7,1

Paso al Noroeste

· 121min.

El gran King Vidor, capo del clasicismo hollywoodiense, dirige este relato bélico de venganza en el que unos militares británicos atacan un pequeño asentamiento indio. Con una precisió
No disponible en tu país

Sobre la película

El gran King Vidor, capo del clasicismo hollywoodiense, dirige este relato bélico de venganza en el que unos militares británicos atacan un pequeño asentamiento indio. Con una precisión histórica de manual y aprovechando todas las virtudes de la narración transparente del sistema de estudios norteamericano, Vidor compone un canto a los colonizadores que cuenta entre sus atractivos con el papel protagonista de Spencer Tracy. Basado en la novela de Kennet Roberts del mismo título, "Paso al Noroeste" nos cuenta la historia de Langdon Towne (Robert Young) quien causa un gran disgusto a sus padres y a su prometida, Elizabeth Browne (Ruth Hussey), cuando es expulsado de Harvard. Towne y su amigo Hunk Mamer (Walter Brennan) insultan en una taberna al padre de Elizabeth, el reverendo Browne (Louis Hector). Los dos hombres huyen justo antes de ser juzgados y acaban en el campamento del comandante Robert Rogers (Spencer Tracy). Towne se une a la expedición como cartógrafo, junto a su colega Hunk y un centenar de hombres para llegar a St. Francis, donde los indios Abenaki, con ayuda de los franceses, han arrasado las colonias británicas. Una vez allí,  deberán abrir el "paso al noroeste" hasta el Pacífico, superando todos los obstáculos que se encuentren a su camino.

Dirección y reparto

Dirección:
King Vidor

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
Northwest Passage
Géneros:
Clásicos, Aventuras
Ver ficha:
IMDB
espivo

No apta para espectadores con pruritos morales retrospectivos: un indio es una fiera de otra especie, un adversario a abatir. No obstante, el ataque al poblado, una masacre genocida, elude mostrar imágenes de mujeres o niños, en una inverosímil ausencia: en 1940 tampoco veían ya las cosas como en 1760.
Un clásico de aventuras de otra época para su época.

En pocas películas de la breve historia del cine se tiene la sensación de un espíritu épico como en esta, la narración incluso en momentos tiene una dimensión bíblica, en concreto cuando llegan al Fuerte Wenworth, la cámara de Vidor se mueve con una libertad increible en un medio tan dificil como los bosques, ríos y pantanos.
Atentos al uso del color, al incluir una gama de verdes espectacular entonando los uniformes de los rangers con los colores de la vegetación.
Una obra maestra.

Aventuras clásicas narradas con gran ritmo y mitificadas al máximo, como no podía ser menos tratándose de una película americana de la época, ensalza los valores colonizadores con un Tracy a la cabeza inmenso como siempre.Desde luego, vista hoy, puede herir muchas sensibilidades políticamente correctas por la visión y el trato que se da a los indios norteamericanos.Pero qué quieren. La acción se desarrolla a mediados del siglo XVIII. No esperarán ustedes que los rangers de la época y todos los colonos en general, estuviesen por la labor de la integración cultural precisamente.Eran racistas, muy racistas y así nos lo muestra la película. Y como además es un canto a las gestas heroicas de los rangers, éstos son descritos como un dechado de compañerismo, lealtad y heroismo.Pero la aventura está muy bien narrada y cumple su cometido. Interesante.

(Editado)
7

"There’s a peculiar fascination in the unfolding of the historical narrative and adventure of the inspired band on the march to and from the Indian village. It’s a continual battle against natural hazards, possible sudden attacks by ambushing enemies, and a display of indomitable courage to drive through swamps and over mountains for days at a time without food. It’s grim and stark drama of those pioneers who blazed trails through the wilderness to make living in this country safe for their families and descendants."

Variety Staff de Variety