8,1

Shadowman

· 82min.

Mucho antes de Banksy, incluso que Jean-Michel Basquiat y Keith Haring, existió Richard Hambleton, un pionero del street art al que las calles terminaron llevándose a la oscuridad.
No disponible en tu país

Sobre la película

Mucho antes del vívido y satírico arte callejero de Banksy, antes incluso que las piezas de grafiti de Jean-Michel Basquiat y Keith Haring, existió el artista callejero Richard Hambleton. Un pintor clásico entrenado, Hambleton fue reconocido en los ochenta por trabajos que exploraban la reputación turbia y peligrosa del Bajo Manhattan, así como su energía DIY. Fue, en definitiva, uno de los principales fundadores del arte urbano antes de sucumbir ante las drogas y la mendicidad. Redescubierto 20 años después, tuvo otra oportunidad, pero ¿quiso aprovecharla? Esta es la inclasificable historia de un pionero del street art al que las calles terminaron llevándose a la oscuridad.

Dirección y reparto

Dirección:
Oren Jacoby

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español

Más información

Género:
Documental

Títulos similares

mplanet

Una pasada. Que gran (aunque desgarradora) historia, no lo conocía como artista y me ha sorprendido mucho.

(Editado)
baudelaire

Pero qué importa la eternidad de la condena
para el que ha encontrado en un segundo el
infinito del goce.
Charles BAUDELAIRE

uitapili

Interesantīsima. El arte , la droga, el dinero, la especulación.La creación y la destrucción.Da mucho que pensar. Hace sufrir y hace gozar. La recomiendo.

(Editado)
sparrow4

Un diez por él, y a las sanguijuelas les pondría un cero. Supongo que es el morbo lo que me ha llevado a terminar de ver el documental, pero no me convencen ninguno de ellos, salvo el propio Hambleton. Espero de todo corazón que tanta pasión consiguiese inundar su vida de disfrute y no de sufrimiento. ¿Cuántas personas estarán viviendo procesos parecidos?, y puede que no tan lejos.

(Editado)
8

"This intense documentary shows a driven creator walking the walk, so to speak, in the most perverse fashion possible. The story is both repellent and strangely inspiring."

Glenn Kenny de NY Times