7,9

No matarás

· 81min.

Varsovia. Un taxista está lavando su coche. Jacek, un joven campesino de mirada turbia vaga por la ciudad.
No disponible en tu país

Sobre la película

Varsovia. Un taxista está lavando su coche. Jacek, un joven campesino de mirada turbia vaga por la ciudad. Piotr, un estudiante de Derecho, se prepara para hacer su último examen. Sus destinos se cruzan cuando Jacek coge un taxi para ir a los suburbios de la ciudad, donde asesina brutalmente al taxista golpeándolo con una piedra. La policía lo detiene y es condenado a muerte a pesar de los esfuerzos de Piotr, que se encarga del caso.

Dirección y reparto

Dirección:
Krzysztof Kieslowski

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Polaco

Más información

Título original:
Krotki film o zabijaniu
Géneros:
Drama, Clásicos
País:
Polonia
Estreno en cines:
10/03/06
Recaudación: 15.794,30 €
Espectadores: 3.193
Ver ficha:
IMDB

Está un escalón por debajo de "No amarás". El director nos muestra un individuo que comete un acto criminal y luego posteriormente un estado que vuelve a cometer otro crimen contra el individuo como se narra textualmente "excluyéndolo de todos sus derechos como persona". Esto nos lleva a la reflexión de si un mayor castigo conlleva una reducción del delito. Muchos creen que si, pero la ley la crean los hombres, y éstos buscan( y en ello se basan los códigos penales) la venganza contra el criminal cumpliendo así la imagen social que se considera correcta como castigo, aunque esta se adorne con palabras bonitas como "reinserción". Como bien dice el reo poco antes de ser ejecutado: "Todos ahí fuera están contra mi."

(Editado)
jsinger

La historia de dos asesinatos, el delincuente criminal, i el Estado criminal... buen mensaje, bien expresado, bien calculado. Me encanta el filtro utilitzado en muchas tomas sobre Miroslaw Baka, que hace un papel destacado.

Kieslowski contruye un alegato contra la pena de muerte en la Varsovia previa a la caída del muro. Experimenta con filtros para retratar una sociedad sin pulso. Se podría decir que nos cuenta una fábula moral. Sus personajes son fríos, huidizos. Se pueden quebrar en cualquier momento. Romperse como una delicada porcelana china. Kieslowski también filosofa: ¿qué es el castigo? ¿para qué sirve la pena? ¿es posible la redención del reo?. Y responde con frases cortas o con visiones poéticas de una Polonia carcomida por el telón de acero. Para mi, todavía se encuentra lejos de su Trilogía: azul, rojo y blanco o de La Doble vida de Verónica. Otros, probablemente, dirán que en este film respira el Kieslowski más puro, aún no envenenado por la brillantez francesa. Me quedo con ese fogonazo en que el joven Jacek, en su vagabundeo por Varsovia, entra en una sala de cine y le pregunta a la taquillera: ¿Es buena la película? y ella le responde: No, aburrida.

(Editado)
9

"Un discurso de soberana lucidez, un filme imprescindible contra la pena de muerte y una lección de sobriedad narrativa al servicio de un discurso moral intachable."

Mirito Torreiro de El País