My father, my lord
My father, my lord
My father, my lord

My father, my lord

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

dirección

David Volach

País

Israel

Año de producción

2010

Género

Drama

Estreno en cines

19/11/10

Recaudación

26.430,84 €

Espectadores

4 094

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Instalado con su esposa y su hijo en una comunidad ultraortodoxa en Jerusalén, el Rabino Abraham dedica su vida al estudio de la Torah y de la ley judía. Su hijo, Menahem, está en la edad en la que vemos el mundo como un lugar de curiosidades, lleno de misterios y maravillas. No opone ninguna resistencia, pero sigue sin convicción a su padre que le guía por el camino estrecho y rígido que toman los hombres de fe. Pero la voluntad de Abraham de guiar a su hijo no es más que una mota de polvo en el universo. Por este motivo, durante las vacaciones a orillas del mar Muerto, la fe de Abraham se pondrá a prueba de manera un tanto brutal...

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

Preciosa pelIcula, acompañada de (salvo algun tema) muy buena musica, para acercarse a conocer un poquito la cultura judía y la rama ortodoxa de la religión.

Suave, sutil, penetrante.

Muy recomendable para todos aquellos que gocen con el cine espiritual.

10 diciembre 2018 (Editado)
6.0

" With the primordial clarity of fable, David Volach's astonishing debut feature recalls that most terrible of Jewish parables, Abraham's sacrifice of his son Isaac, but without the biblical last-minute reprieve. Set in a contemporary Israeli ultra-Orthodox community and thesped by a trio of magnificent actors, "My Father My Lord" unfolds in a self-enclosed universe blessed with fleeting epiphanies but overshadowed by immutable, incomprehensible laws. "

Ronnie Scheib de Variety

5.5

" A David Volach se le nota demasiado la voluntad de telegrafiar su mensaje -una puesta en cuestión de la figura del padre en el seno del integrismo judío-, pero lidia con tacto y elegancia con los golpes de efecto de su propuesta, esquivando las efusiones melodramáticas y la tentación de la gravedad para tantear un eficaz registro elegiaco en el momento culminante. "

Jordi Costa de El País