6,4

Nada más perfecto

· 87min.

Uno de los debuts más sorpredentes del año que explora la melancolía de la juventud a través de Maya, una joven de 16 años con tentaciones de suicidio.

Sobre la película

Disponible únicamente los días 6 y 11 de junio.

¿Cuanto más triste estoy más llamo la atención? En la pubertad de 2019, compartir tu tristeza en Instagram frente a miles (incluso millones) de desconocidos revela una insólita forma de intimidad que o bien nos hace sentirnos más comprendidos y acompañados o, al contrario, más solos y miserables. A esa cuestión se enfrenta la joven protagonista de este film, dirigido con gran lucidez por la debutante Teresa Hoerl, formada en Psicología, quien junto a la joven Lilia Herrmann y su conmovedora interpretación, entrega una de las óperas prima alemanas más sorprendentes de los últimos años.

La melancolía de la juventud excelentemente retratada a través de la historia de Maya, una joven de 16 años con tentaciones de suicidio. No le falta de nada en su vida, pero su tristeza parece infinita, sobre todo cuando se enfrenta a su primer amor y las cosas se tuercen. En un viaje familiar a Praga, la ciudad de la melancolía, planea sus fantasías suicidas en un vlog en directo en torno a notas de suicidio. La gran novedad del filme, su gran hallazgo dramático, es el modo en que la nueva juventud comparte su más absoluta intimidad a través de las redes.

Dirección y reparto

Dirección:
Teresa Hoerl

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Alemán • Subtítulos: Español

Más información

Título original:
Nothing More Perfect
Género:
Drama
País:
Alemania

Una temática interesante y bien contada. No me ha parecido en absoluto aburrida, la protagonista transmite muy bien, como lo que los demás puedan pensar puede llevar a un gran sufrimiento interior y la influencia de las redes sociales al más oscuro de los agujeros.

La vida de una joven adolescente, obligada a vivir con sus padres, y a salir con ellos es la ópera prima: Nada más perfecto’, de la realizadora: Teresa Hoerl. Vivir con tus padres, y que tu padre te atrape con el móvil en directo por redes sociales, es un tanto intimidante para esta joven retratada. La adolescente, como son todos los jóvenes a estas edades se siente insignificante e infeliz teniéndolo todo a su alcance. Las inseguridades, las virtudes y los defectos de los jóvenes de hoy en día, en el año: 2020. Es un trabajo especialmente destinado para los padres, con enseñanzas positivas y negativas de cómo poder encauzar la vida de sus hijos/as. La importancia de ponerse metas y objetivos claros en la vida, así como poder vivir en la libertad controlada’, y haciendo lo que realmente es correcto. Cinta muy aceptable, que se puede visionar.
CRITICA DE: JAVIER GARCIA -Revista LAS ESTRELLAS, Mis amigos-

Si la vida fuera sólo lo que muestra esta película, me suicidaría antes de llegar al final. Es incluso más triste de lo que aparenta. Más allá de la protagonista, entre las grietas de cada personaje y en el espejismo de una pantalla.
Lo bueno es que haber tenido 15 años en el 91 fue mucho mejor que haberlos vivido en el 19. Mucho más apasionante de lo que recordaba.

(Editado)