Repulsión
Repulsión

Repulsión

Repulsion

Audio y subtítulos

Versión en Español

Versión Original con Subtítulos en Español

dirección

Roman Polanski

País

Reino Unido

Año de producción

1965

Estreno en cines

26/12/74

Recaudación

180.652,63 €

Espectadores

470 956

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Segundo largometraje de Roman Polanski (‘El baile de los vampiros’, ‘La semilla del diablo’), ganador del Premio FIPRESCI del Festival de Cine de Berlín de 1965. Nuevo máster en alta definición.

Carol Ledoux es una bella y reprimida joven belga que vive con su hermana Helen en un apartamento de Londres. Carol experimenta sentimientos simultáneos y contradictorios de atracción y repulsión hacia los hombres y en el momento y en el momento en que su hermana y su pareja deciden marcharse de vacaciones, carol comienza a experimentar oscuras y terroríficas alucinaciones. Agobiante drama de tintes psicológicos y auténtico descenso a los infiernos de una mente maltrecha y desquiciada. 

NR < 18 años

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de nur_qui

    nur_qui

    Imagino que en 1965 esta película tuvo que ser difícil de asimilar incluso para el cinéfilo más curtido... pero claro, si la ves hoy es muy probable que antes hayas hecho callo con David Lynch o cualquier otro amante del cine neurótico y no te pillará tan de sorpresa. Te librarás por tanto del shock (el que seguro tuvieron sus primeros espectadores) y te parecerá una historia algo recurrente (con la originalidad, eso sí, del intercambio de roles entre generos maltratado y maltratador), pero te hipnotizará la maestría de Polanski con la cámara, sin olvidarnos de una más que inquietante Catherine Deneuve.

    6,5 6,5 hace 4 días
  • Avatar de larsen

    larsen

    El cine envejece mal. Pero, me temo, esta película nunca fue buena. Es lógica la tentación de Polanski de seguir muy de cerca con la cámara a Denevue. Pero podría haberse grabado un vídeo privado y ahorrarnos este engrendo. Los símbolos (animales muertos, grietas) son obvios, infantiles y desgastados por el uso. Nada más que clichés. La película no cuenta nada, y lo poco que cuenta, lo hace de forma infantil y previsible. En fin, muy sobrevalorada.

    hace 1 mes
  • Avatar de alvaro03

    alvaro03

    Extraordinaria Deneuve, su rostro es una exposición de sentimientos sutilmente matizados. Extraordinaria fotografía y puesta en escena, consigue transmitir al espectador otro tanto de repulsión. Nota: 8

    hace 3 meses
  • Avatar de pablosurlemer

    pablosurlemer

    Excelente. Interpretación de Deneuve magistral. Análisis brillante de una sociedad machista y de la locura que puede producir. Fotografía brutal.

    8,5 8,5 hace 3 meses
  • Avatar de lethos

    lethos

    Inquietante Polanski, como casi siempre. En este caso llama la atención la fisicidad de los planos, la materialidad que imprime a un trastorno psicótico y que se tiene que acercar mucho, hasta donde puede el cine, a la experiencia real. Deneuve bellísima a la vez que horrible, da tanto placer como miedo. Peliculón sin palomitas para un día o una noche sola en casa.

    8 8 hace 3 meses
  • Michael Atkinson

    de Village Voice

    Repulsion is the most overtly psychoanalytical: an afternoon trapped in a flat with Deneuve's quiet walking wounded, and her snowballingly psychotic worldview: cracking walls, rotting rabbits, dream rapists, murdered corpses. But even in the shadow of Conrad and Richard Matheson (co-written, though, by Polanski and crony Gérard Brach), the movie's shake-and-bake mix of "reality" and crumbling subjectivity is too deliberate to be about character—it is, rather, a game of movieness, a masquerade of Grand Guignol–as-psyche, virtually a parody of the surrealist's notion of consciousness bagged and tagged on celluloid. A viewer's empathic bond is never solicited, merely his/her voyeuristic weakness, and willingness to be bruised. At least then, Polanski was a full-on, post-Hitchcockian misanthrope, and Deneuve only aroused him as a plastic ideal to be harried, flogged, and made ugly. (He never succeeded.) The famous, final Rosebud-like shot—dollying in to a family photo oozing with suggested menace and sick history—is exactly the "dime-store Freud" Orson Welles always claimed Citizen Kane's riddle- solution fillip to be. But by then we've been played, the ordeal we and Polanski craved for Deneuve turned out to be just a sport, and we were the ball—just as we'd hoped. We learned nothing about her, only a little about our taste for suffering.

    9.0 9.0