Te querré siempre
Te querré siempre

Te querré siempre

Viaggio in Italia

Audio y subtítulos

Versión en Español

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión Original con Subtítulos

  • Audio: Italiano
  • Subtítulos: Catalán
País

Italia

Año de producción

1954

Géneros

Drama, Clásicos

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Una de las mejores películas de la historia del cine. Obra capital de Rosselini y cumbre interpretativa de su pareja protagonista. Su influencia ha llegado hasta el Pedro Almodóvar de "Los abrazos rotos". "Te querré siempre" es la crónica definitiva del (des)amor. Alexander y Katherine Joyce, un apacible y acomodado matrimonio inglés, llega a Nápoles para hacerse cargo de la herencia que un familiar, el tío Michael, pintoresco personaje, les ha legado: una fabulosa villa en Capri y otras posesiones en la isla y en Nápoles. La pareja, distanciada por unos condicionamientos que son absolutamente irreconciliables, se dan cuenta ahora de que no sólo unas obligaciones les inducen a seguir juntos, sino que también hay algo que una vez estuvo en ellos y que puede volver a repetirse: el amor.

Dirección y reparto

Títulos similares

¿Cómo valoras esta película?



Ingrid Bergman como siempre excelente.

Para ser sinceros Me he aburrido bastante; profundiza muy poco en la relación y el final es un chiste, un despropósito total.

No entiendo que sea una de las mejores películas de la historia del cine. La tendré que ver otra vez por si se me escapa algo.

21 febrero 2019 (Editado)

La crónica desgarradora de un matrimonio que la rutina y la intransigencia se empeñan en matar. Rossellini configura con gran sensibilidad un viaje a las entrañas del vínculo sentimental de una pareja dotándole de una dimensión trascendental al compararlo con los restos históricos de la civilización antigua, entre los cuales Ingrid Bergman y George Sanders se pasean, sufren, se aman y exhiben una química incendiaria. La secuencia final en la procesión de una Virgen nos arrebata para bien y para mal.

04 agosto 2018 (Editado)

Yo no sé a los demás, pero a mí la primera media hora con el constante soniquete de fondo de alguien cantando la típica opereta italiana me ha puesto de los nervios. El estereotipo llevado a cotas muy altas de vulgaridad. Eso por no decir el papel de macho casposo de George Sanders. No dudo que Rosellini es uno de los grandes, pero no por esta película.

31 marzo 2018 (Editado)

Un 10. Interpretació, localitzacions, personalitat i intensitat en la manera de tractar el desamor. Tractament de la llum, grans retrats, seqüències de plans impecables de durada per explicar els sentiments. S' ha d'haver vist molt bon cinema i cinema execrable per apreciar-la justament. Com els bons llibres, per disfrutar-llos has d'haver llegit molt i no tothom els pot apreciar.

19 febrero 2017 (Editado)
9.5

"Roberto Rossellini's finest fiction film (1953, 84 min.), and unmistakably one of the great achievements of the art. Ingrid Bergman and George Sanders play a long-married British couple grown restless and uncommunicative. On a trip to Italy to dispose of a piece of property, they find their boredom thrown into relief by the Mediterranean landscape--its vitality (Naples) and its desolation (Pompeii). But suddenly, in one of the moments that only Rossellini can film, something lights inside them, and their love is renewed as a bond of the spirit. A crucial work, truthful and mysterious."

Dave Kehr de Chicago Sun Times

9.0

"Some films have to be seen to be believed: the secret of this most beautiful and magical of films is 'nothing happens'. From the slight tale of a bored English couple holidaying in Italy, Rossellini builds a magnificently passionate story of cruelty and cynicism swirling into a renewal of love: life is so short, we must make the most of it... Rarely has screen chemistry worked so indefinably well; Sanders' suave, caddish businessman superbly complements Bergman's Garbo-like presence and the sensuous locations in which they feel so ill at ease. And though critics may have always praised it as 'one of the most beautiful films ever made', its genuinely romantic tenderness (it ends in 'I love you') mark it as never so unfashionable, never so moving. "

DMacp de Time Out