Petit indi
Petit indi
Petit indi

Petit indi

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión en Español

Versión en Catalán

dirección

Marc Recha

País

España

Año de producción

2009

Género

Drama

Estreno en cines

04/10/09

Recaudación

57.791,89 €

Espectadores

10 137

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Arnau es un joven que vive en su imaginario de papel, inmerso en su frágil realidad, viaja inconscientemente hacia la deriva. Sus compañeros de viaje son unos cuantos pájaros cantores: pinzones, verderones, pardillos y un jilguero que es la esperanza de su vida. Ningún otro canta como él, gracias a muchas horas de trabajo paciente y minucioso adiestramiento. Sin embargo, Arnau vive apenas sin respirar porque algo mucho más intenso le devora el corazón. Su madre está en la cárcel de Vad-Ras a la espera de juicio, y las cosas no mejoran.

Así que este chaval que vive con su hermana Sole en un barrio de Barcelona en plena transformación, que sueña despierto pasando las tardes con su hermano Sergi, que se va con su tío Ramon al canódromo de la Meridiana; elabora un plan para sacar a su madre de la cárcel. Esta decisión lo catapultará hacia una dura realidad.

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de brunosagat

    brunosagat

    Yo creo que es la peor película que he visto jamás.

    1 1 hace 3 años (Editado)
  • Avatar de joaquingr

    joaquingr

    Bonita y aconsejable, aunque....

    7 7 hace 3 años (Editado)
  • Angel Comas

    de Imágenes de Actualidad

    Recha logra una vez más transmitir su especial poética sobre la vida desde una perspectiva personal, de autor inclasificable, convencido de la importancia del entorno sobre el ser humano.

    8.5 8.5
  • Sergi Sánchez

    de Time Out

    Petit indi no és una comèdia. És, com ja ho era la magnífica Dies d’agost, un western de fronteres en què la ficció es petoneja amb el documental sense que ni un ni l’altre vulguin dominar la situació. D’aquesta barreja equilibrada, en sorgeix l’autenticitat de la crònica de maduració d’aquest adolescent que sembla habitar un temps que no li correspon –Recha s’ocupa de despullar-lo de tots els tòpics associats amb la joventut contemporània, des dels mòbils fins als videojocs– i un espai que no correspon a ningú, aquest barri de Vallbona que delata l’autosatisfacció d’una Barcelona que viu d’esquena a la seva rodalia. No espereu un retrat psicològic, perquè a en Recha no li agraden els diàlegs que expliquen sinó els gestos que suggereixen: l’espectador haurà de treballar per desxifrar l’Arnau.

    8.0 8.0
  • Carlos Losilla

    de Cahiers du Cinema

    "Petit Indi" acaba centrándose en lo que de verdad le interesa y siguiendo los pasos inciertos de su protagonista, tan imprevisible como los de la propia película. Pues bien, es también el hecho de tomar esa decisión, de arriesgrase en ese sentido, aquello que convierte el trabajo de Recha en un envite muy representativo de un cierto cine español reciente, de una ficción sin complejos que se está abriendo paso ahora mismo en abierta confrontación con la solemnidad impostada del relato institucional, pues caminar sobre el filo de la navaja puede ser una de las formas más hermosas de la resistencia.

    8.0 8.0
  • Quim Casas

    de El Periódico

    Marc Recha firma su película más cercana al espectador, lo que no quiere decir que sea un filme comercial, tal como se entiende, lamentablemente, la comercialidad en el cine.(...) Recha ha realizado un buen drama rural sin acogerse a las normas del género y haciendo de ese paisaje algo desolador, algo westerniano, un protagonista de excepción.

    8.0 8.0
  • Sergi Sánchez

    de Fotogramas

    La magnífica interpretación del debutante Marc Soto, de una magnética naturalidad, lleva el peso de la acción con soltura: sus gestos y su mirada explican la red de relaciones de una familia disfuncional que habita en un lugar fronterizo entre la ciudad y el campo, entre la civilización y la nada. El trabajo visual con ese espacio que está al límite de las cosas (y que, de paso, da una insólita perspectiva de la Barcelona del AVE y el triunfalismo turístico) define de una manera muy económica y muy hermosa la relación de Arnau con la Naturaleza, a la vez tensa y calmada, tanto como lo es este western camuflado, que se mueve tan cómodo en el culto a la contemplación como en el suspense neorrealista.

    8.0 8.0