8,5
Premier

Sorry We Missed You

· 100min.

Ken Loach, doble ganador de la Palma de Oro, vuelve a sus orígenes con esta conmovedora historia sobre la vida íntima y familiar erosionada y dilapidada por el deshumanizado capitalismo.
No disponible en tu país

Sobre la película

Tras hacerse con su segunda Palma de Oro con "Yo, Daniel Blake", el realizador británico Ken Loach abraza en "Sorry We Missed You" los orígenes de su cine, aquel que incurría en el ámbito obrero, laboral y familiar. Lo que "Sorry we missed you" ante todo nos retrata es la erosión del entorno ínimo y familiar a manos de una perversa y deshumanizada estructura social y política que lleva el capitalismo y la desigualdad social como bandera.

Ricky, Abby y sus dos hijos viven en Newcastle. Forman una familia muy unida. Ricky ha pasado de un empleo a otro; Abby se dedica a cuidar a personas ancianas y disfruta con su trabajo. A pesar de trabajar cada vez más, son conscientes de que nunca obtendrán la ansiada seguridad económica o tendrán una casa en propiedad. Surge entonces una oportunidad para Ricky gracias a la revolución de las aplicaciones. La pareja decide apostar el todo por el todo. Abby vende su coche para que Ricky se compre una furgoneta y se convierta en repartidor por cuenta propia: por fin será su propio jefe. El mundo moderno se cuela en la cocina familiar, ofreciéndoles un futuro diferente.

Dirección y reparto

Dirección:
Ken Loach

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español y Catalán
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Género:
Drama
País:
Reino Unido
Estreno en cines:
31/10/19

Títulos similares

Sobrevalorada. Ken Loach podría haber hecho un documental. Se le ha olvidado que el cine es el séptimo arte y esta película carece de eso. No destacan ni la fotografía, ni el guión, ni la banda sonora, ni la dirección de arte, ni la edición. Los actores están bien, pero en general es una película vaga con un buen mensaje.

javitxufilmin

Una película que todo el mundo debería ver para entender lo está pasando en el llamado "Primer Mundo" y dejar de mirar al otro lado. El cine como el de Ken Loach siempre es necesario, y ahora más que nunca. Imprescindible.

Gran Loach, como siempre, es el Woody Allen de las clases trabajadoras. Además, siempre se basa en estudio sociológicos muy rigorosos para hacer sus películas, así que la película no muestra una situación ficticia. Vivo en la ciudad donde se grabó la película (Newcastle) y puedo asegurar que es muy realista.

(Editado)
ocheleiro

La cruda realidad, impresionante, es una denuncia a la explotación de un sector

los falsos autónomos

Terroríficamente brutal. Reflejo exquisito de la realidad del precariado, al que ahora se le vende la idea de que la "gig economy" le convertirá en un auténtico "jefe". Al contrario del resto de trabajadores, "él no un looser". Ken Loach y su maravillosa forma de representar cinematográficamente la realidad de la clase obrera en cada momento.

No hay cine, solo ganas de dar un mensaje politico y social (que puede ser justo o no) de una manera completamente subliminal y deshonesta. Enseñar una realidad parcial escondiéndola como si fuera una realidad absoluta, por muy justo y eticamente correcto que pueda ser el mensaje, es una manera deshonesta de darlo, sobretodo si el medio cinematografico no está declarado y se esconde ante la aparente realidad (demasiado construida y encima irreal) de una serie de eventos que parecen obra de un deus ex machina al revés, que tiene como unico objetivo joder al protagonista.

Este deus ex machina, para Loach, es la sociedad y solo la sociedad, el individuo no tiene culpas, no quiero juzgar tematicamente porque lo que cuenta es la validez cinematografica y encuentro estúpido juzgar una película por su tema, pero considero esta opinión muy ingenua.

En resumen película en la que la narración está forzada, deshonesta y encima ridícula que no vale la pena ver más que por el tema que trata.

9

"El director se mantiene imperturbable en su hacer transparente, frontal y ajeno a sutilezas. Lo que compone en la pantalla resulta tan ferozmente irrebatible como brutal."

Luis Martínez de El Mundo

8

"Una película buena, equilibrada, que ofrece tanto desconsuelo como consuelo, y que se pega a la piel del espectador."

Oti Rodríguez Marchante de ABC