5,9

Tiro en la cabeza

· 82min.

Ion es un tipo aparentemente normal. Se levanta por la mañana, desayuna, arregla sus cosas, se reúne con unos abogados...
No disponible en tu país

Sobre la película

Ion es un tipo aparentemente normal. Se levanta por la mañana, desayuna, arregla sus cosas, se reúne con unos abogados. Una noche en una fiesta conoce a una chica. Pasan la noche juntos en el apartamento de ella. Su vida transcurre sin sobresaltos. Una llamada en una cabina de teléfono; un encuentro con un amigo; pequeñas situaciones cotidianas sin importancia. Un día se sube en un coche con otras dos personas. Cruzan la frontera a Francia. Pasan la noche en casa de un matrimonio. A la mañana siguiente, sus vidas cambiarán para siempre.

Dirección y reparto

Dirección:
Jaime Rosales

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original
Audio: Ninguno

Más información

Género:
Drama
País:
España
Estreno en cines:
03/10/08
Recaudación: 32.607,52 €
Espectadores: 5.743
Ver ficha:
IMDB

Película que necesita una implicación muy activa del espectador y del que éste tiene que ser consciente que existen otros lenguajes cinematográficos distintos al habitual. Jaime Rosales para mí, un genio. Nos recuerda para qué está concebido el cine y no es otra cosa que emitir un estímulo al que lo visiona y de la forma más real posible.

Difícil de ver, pero efectiva.

atticus88

Me cuesta valorar esta película, y mira que Rosales me parece uno de los directores españoles más talentosos de los últimos tiempos, sobre todo desde que me quedé helado viendo sus horas del día. Sus películas son frías, desangeladas, desde la cotidianeidad ( véase la tremenda "La Soledad"), lo que ocurre aquí, es que la particularidad de la propuesta hace el resultado tan tedioso, que el espectador (aunque no se trate del espectador medio) ha bajado la guardia cuando ocurre lo más interesante. A ver, como experimento narrativo que siembra debate sobre el modo de contar y los límites de la ficción puede estar bien, pero como película ya es otra cosa. Realmente no se puede meter el arte en probetas.

Entiendo que hay que enganchar al posible espectador de esta película más que al de cualquier otra (porque es muy muy pesada de ver), pero quizás se podía maquillar un poco la sinopsis para no desvelar tanto argumento. Si eres capaz de aguantar la hora y pico de sonido ambiente (es así, no es que esté estropeado), podrás ver una de las escenas más duras del cine en mi modesta opinión.

(Editado)

Como dijo Boyero, tal vez esta película esté bien colgada en un museo. Pero para verla en un cine...

(Editado)
10

"No hi ha res més dur que el so de la vida trencada per dos tirs al cap tan secs i poc heroics, com poc heroic és el comportament d’aquesta gent que ens podem creuar pel carrer sense saber que en realitat són éssers menyspreables."

Nuria Vidal de Time Out

10

"A su modo, dificultoso, exigente, espinoso, Jaime Rosales nos ofrece una versión desapasionada, a cámara fría, de la realidad del País Vasco, un lugar en el que a simple vista no se distingue a la bestia del ser humano; un lugar en el que no hay vocación de marcar a las alimañas, que viven cómodamente, ríen, comen y aman como si fueran personas (...)."

E. Rodríguez Marchante de ABC

10

"Puede que Tiro en la cabeza sea contemplada solo como una película sobre el terrorismo vasco, pero importa mucho su propuesta sobre el punto de vista (...) Es un filme que debería generar debate por su planteamiento visual y narrativo, y no sólo por el tema tratado."

Quim Casas de El Periódico

10

"El film, construido en enorme medida sobre las expectativas que genera la imagen, en un recurso que no dudo en llamar narcisismo icónico, no tiene esta forma empero por capricho: para el espectador de Rosales, un etarra es un señor que grita (txacurra, perro, es lo único que le oiremos con claridad) y que a continuación dispara; alguien privado, por la voluntad ética del director, de cualquier racionalidad que no sea la violencia."

Mirito Torreiro de Fotogramas

10

"Del insobornable rigor de la apuesta de Jaime Rosales surge una película estimulante y agresiva que empuja al espectador a asumir un papel activo para que, al final, se dé cuenta de su propia impotencia."

Sergi Sánchez de La Razón