7,9

Plan Diabólico

· 103min.

Una de las obras cumbre de John Frankenheimer, emblemática cult-movie de la historia del cine,que recuerda a productos patrios como "La piel que habito" o "Abre los ojos".
No disponible en tu país

Sobre la película

Una de las obras cumbre de John Frankenheimer, emblemática cult-movie de la historia del cine que nos recuerda profundamente a productos patrios como "La piel que habito" o "Abre los ojos".
Titulos de Saul Bass, decorados de Ted Haworth, y banda sonora original por Jerry Goldsmith. Y si con esto no fuera suficiente, la dirección de fotografía del maestro de las sombras James Wong Howe acaba de pincelar una película con un apartado técnico que roza lo plusquamperfecto. Plan Diabólico (Seconds) cuenta con una excelente interpretación de Rock Hudson, de las mejores de toda su carrera, y fue nominada a la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes de 1966 y al Oscar a la Mejor Fotografía en blanco y negro en 1967.

Arthur Hamilton (John Randolph) es un directivo de banco cansado de su trabajo y cuyo matrimonio camina hacia el fracaso. Su vida no le complace y se limita a pasar por ella con resignación y hastío. Un día, inesperadamente, recibe una llamada de un íntimo amigo a quien creía muerto. Tras la conversación telefónica, su amigo le hace llegar un papel con la dirección de una extraña organización que le propone una nueva vida, un nuevo comienzo convertido en otra persona...Intenso y arriesgado thriller de suspense dirigido por John Frankenheimer de forma espectacular y basada en una novela de David Ely.

Dirección y reparto

Dirección:
John Frankenheimer

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
Seconds
Géneros:
Thriller, Clásicos
Recaudación: 57.650,52 €
Espectadores: 523.435
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

atticus88

Muy bien lograda la atmósfera (aunque a veces hay excesos, la escena de "la vendimia" es un horror), con ese estilo tan peculiar de Frankenheimer, en el que a veces te sientes despistado y seducido a la vez, deseoso de saber más. La pena es que el misterio, o la historia, o el argumento, cómo lo queramos llamar se pierde por todos lados, y no tiene ni pies ni cabeza. Ni siquiera funciona como "Mcguffin", eso solo ocurre con la películas de Hitchcok (claro, que Hitchcock solo hay uno, porque detrás no hay nada. Lo mejor, la primera media hora, sin duda, luego, como hemos dicho, se pierde por todas partes.

Entre un 6 y un 7. El tono, la atmósfera, la sensación pesadillesca y de conspiración alrededor están muy bien montados. Lo malo es que el hecho intencional de mantener el misterio alrededor de las motivaciones de las personas que rodean al protagonista (y del propio protagonista, en algún momento) permiten hacer avanzar la trama, pero hacen la premisa inicial tan inverosímil que te cuesta meterte en ella.

(Editado)

Me gusta muchísimo cuando el cine se libera de las rigideces y los canones y se permite explorar todos sus recursos: cambios de eje, montaje nervioso, alternancia de focales, zooms internos, planos diagonales, distorsiones ópticas, cámara subjetiva... todo entremezclándose, creativa y libérrimamente, al servicio de una historia distópica que transcurre como una alucinada pesadilla. Por algún desequilibrio de guión no es una obra maestra. Pero casi. Fue cine comercial, pero tiene fogonazos de cine de vanguardia y hoy es una película de culto. Que el gran James Wong Howe tuviera 67 años cuando la fotografió con esta tensión, me flipa. John Frankenheimer, libre y audaz.

(Editado)

Una película fascinante que plantea la identidad y el deseo de llevar una vida significativa.La insatisfacción latente en una vida gris y rutinaria que entrega su posible transformación a fuerzas desconocidas.John Frankenheimer es uno de los grandes directores que pervive con notable brío.

benoit75

peli totalmente fascinante , profunda, que hace reflexionar mucho. Gran peli

10

"Have you ever suffered from a bout of insomnia, and ended up channel hopping into the small hours of the morning as a result? And having done so, have you ever came across a film that you've never heard of, yet it exerts a near hypnotic pull over you, digging itself under your skin ensuring that you'll be thinking about it for days afterwards? If so, then you'll recognise the kind of film that Seconds is."

MP Bartley de eFilmCritic

9

"Hemmed in by an arid marriage, paunchy middle-aged banker Randolph grasps another chance at life when a secret organisation transforms him into hunky Hudson and gives him a new start as an artist in Californian beach-front bohemia. Freedom, however, turns out to be a rather daunting prospect, and the struggle to fill the blank canvas comes to typify Hudson's unease with his new existence. Saul Bass' unsettling title sequence sets the scene for the concise articulation of fifty-something bourgeois despair, as visualised by James Wong Howe's distorting camerawork and the edgy discord of Jerry Goldsmith's excoriating score. After that, the film's uptight view of the hang-loose West Coast feels like a slightly forced argument, until Frankenheimer regroups and the jaws of the narrative shut tight on one of the most chilling endings in all American cinema. Little wonder it flopped at the time, only to be cherished by a later generation, notably film-makers Siegel and McGehee who drew extensively on its themes and visuals in their debut Suture. (This downbeat sci-fi thriller completed Frankenheimer's loose 'paranoid' trilogy - earlier instalments being The Manchurian Candidate and Seven Days in May. "

Redacción de Time Out