Últimos días en Shibati
Últimos días en Shibati

Últimos días en Shibati

Derniers jours à Shibati

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos

  • Audio: Árabe
  • Subtítulos: Español y Catalán
País

Francia

Año de producción

2017

Género

Documental

Estreno en cines

04/12/18

Sobre la película

Premio del Jurado en IDFA, un documental que nos desvela cómo China está cambiando su paisaje urbanístico y cómo muchas la familias deben abandonar sus antiguos hogares haciendo frente a la gentrificación.

El niño Zhou Hong y la señora Xue Lian deben marcharse del último barrio histórico que queda en la gran ciudad de Chongqing, ya que pronto será destruido para construir una nueva zona de viviendas. Obligados a abandonar el que ha sido su hogar hasta entonces, las estrechas calles del barrio de Shibati han sido testigos de la China más tradicional e histórica que está a punto de desaparecer. La gentrificación toma muchas formas y ésta es una de ellas. La destrucción de las antiguas barriadas en China son un reflejo de las políticas urbanísticas, sociales y culturales de un país donde lo viejo, tradicional e histórico debe dar paso a lo nuevo, contemporáneo y sin alma. Una reflexión sobre la cambiante China contemporánea que, poco a poco, va dejando perder su historia y su legado.

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

No me ha parecido gran cosa; el hecho de que el documentalista no sea capaz de comunicarse con las personas que aparecen en la peli se me ha hecho muy raro.

Por otro lado creo que hay cierta mirada condescendiente en el retrato, de fascinación con la carencia de medios y la pobreza.

25 marzo 2019 (Editado)
8.0

"Entre dédale de ruelles et galerie de portraits, Hendrick Dusollier filme avec sensibilité la fin du quartier historique de Chongqing, en Chine."

Julien Gester de Libération

8.0

"En la ciudad china de Chongqing se encuentra la zona pobre de Shibati, que será destruida. Hendrick Dusollier se desliza dentro de ella, cámara en mano. Se deja guiar por los habitantes que, lejos de quejarse de vivir en tales condiciones, lamentan tener que ir a apartamentos modernos."

Murielle Joudet de Le Monde