Si Vamos 28, Volvemos 28
Si Vamos 28, Volvemos 28

Si Vamos 28, Volvemos 28

Audio y subtítulos

Versión en Español

País

España

Año de producción

2018

Sobre la película

Es una de las cuatro piezas que -por el momento- integran el proyecto Quién lo impide, Jonás Trueba lanza una llamada a transformar la percepción que tenemos sobre la juventud y una forma de entender la creación cinematográfica: más libre y abierta.

Un grupo clase de Bachillerato realiza su particular viaje de fin de curso, que se convierte en un retrato colectivo y antropológico en el que se capturan momentos muy particulares de madurez y desinhibición, de soledad e integración, de amor y crueldad. La mirada de Jonás Trueba nos introduce en el universo íntimo de este grupo de jóvenes: desde los viajes en autocar hasta las noches que se convierten en mañanas, desde los ratos muertos por las calles de Granada al nacimiento de posibles amores. Si vamos 28, volvemos 28 es como un baile entre amigos que no quiere acabarse, pero el espectador sabe que la canción no sonará nunca más del mismo modo. Un film que nos interpela y nos hace sonreír, reír, enternecernos, emocionarnos, porque nos ayuda a revivir la adolescencia, a apreciarla, a elogiarla o a imaginarla de otro modo. Desde la observación y la proximidad, la cámara captura todo aquello que ve al mismo tiempo que nos hace partícipes de un proceso de crecimiento personal en una etapa llena de cambios. Marchamos con los 28 y volvemos formando parte de ellos.

dirección

Jonás Trueba

Títulos similares

¿Cómo valoras esta película?

atticus88

Digamos que esto ya sí es una película. Me gusta mucho el experimento, lleno de espontaneidad y naturalidad, y ese análisis final. Se trata de contemplar el mundo adolescente como mundo carismático, sin banalizar, o banalizando cuando haga falta, estamos hablando de adolescentes, y todos lo hemos sido (la escena de la fiesta en la habitación, quien no haya jugado a "beso, verdad, atrevimiento" con sus colegas, no es persona).

hace 17 horas

Buen acercamiento, sin abandonar el realismo y el respeto, a la caótica aventura que supone que una clase se vaya de viaje de estudios. Realidad y ficción vuelven a confundirse y a ayudarse para desplegar situaciones, reflexiones y emociones. Lo peor, el personaje de Pablo Hoyos. Hermetismo y sosez flotando en el ambiente, ajeno a todo. Para mí, el tercer capítulo de "Quien Lo Impide".

17 mayo 2020 (Editado)
7.0

"Ya sea por sus reticencias para abrirse al resto de la sociedad o por las diferentes restricciones legales, lo cierto es que el universo de la adolescencia constituye un auténtico enigma para las distintas generaciones una vez dejamos de sentirla en nuestras propias carnes. Pero cuando se trabaja codo con codo con ellos y ellas desde un instrumento con el enorme potencial de una cámara de cine, la percepción es muy distinta. La visión se aleja entonces de las representaciones hegemónicas de los medios de comunicación, cuya aproximación suele ser demasiado paternalista."

Tamara Moya de Fotogramas