Todas las mañanas del mundo
Todas las mañanas del mundo

Todas las mañanas del mundo

Tous les matins du monde

Audio y subtítulos

Versión en Español

Versión Original con Subtítulos en Español

dirección

Alain Corneau

País

Francia

Año de producción

1991

Géneros

Drama, Clásicos

Estreno en cines

16/09/92

Recaudación

597.308,73 €

Espectadores

210 409

Sobre la película

Exquisita adaptación de la novela del escritor francés Pascal Quignard, magistralmente protagonizada por el nominado al Oscar Gérard Depardieu (“El manantial de las colinas”) y el siete veces nominado al César Jean-Pierre Marielle (“El código Da Vinci”). Una gran producción de época mundialmente reconocida y multipremiada, con una excelente banda sonora dirigida e interpretada por Jordi Savall, que se convirtió en un descomunal éxito de ventas.

Francia, siglo XVII. En el corazón del gran siglo francés se produce la tumultuosa relación entre un maestro y su alumno. Monsieur de Sainte Colombe es un hombre seco, silencioso como una tumba e inquieto, pero también el mejor músico de viola de gamba que se conoce, un verdadero virtuoso del instrumento y la composición. Vive alejado del mundanal ruido y a menudo se encierra en su cabaña, solo con su instrumento, donde busca la música de la eternidad. El joven Marin Marais se esfuerza por ser aceptado como su alumno, aunque sus ideas se hallan en las antípodas de la filosofía de su mentor. Marais concibe la música como vehículo para triunfar y no vacila en su empeño de ingresar en la Corte de Luis XIV para lograr el ascenso social.

Dirección y reparto

Títulos similares

¿Cómo valoras esta película?

Fotografía exquisita en HD, la escena en el salón de los espejos con el conjunto orquestal al completo es espectacular. Lastima que un exceso de retórica en ocasiones lindando con la pedantería empañe un poco su soberbia factura técnica. Un poco mas de "contenido" y una reducción en su metraje hubiese redondeado una obra muy interesante. Nota: 6

15 mayo 2017 (Editado)
8.5

"Una película bonita y apasionante, en la que la música tiene peso propio. No sólo se escucha. El espectador puede sentir cómo se crea, cómo se trabaja con el sonido."

Guillermo Altares de El País