Sorrentino."

Ricardo Aldarando de Fotogramas