8,1

Noche en la Tierra

· 123min.

En un mismo momento en el Tiempo, cinco taxis, en los que se fuma recorren cinco ciudades diferentes del planeta.
No disponible en tu país

Sobre la película

Alabado tanto por el público como por la crítica, Jim Jarmusch se ha convertido en uno de los máximos exponentes del cine underground contemporáneo. Su estilo personal ha marcado gran parte de la historia del cine actual, que emula asiduamente su afán por contar pequeñas microhistorias dentro de grandes historias. Sus primeras obras cinematográficas presentan un nexo en común; el retrato ácido y emotivo de la figura del perdedor al margen de la sociedad, usando siempre como telón de fondo una estética decadente y experimental.

En un mismo momento en el Tiempo, cinco taxis, en los que se fuma recorren cinco ciudades diferentes del planeta. En los Ángeles, una directora de casting cree descubrir a su nueva estrella en la joven conductora que la lleva. En Nueva York, un hombre que quiere, volver a Brooklyn se ve obligado a sustituir en el volante al encargado Ruso del taxi. En parís, una ciega se convierte en la peor pesadilla de un profesional africano de la conducción. En Roma un taxista cree llegado el momento de confesarse al llevar a un cura. Y en Helsinki, un grupo de amigos descubre que el que lleva el coche tiene la historia más trágica de todos ellos. El mundo es así.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés

Más información

Título original:
Night on Earth
Género:
Comedia
Estreno en cines:
17/06/92
Recaudación: 475.950,87 €
Espectadores: 175.364
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

exe0097

Estupenda en verdad. Jarmusch consigue algo muy dificil en el cine, esto es convertir lo cotidiano en algo excepcional. Atrapa retazos de vida y les insufla ingenio, emoción, gracia... para que no despegar la vista de la pantalla ni un solo momento. Hay algo de otros grandes contadores de la condición humana, Tatí, Rohmer, Keaton, Kaurismaki... no por casualidad el episodio de Helsinki esta protagonizado por habituales del director finlandes. Todos los episodios son buenos, pero los de Nueva York y sobre todo el de Roma son inolvidables. Impagable Benigni matando de infarto cardiaco al obispo a base de relatos sexuales.

(Editado)

Película bastante original. Situaciones extrañas o, en algunos casos grotescas, que denotan soledad y desgracia y se tratan con comicidad. En las de París y Helsinki el taxista acaba contagiándose o identificándose con el conflicto personal del pasajero. Las mejores son las de New York y Roma.

Me ha encantado el primer episodio con las grandísimas Gena Rowlands y Winona Ryder, pero el resto de la película no está a la altura.
Las historias son aburridísimas y completamente prescindibles.
Recomiendo ver la primera media hora.

Como alguien ya ha dicho. ¡Cómo han cambiado las ciudades! En mi opinión, a peor.
Igual que el cine. Pocas películas de esta época resistirán el paso del tiempo como han hecho las de los años 90, incluso ganando interés con los años. Me ha parecido más interesante ahora que cuando la ví recién estrenada.
Ahora se lleva el cine de usar y tirar.

Curioso largometraje que une 5 historias que ocurren todas en una misma noche.
Las dos últimas están bastante bien y tiene alguna reflexión interesante, pero por lo general no tiene mucha cosa destacable. Un ritmo lento que hace que a veces pueda ser aburrido, y con algunos personajes no logras empatizar en ningún momento.

(Editado)
9

"Jarmusch essentially empties the streets for his night riders. The cities are lonely and look cold; even in L.A., "it gets dark early in the winter." His characters seem divorced from the ordinary society of their cities; they're loners and floaters. We sense they have more in common with one another than with the daytime inhabitants of their cities. And their cabs, hurtling through the deserted streets, are like couriers on a mission to nowhere."

Roger Ebert de Chicago Sun Times

8

"Hay episodios muy buenos -el de L.A. con Winona y el de N.Y.-, otro muy cómico -el de Roma-, otro insólito -el de París-"

Francisco Marinero de El País