7,9

Sami Blood

· 109min.

Premiada en el Festival de Venecia, esta ópera prima nos traslada a un internado de la Suecia de los años 30, donde una niña lapona debe lidiar con el racismo de sus compañeras.
No disponible en tu país

Sobre la película

Una coming of age ambientada en la Suecia de los años 30, cuyo título hace referencia a un insulto que se utiliza para discriminar a la población lapona. Premiada en múltiples festivales europeos, la ópera prima de la cineasta Amanda Kernell es la vibrante historia de una niña lapona que sueña con una vida diferente y debe sufrir la discriminación racial en su internado.

Elle Marja, de 14 años, es una criadora de renos de Laponia. Expuesta al racismo de los años 30 y a los análisis genéticos en su internado, empieza a soñar con otra vida. Para poder alcanzar esta vida, tiene que llegar a ser otra persona y romper todas las ataduras con su familia y cultura.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español y Catalán

Más información

Título original:
Sameblod
Género:
Drama
País:
Suecia

Títulos similares

Una historia sobre el colonialismo en el norte de Europa.

Preciosa y cautivadora historia. Esperando el próximo trabajo de esta directora.

Magistral. El ritmo, la manera de enlazar la historia personal con la historia colectiva, de reflejar casi simultáneamente la doble visión, personal de la chica por un lado, y la colectiva por otro, lo que refleja de manera sensacional el conflicto que surge entre entre las legítimas aspiraciones personales del personaje (tan bien mostrado en las imágenes mediante elementos tan poderosos como la vestimenta), que son entendibles, pero por otro el de la traición que eso supone a su propia familia, a su gente, a su cultura e identidad, y por tanto a sí misma. Por otra parte, una historia realmente emotiva, que incluso te saca las lágrimas. Una manera brillante de reflejar, con la personalidad y emotividad que te permite el hacerlo por medio de una historia individual, el enorme empobrecimiento cultural que supusieron los Estados-nación, para la cultura y el patrimonio de la Humanidad, todo mediante procesos de asimilación cultural, en ocasiones crueles.

Una historia desgarradora y tremendamente humana, vale la pena verla

La película es muy buena. Dice más con silencios e imágenes que con palabras.

Las escenas de los castigos en la escuela son iguales a las que cuentan mi familia y conocidos que sufrían si se les ocurría hablar valenciano con otros chic@s, o incluso con sus heman@s. También me lo han contado algunos escoceses que lo han sufrido si hablaban gaélico.

Estremecedor. Universal

El ritmo es pausado, pero es el que procede, el que se ajusta a la interesante historia que vamos descubriendo a través del punto de vista de una chica lapona en los años 30 del siglo XX, que es enviada forzosamente por su familia a un internado en que los niños de su etnia son reeducados para encajar en la sociedad sueca que los sojuzga y desprecia, considerándolos ciudadanos de segunda categoría debido a su mentalidad y modo de vivir, obviamente más primitivo que el del resto del país, más en contacto con la naturaleza y resistiéndose a la modernización.



Una de las películas más destacadas de la octava edición del Atlántida Film Fest, en la línea de calidad que nos suele ofrecer el cine de los países nórdicos, que refleja certeramente los complejos asociados a las minorías y permite el descubrimiento de una actriz prometedora, la joven protagonista, realmente intuitiva.

magnolia54

Muy bien llevada, dura y desgarradora. No conocía este aspecto de la historia sueca.

(Editado)
9

"Prosaica en su puesta en escena, brillante en su contenido. Sami Blood es una película sobre la feminidad, el racismo, el crecer y el escapar. "

Alan Scherstuhl de Village Voice

9

"Sami Blood cuenta una historia muy convencional, pero la hiperespecificidad de su narración hace que sea una experiencia totalmente nueva y discretamente profunda."

David Ehrlich de Indiewire

9

"Podría decirse que los cineastas suecos se han tomado en serio el compromiso de contarnos algunas verdades sobre sus propias deficiencias morales. Y haciéndolo con gran calidad. "

Raquel Quinteiro de Cine Maldito

8

"La directora y guionista amanda Kernell dota a su acertada ópera prima de cierto brillo clásico con su poderoso sentido de la pertenencia y unas delicadas interpretaciones."

Sheri Linden de Los Angeles Times