Un dios salvaje
Un dios salvaje

Un dios salvaje

Carnage

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos

  • Audio: Inglés
  • Subtítulos: Catalán

Versión en Español

Versión Original con Subtítulos en Español

Año de producción

2011

Género

Drama

Estreno en cines

18/11/11

Recaudación

2.836.041,45 €

Espectadores

426.732

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Basada en una obra de teatro de Yasmina Reza y con un reparto de lujo, Polanski realiza una obra tan hilarante como perturbadora, tan  claustrofóbica como inclasificable.


Dos parejas se reúnen tras un enfrentamiento de sus respectivos hijos en el patio del colegio con la intención de hallar una solución al conflicto. El encuentro abrirá la caja de Pandora, originando todo tipo de reproches entre ellos, incluso, aspectos íntimos relacionados con sus propios matrimonios.

dirección

Roman Polanski

Títulos similares

¿Cómo valoras esta película?

verogj

Diálogos impactantes i gran actuación. En algunos momentos la situación queda un poco impostada, seguramente porque se basa en una obra de teatro. De todas maneras la película te deja con ganas de más y de ver la obra teatral original de Yasmina Reza.

hace 4 días

Crítica descarnada de las sociedades medias acomodadas con unas sobrias actuaciones y un perfecto manejo del tiempo y del ritmo. La lastra el guion impostado que, además de alejarte de los personajes, desequilibra las parejas protagonistas (sobre todo la interpretada por el dúo Foster-Kelly).

hace 6 días

Un corto y cómico drama en el que se muestran y descomponen elementos comunes a muchas historias de parejas e individuos mostradas por el cine.

Por un lado tenemos una descomposición de la relación heteronormativa, precedida por una limpieza de cara de la hipocresía y la falsedad tan típica del ámbito parental comunitario. Y cuando parece que esta iba a ser la crítica, la trama se centra en los individuos, en el egoísmo profundo de cada uno de los cuatro personajes, incluso de aquel personaje defensor de la humanidad que no va más allá del texto de los Derechos Humanos y de creerse virginalmente puro.

Sencilla, con ritmo y desconstructiva.

03 marzo 2020
marcodruso

Muy entretenida pero se me hace raro ver a Roman Polanski dirigiendo una peli que parece de Woody Allen.

12 diciembre 2019
paty1

Una obra que quita las máscaras de lo políticamente correcto, excelentes actores

20 agosto 2019
9.0

"Polanski ofrece, para abreviar, una sencilla, pautada y perfecta obra maestra. Polanski simplemente, y esto es lo difícil, consigue hacer que la cámara desaparezca entre las magistrales interpretaciones y, otra vez, el guión de Reza. Cada plano encaja perfectamente con el ritmo absorbente de una comedia transformada en 'thriller' en el limitado espacio de un salón comedor. ¿Se acuerdan de 'La soga', de Hitchcock, por ejemplo? Pues algo parecido."

Luis Martínez de El Mundo

9.0

"Uno se muere de dolor, sí, pero también de risa: en Un dios salvaje, el perverso director somete a sus criaturas a una avalancha de humillaciones cómicas, lo que hace mucho más placentero el crujir de vértebras. Gracias, Roman, por colectivizar el sufrimiento."

Carlos Prieto de Público

9.0

"Comedy, drama, social issues, family and love. All the good ingredients for a good story. But it feels like something is missing. The only flaw? It looks like we just watched a small portion of a story and we would like to know more… and when that happens, the director has done his job well."

Andrea Pasquettin de What Culture

8.5

"Un dios llamado Polanski. (...) Un espectáculo maravilloso, una lección de cine rabiosamente clásico en su concepción. Perfecto en su ejecución, con una escenografía invisible que va adquiriendo entidad a medida que el filme empieza a rodar cuesta abajo (obra del legendario Dean Tavoularis) y toneladas de mala leche resbalando por las esquinas del celuloide, la última de Polanski es un aviso para navegantes: al realizador le queda cuerda para rato."

Carlos Boyero de El País

8.5

"Polanski ha tomado la letra de Reza y, respetándola al máximo, la ha convertido en una película de precisión milimétrica y un timing endiablado, que en ningún momento se contenta con ir a rebufo del texto sino que hace un uso detallado del escenario único. Hacernos sentir claustrofobia es una de sus estrategias dramáticas esenciales, y no es casual que el director recurra a ella en la primera película que rueda después de pasar meses en situación de arresto domiciliario en Suiza. ¿Que podría haberla dirigido cualquiera? Lo dicho: pamplinas."

Nando Salvà de El Periódico