7,8

Solo se vive una vez (1937)

· 82min.

Eddie Taylor es acusado de un crimen que no ha cometido, y no consigue evitar ser injustamente condenado.
No disponible en tu país

Sobre la película

Eddie Taylor es acusado de un crimen que no ha cometido, y no consigue evitar ser injustamente condenado. Cuando por fin llegan las pruebas de su inocencia, Eddie ha conseguido escapar de la cárcel junto a su mujer Joan, sin embargo la fatalidad de su destino hace que en la huída mate a un hombre, creando un angustioso drama de amor y dolor.

Dirección y reparto

Dirección:
Fritz Lang

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés

Más información

Título original:
You only live once
Géneros:
Clásicos, Drama
Ver ficha:
IMDB

Lang lo hace todo bien. Sus películas son redondas, realistas, inteligentes y están bien rematadas. Cine puro. "Solo se vive una vez" es una película interesante y con el sabor de los clásicos de siempre. Imprescindible.

(Editado)

Increíble que a estas alturas del siglo XXI, 80 años después, tengamos una memoria cinematográfica con la calidad y la finura con que se disecciona la condición humana (en un sistema implacable,) en las narrativas noir de estos maestros de los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado. Vigentes, maestros, artistas en sumo grado. Gracias filmin por estos ciclos maravillosos. Lang es y será clásico toda la vida

alvaro03

Se le ven las costuras de guion y los años. Poco credito en el desarrollo de las acciones. Lang, muy sobrevalorado. Nota. 6

Muestra los prejuicios en la sociedad y tambien la traicion.

Los noirs de Fritz Lang, una pasada!

Interesante. Lo mejor, Henry Fonda. Una gran dirección, pero alguna flaqueza en el guión

9

"Las bellísimas imágenes de Lang desbordan lirismo para crear un sobrecogedor retrato social, un feroz alegato en nombre de la dignidad y una película inmensa, inolvidable."

Miguel Ángel Palomo de El País

8

"An intense, absorbing, and relentlessly pursued tragedy which owes most of its dignity to the eloquence of its direction. In less gifted hands, it might have been the merest melodrama; Mr. Lang's intuitive sense of camera angle, pace, and mood raises it to dramatic stature, even though it does not become the convincing social document its producers obviously meant it to be."

Vincent Canby de NY Times