7,6

Transeúntes

· 102min.

El instante en que Griffith encontró a Godard, un big-bang cinematográfico con casi siete mil planos y cientos de personajes que se cruzan y se pierden en el caos de Barcelona.
No disponible en tu país

Sobre la película

Transeúntes es una película constructivista, múltiple, atomizada, cósmica… un big-bang cinematográfico fruto de un minucioso trabajo de concepción y montaje del Director, Luis Aller. Con casi siete mil planos, rodada en varios formatos, con cientos de personajes que se cruzan y se pierden en el caos de la ciudad de Barcelona.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español

Más información

Género:
Drama
País:
España
Estreno en cines:
29/01/16
Recaudación: 2.352,00 €
Espectadores: 455

Títulos similares

leon3

Filmin deberia no cobrarte el mes por ver esta película.
Una sucesión de planos, efectos, jump-cut, y etalonajes, cuyo único sentido es copiar la parte más pretenciosa del cine de godard.
Valoro la experimentación, el videoarte y todas la propuestas arriesgadas, pero esto es de mal gusto y además no aporta nada nuevo, ya lo he visto en " Masculí Femení", hecho con mas sentido narrativo, o en "F for Fake".
Le doy un 3 por el trabajo inútil de edición.

Honestidad pura. Un elaborado trabajo cinematográfico que desdibuja el límite entre ficción y realidad con plena naturalidad. Un logrado montaje lleno de intención entre ritmo, imágen y sonido. Un juego de ideas que interpela al espectador invitándolo constantemente a reflexionar sobre la sociedad (en este caso en Barcelona) así como sobre su propia visión de lo que ve. Aún que la temática no deje de ser cruda (y realista), se percibe una dulzura y un estilo que recuerdan a lo mejor del cine vanguardista. Esta valoración no és más que un mero fragmento de lo que significa esta película, sin duda, una joya del cine de autor. Recomendable verla.

bracero

Una de las películas más trabajadas, no sólo en montaje (qué resulta evidente, heredado del constructivismo ruso de los 20), sino a todo nivel de expresividad mediante elementos puramente cinematográficos, que se han realizado en este país en años. Ojalá más así.

tangerdanger

Esta película es como la fan-fiction de Tolkien escrita por adolescentes, sólo que el director lo hace en clave snob con Godard: imita sus tics de la misma manera que ha visto y sin ápice de sabudiría o dominio de los diferentes recurso que estropea. Tanto es así que parece una parodia de un Godard trasnochado y drogado que ha leído una mala traducción de Dos Passos. No hay nada que salvar en ella. Todo es cutre desde las escenas, contrastes de sal gruesa, contrapuntos infantiles, las actuaciones son de spot publicitario y el montaje epiléptico y pasado de anfetas es deleznable. Lo mismo ha inaugurado un nuevo género: la vanguardia amateur.

Brutal, me he emocionado varias veces. Cine de vanguardia. Un placer para los sentidos. En definitiva, una autentica maravilla.