7,5

Pauline en la playa

· 91min.

Rohmer dirige en la tercera entrega de la serie Comedias y Proverbios su propio Sueño de una noche de verano: el despertar de las pasiones en un grupo de hombres y mujeres de vacaciones.
No disponible en tu país

Sobre la película

Rohmer dirige en la tercera entrega de la serie Comedias y Proverbios su propio Sueño de una noche de verano: el despertar de las pasiones en un grupo de hombres y mujeres de vacaciones.

Justo después de su divorcio, Marion decide pasar el final del verano en la casa familiar que está en la costa normanda. Se lleva a Pauline, su joven prima, que está encantada de poder prolongar sus vacaciones. En la playa, Pauline y Marion conocen a Pierre, el anterior novio de Marion, que les propone enseñarles a hacer windsurf y les presenta a Henri, quien los invita a su casa. En el casino local, Pierre le confiesa su amor a Marion pero ella ahora prefiere a Henri. Por otro lado, Pauline conoce a Sylvain.

Dirección y reparto

Dirección:
Éric Rohmer

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Francés • Subtítulos: Español

Más información

Título original:
Pauline à la plage
Géneros:
Clásicos, Comedia
País:
Francia
Estreno en cines:
12/02/83
Recaudación: 159.771,22 €
Espectadores: 94.588

Psicoanalítica del erotismo y el despertar sexual adolescente en clave Rohmer. Particularmente no he disfrutado tanto de este título como sí lo hago con gran parte de la filmografía de Rohmer. La admiración que habitualmente siento por la sencillez de su planificación y puesta en escena me ha resultado, más bien, un tanto insulsa en esta ocasión. Eso sí, una vez más, punto a favor para la fotografía, capaz de transportarnos a una época y lugar. Será porque mis recuerdos tienen la fotografía de Rohmer.

Amanda Langlet est merveilleuse. Je pense que dans de nombreuses collections de films de Rohmer de ces années-là, de nombreux personnages masculins semblent être obsédés par les femmes. Ils s'approchent même parfois du crime de harcèlement. Ce n'est pas de l'amour, mais le désir de la chair. Il est remarquable de voir combien de fois Pauline leur dit de ne pas la toucher. Heureusement, le monde a changé.

A pesar de que las interpretaciones me han parecido flojísimas y que la trama tampoco es nada del otro mundo, me ha gustado bastante. Las reflexiones de Pauline me parecen acertadísimas entonces y ahora, una chica bastante inteligente. La fotografía también está bastante bien. Para una noche de verano, sin más.

autoengaño de la adultez pero solo x parte de los personajes femeninos WTF estoy to rayada, no sé q pensar del momento en q Henri besa a una puber mientras duerme, solo sé q me sentí impotente xq los tios en las pelis de Rohmer suelen salirse con la suya, aunque parezca q a Pauline le da igual, ¿por qué le da igual?

Me encanta como Rohmer retrata el verano en sus películas. Además, en época de coronavirus, es impactante ver lo SOBONES que son los amigos en sus películas. La distancia social no se llevaba. Los personajes de esta peli son todos para darles un par de hostias, pero al final acabas cogiéndoles cariño. La estética masculina es tremendamente desagradable: esos pantalones marcahuevos, esas poses amaneradas... Es como ver animales apareándose en un zoo: muy divertido.

(Editado)
migmu

El Rohmer más puro.



La búsqueda del amor delata las miradas interesadas de cada uno de los personajes. La belleza sobrevuela cada fotograma y, finalmente, comprobamos que, además, es su película más cercana a Renoir, porque todos tienen sus razones.



Mirada cruda al mundo de autoengaño de la adultez, pero todo respira libertad, aire.

Sus fotogramas son salinos.

9

"I hope that Pauline at the Beach will win new admirers for Mr. Rohmer, one of the most original and elegant film makers at work today in any country."

Vincent Canby de NY Times

9

"Pauline acude a su playa con la intención de dar el salto definitivo de la infancia a la adolescencia. Es decir, de ordenar las acciones de su vida alrededor de un ejercicio de exploración, orientado a la construcción de un camino que poder recorrer. Su actitud, de una manera similar a Monsieur Hulot en sus vacaciones, provoca un terremoto con epicentro en el espacio protagonista, subvirtiendo todas las convicciones y certezas sobre todo aquello referido al amor y al deseo de cada uno de los cinco personajes que la acompañaban en el reparto."

Ricardo Adalia de Transit