Tú y yo
Tú y yo
Tú y yo

Tú y yo

Love affair

Audio y subtítulos

Versión en Español

dirección

Leo McCarey

País

Reino Unido

Año de producción

1939

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

El pintor francés Michel Marnet (Charles Boyer) y la cantante estadounidense Terry McKay (Irene Dunne) se conocen a bordo de un trasatlántico. Aunque ambos están comprometidos sentimentalmente, se enamoran. Al final del viaje acuerdan encontrarse nuevamente en seis meses más, pero no lo logran. Sin embargo, habrá un final en su historia de amor.

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

Una de las comedias románticas por excelencia que generó una segunda versión del propio McCarey, "Algo para recordar" con el mismo guión escrito a cuatro manos, en el 57 con Cary Grant y Deborah Kerr, que a su vez inspiró la cinta del mismo titulo en español, de Nora Ephron con Tom Hanks y Meg Ryan en el 93. Así mismo se hizo otro remake al año siguiente dirigido por Glenn Gordon Caron con Warren Beatty y Anette Bening.

Y es que la historia de Mildrem Cram y el propio McCarey junto con el guión de Delmer Daves y Donald Odgen es explendido, números musicales aparte. Por otro lado es imprescindible el buen hacer y la química entre los protagonistas, cosa que Boyer y la Dunne consiguen. Ella estuvo nominada al Oscar por su papel pero a mi me gusta mucho mas él en un perfecto equilibrio entre un cinismo de vuelta de todo y el enamoramiento más redentor, vital y maravilloso. Perdón pero uno es un romántico.

Con dos partes bien diferenciadas, la primera es una comedia deliciosa, ágil y encantadora a bordo de un crucero donde se encuentra la pareja protagonista. La segunda da paso, entre canción y canción de la Dunne que nos pone de los nervios porque ralentiza la...

23 julio 2015 (Editado)
7.5

"The first thing Irene Dunne does in Love Affair is say "I beg your pardon" through a porthole-shaped window connecting an enclosed hallway on a cruise-liner to an outdoor promenade. Why is that special? Because she says it in the quick, peremptory way that you'd actually say "I beg your pardon" in real life, and not as you would say it to a soulmate disguised as a stranger, whom you were meeting at the outset of a classic romance"

Nick Davis de eFilmCritic